El narrador británico sustituye a Rebus por Malcolm Fox en su nuevo relato

El narrador británico sustituye a Rebus por Malcolm Fox en su nuevo relato

Los suburbios de la tierra donde nació el héroe independentista Rob Roy no huelen precisamente bien; por lo menos, esta sensación olfativa es la que desprende el cerebro de tinta y papel del creador del célebre inspector John Rebus. Envueltas en una atmósfera a lo tartan noir (binomio de palabras con el que los especialistas han bautizado a la nueva novela policiaca desarrollada en los contornos por los que paseó de niño Sean Connery), las obras del polifacético Ian Rankin (Cardendel, Fife, UK, 1960) no poseen la soltura deductiva de Sir Arthur Conan Doyle, ni el misterioso poso de podredumbre existencial de muchos de los títulos de Robert Louis Stevenson, ni la elegancia épica de Walter Scott, ni siquiera el ácido corrosivo de la prosa de laboratorio clandestino de Irvine Welsh; pero lo que sí concitan es humanidad distinguible, tramas de coherencia y verosimilitud sorprendentes, y reflexiones de ropa prestada; ancladas más en el ecosistema británico del pasado siglo XX que en el paisajismo binario de la presente centuria.

John Rebus sigue siendo el personaje más famoso en su extensa producción

John Rebus sigue siendo el personaje más famoso en su extensa producción

Cerca de una veintena de libros con el cáustico y sobrio John Rebus como protagonista había llenado la mochila de este escritor con el peso insalvable de un legado sin capacidad de reciclaje renovador; algo que el literato de más allá del Muro de Adriano necesitaba recuperar de manera especial, sin importarle en demasía las dictaduras de la mercadotecnia y la seguridad editorial. Probablemente, por motivos semejantes, el relato aparecido recientemente en las librerías anglosajonas apadrinado por la firma de Rankin esté reservado a la segunda aventura literaria de Malcom Fox (señor con una senda en la ficción aún por definir).

Cerca de dos decenas de libros con Rebus es mucho material incluso para Rankin

Cerca de dos decenas de libros con Rebus es mucho material incluso para Rankin

El mencionado inspector de Edimburgo, perteneciente al cuerpo de asuntos internos, se enfrenta a toda la burocracia policial en los capítulos de The Impossible Dead, que tendrá su traducción al español en breve. A través de esta esperada continuación de Internal Affairs (2009), el lector se reencuentra en el libro con este hombre de valentía sobrada y amante de su trabajo, en la difícil época de 1985. En ese tiempo, los desórdenes relativos a los agentes de la ley de Reino Unido se hicieron frecuentes, con amenazas terroristas incluidas. Este dato constatable en las hemerotecas sirve al narrador y caballero de la Orden del Imperio desde 2002 para montar un argumento en el que Fox realiza sus investigaciones en la comisaría de Fife, sobre las actividades delictivas de su compañero de profesión Paul Carter.

Ian Rankin es uno de los máximos representantes del género denominado "tartan noir"

Ian Rankin es uno de los máximos representantes del género denominado "tartan noir"

Un brutal asesinato, con implicación policial y ocultación posterior del arma homicida, compone los vértices por los que transita este volumen, con el que el responsable de la imaginativa Blood Hunt planifica un laberinto de giros sorprendentes hacia los bajos fondos de su país natal; un cosmos en el que la delincuencia está a la orden del día, y en el que las apariencias son simples pretextos para descubrir la cara oculta de una sociedad corrupta a nivel planetario (muchos de los seguidores del nacido en Cardendel comparan sus obras con las del norteamericano James Ellroy).

Sus relatos suelen reflejar el mundo de la corrupción en todos los ámbitos sociales

Sus relatos suelen reflejar el mundo de la corrupción en todos los ámbitos sociales

Ningún poso romántico o gótico trasciende de las palabras y diálogos ideaos por Ian Rankin, ya que la Escocia que desvela sus anhelos literarios tiene que ver con los extrarradios de marginación (ya sea en la zona de St. Leonard’s como en la de Fife), de edulcorantes vitales en las venas, de trapicheos en las sombras, de maletines robados… Lo que hace que sus textos se alejen voluntariamente de la otrora patria de los recios highlanders, los castillos milenarios y las batallas con el kilt al viento. El interés que reside en la pluma del escritor se centra, desde la primera frase de cada una de sus páginas, en situar la acción con los mínimos alicientes de escapismo respecto a la cruda realidad que describe: un universo de maldad reinante en el que las ciudades se hermanan, y donde triunfa el lenguaje de la violencia callejera.

En "The Impossible Dead", la trama viaja a 1985

En "The Impossible Dead", la trama viaja a 1985

En poco se diferencian (salvo en las latitudes geográficas y en algunos apuntes de comportamiento cultural) el Fife retratado en The Impossible Dead con Los Ángeles de cualquier historia de Michael Connelly. Una aseveración así da para pensar sobre la progresiva homogeneización de este planeta azul; aunque el ansia por universalizar las actitudes reprobables se haya convertido en una moneda de cambio demasiado demandada en esa civilización que ahoga las diferencias, como si ser distinto fuera siempre malo y denunciable en medio de la aglutinadora masa bautizada como era de la tecnología y el edén de los sueños químicos.

Existen rumores que hablan sobre la posibilidad de que Rainkin pruebe con el cómic, algo que ya hizo en su juventud

Existen rumores que hablan sobre la posibilidad de que Rainkin pruebe con el cómic, algo que ya hizo en su juventud

Más información en http://www.ianrankin.net