Eli Roth consigue, después de casi dos años desde su grabación original, que The Green Inferno pueda ser vista en la nación de las barras y estrellas. El filme es una crónica bastante espeluznante, sobre una tribu que devora a varios occidentales.

Eli Roth recibió el favor de los espectadores cuando exhibió "The Green Inferno" en el Festival de Sitges

Eli Roth recibió el favor de los espectadores cuando exhibió “The Green Inferno” en el Festival de Sitges

Entre Perú y Chile, los caníbales acechan a un grupo de aventureros que huyen de la gran ciudad. Allí, oculto por los altos troncos de la selva amazónica, el pueblo antropófago ideado por el responsable de Hostel espera a sus víctimas, animado por el único propósito de engrosar la despensa con ellos.

Este es el hilo argumental de The Green Inferno: el filme dirigido por Eli Roth, que pronto verá la luz verde en las salas estadounidenses, después de tirarse más de dos años en la reserva, por culpa de sus polémicas imágenes y su exceso de violencia gore.

Eli Roth sometió a la actriz Lorenza Izzo (en la foto) a un rodaje especialmente duro y arriesgado

Eli Roth sometió a la actriz Lorenza Izzo (en la foto) a un rodaje especialmente duro y arriesgado

ELI ROTH Y SUS PECULIARES OBSESIONES

De estilo identificable, el cine cosechado por ER hace del exceso truculento una de sus normas más visibles. Así ha sido desde los inicios de este cineasta norteamericano hermanado con Rob Zombi, al que le suelen ir los mundos retorcidos y las tramas tamizadas por el gusto charcutero. No obstante, la última película del creador yanqui rompe un poco el mencionado denominador común. Knock Knock es el largometraje más reciente de Mr. Roth; y en él, Keanu Reeves vive una pasión erótica y masoquista a dos bandas, con las explosivas Lorenza Izzo (esposa del director) y la española Ana de Armas.

Eli Roth homenajea en el filme a la polémica cinta ochentera "Holocausto caníbal"

Eli Roth homenajea en el filme a la polémica cinta ochentera “Holocausto caníbal”

Sin embargo, el caso de The Green Inferno es muy distinto. Gestada a partir de las obsesiones cinéfilas de Eli hacia Holocausto caníbal (Ruggero Deodato, 1980), la cinta no se priva de sus buenas dosis de hemoglobina, vísceras, carne quemada y mordiscos asesinos. Todo ello regado con el macabro sentido del humor de alguien que lleva en las venas el gore más encendido de los setenta y parte de los ochenta.

El guion elaborado por el propio Roth y el uruguayo Guillermo Amoedo está concebido para perturbar la conciencia de los espectadores que asisten a la proyección, aunque el punto de partida sea bastante más honesto que el de la citada obra de Deodato. Para empezar, en El infierno verde queda bien explícito que los hechos mostrados no están tomados de la realidad, y que el conjunto de las escenas son mera ficción. Aspecto sustancial al que se suma el que los protagonistas no exhiban actitudes tan depravadas como hacían los documentalistas de Holocausto caníbal.

Eli Roth se trasladó a Perú y a Chile para encontrar los exteriores de la película

Eli Roth se trasladó a Perú y a Chile para encontrar los exteriores de la película

Sin embargo, cuando comienza la vorágine caníbal, las coincidencias entre ambos largos se hacen más que evidentes. Un ascenso de adrenalina que se trasladó a lo arriesgado del rodaje. Según la actriz principal –Lorenza Izzo-, el escarpado terreno y las inclemencias temporales provocaron -entre varios incidentes- que la intérprete y otros miembros del equipo estuvieran a punto de perder la vida en las secuencias más complicadas.

Agresiva, estremecedora, inquietante y muy sanguinaria; The Green Inferno estará a disposición del público made in USA después de su paso por festivales como el de Sitges. Al final, los obstáculos para la exhibición abierta parecen haber sido felizmente salvados por la unión de Blumhouse Productions, Universal Studios y High Top Releasing. Algo que todavía no puede asegurar Beyond the Green: la secuela de la movie, que tiene como director a Nicolás López.

"The Green Inferno" ya tiene una secuela en marcha, aunque Eli Roth ya no estará al frente de ella

“The Green Inferno” ya tiene una secuela en marcha, aunque Eli Roth ya no está al frente de ella

Tráiler oficial de The Green Inferno

Nicole Kidman toma el Noël Coward Theatre de Londres, para hallar una reproducción positivada del código genético humano. Michael Grandage dirige los impulsos científicos de la actriz, en Photograph 51.

Nicole Kidman es Rosalind Franklin en "Photograph 51"

Nicole Kidman es Rosalind Franklin, en “Photograph 51”

Buenos augurios se escuchan entre las brujas de Macbeth, cuando se les pregunta por la temporada teatral de 2015 -2016 en la urbe regada por el Támesis. No hace mucho, Benedict Cumberbatch colgaba el cartel de localidades agotadas con su Hamlet con aroma a fotograma triunfalista, desde la misma gestación del proyecto. Por su parte, Kenneth Branagh también se ha unido a la celebración escénica con su nueva compañía, en la que se incluyen nombres tan conocidos como el de Judi Dench.

Dentro de ese panorama de fusión del vivo y en directo con la iconografía cinematográfica que plantea la metrópoli de Reino Unido, Nicole Kidman no ha podido resistirse a la moda profesional de sus mencionados colegas; y desembarca en la capital británica como protagonista absoluta de un texto que encierra emoción, drama individual, denuncia social y tenacidad oculta, narrado entre radioactividad y materiales de alto riesgo para la salud.

Nicole Kidman vuelve a los escenarios londinenses tras diecisiete años de ausencia

Nicole Kidman vuelve a los escenarios londinenses, tras diecisiete años de ausencia

Photograph 51, pieza escrita por la autora Anna Ziegler, es el título de esta esforzada recreación, que la actriz nacida en Honolulu defiende en el Noël Coward Theatre desde el pasado 5 de septiembre.

NICOLE KIDMAN SE MUEVE CON TUBOS DE ENSAYO Y PLACAS DE IMPRESIÓN

Pocos pensaban que la antigua pareja de Tom Cruise se atrevería tan pronto con un trabajo delante del público, sobre todo después de la frialdad con que fue recibida su caracterización en The Blue Room, efectuada en el circuito neoyorquino de Off Boadway. Pero la oscarizada mujer educada en Oceanía acredita un temple interpretativo de primer nivel, y Londres es un lugar muy diferente al de la Gran Manzana, con gustos muy alejados de los aficionados norteamericanos.

Nicole Kidman ha conseguido excelentes críticas con su interpretación de la investigadora

Nicole Kidman ha conseguido excelentes críticas con su interpretación de la investigadora

A tenor de los comentarios especializados, Photograph 51 ha generado hasta el momento más halagos que ataques, y la estrella de Las horas destaca por la entereza con que asume cada uno de los obstáculos del libreto; llegando a alzar la calidad de su dicción en escenas tan complicadas como la del largo monólogo de su personaje. Un ejercicio para el que Nicole ha debido recurrir a sus indudables dotes, para modificar el acento autóctono por el del inglés de timbre académico.

Ante semejantes esfuerzos, es bueno conjeturar que la actriz de Stoker ha superado la dura prueba de los estrenos en las exigentes plazas europeas. Y lo ha hecho con un papel de hechuras dramáticas, como es el de la investigadora del King’s College llamada Rosalind Franklin. Esta fémina tiene entre sus méritos haber sido la principal causante de los avances en determinar la estructura del ADN; ya que sus experimentos con rayos X consiguieron extraer la primera imagen válida la cadena de cromosomas que comparten los hombres, las mujeres y los niños.

Nicole Kidman se mostró muy emocionada con el proyecto desde la gestación del mismo

Nicole Kidman se mostró muy emocionada con el proyecto desde la gestación del mismo

Sin embargo, la sociedad machista de la época (comienzos de la década de los cincuenta) y la malsana competitividad de algunos sus colegas hicieron que los logros de Franklin quedaran silenciados por el divismo de otros. En este sentido, es más que injusta su no inclusión en el Premio Nobel que se llevaron James Watson, Francis Crick y Maurice Wilkins en 1962, por sus aportaciones a un campo que la hija del político judío había sustentado desde la soledad de su laboratorio. Aunque, en caso de la concesión del ansiado galardón, este habría llegado demasiado tarde; ya que Rosalind falleció en 1958 -a los treinta y siete años-, víctima de un cáncer de ovarios.

Rosalind Franklin no alcanzó en vida el reconocimiento por su hazaña científica

Rosalind Franklin no alcanzó en vida el reconocimiento por su hazaña científica

La sobriedad del escenario contrasta con la brillantez de la mirada azul de Kidman cuando esta la enfoca hacia el patio de butacas, para arrancar el intenso dolor de la dama de bata blanca y esqueleto de pionera a la que presta su espigada figura. Enfrentamiento pasional y sincero en el que la estrella de Australia obtiene la réplica del activo elenco, compuesto por Patrick Kennedy (Don Caspar), Will Attenborough (Watson), Edward Bennett (Crick), Joshua Silver (Franklin) y Stephen Campbell Moore (Wilkins).

Teaser/tráiler de Photograph 51, por Delfont Mackintosh

Más información, entradas y horarios en

http://www.noelcowardtheatre.co.uk

Ai Weiwei acude a la urbe del Támesis para mostrar sus trabajos más comprometidos, tiempo después de haber alfombrado el suelo de la Tate Modern con pipas de porcelana. La Royal Academy of Arts acoge desde el próximo 19 de septiembre la mayor exhibición en solitario del creador chino en la capital británica.

Ai Weiwei escoge un conjunto de sus obras más reivindicativas en la Royal Academy of Arts

Ai Weiwei expone sus obras más reivindicativas en la Royal Academy of Arts

No pienses que alguien puede pararme”. Estas palabras, pronunciadas por Ai Weiwei en un momento a lo largo de sus problemas con el gobierno de su país, sirven -junto a otras- de eslogan para el vídeo promocional preparado por la RA, con el que el centro invita a los aficionados a una de esas citas necesarias para comprender el poder activo de las instalaciones, la fuerza contundente de las fotografías, la rabia revolucionaria de los plintos y las reclamaciones plásticas en pos de la justicia para los más débiles.

Todas esas sensaciones, y algunas más, conforman los ingredientes con los que el hijo del poeta Ai Quing ha horneado cada una de las piezas y propuestas, que ocupan la institución censada en la céntrica zona de Piccadilly. Un conjunto vivo y poliédrico, que encierra mensajes cortantes contra las mordazas impuestas por las censuras dictatoriales, y que adquiere la dignidad de los inocentes a través de los 5.000 nombres con los que el artista nacido en Pekín recuerda a los niños muertos en el terremoto de Sichuan, ocurrido en 2008.

AI WEIWEI RECLAMA LA ACTITUD DE LA RESISTENCIA

Los escombros de ahora se transforman en las recordadas pipas dentro de la estela expositiva del heredero de Marcel Duchamp y Joseph Beyus. Amontonados en el silencio del horror y sujetos a los actos criminales, los cascotes de la antigua y desconocida escuela infantil de Sichuan ahogan gritos de dolor ante los ojos de los visitantes, amortiguados con los figurados cantos de los pequeños que perdieron la vida por culpa –según Weiwei– de los materiales de baja calidad empleados en su construcción. Este tema se puede considerar como uno de los hilos conductores de la muestra, para la que el polifacético autor del disco The Divine Comedy ha diseñado un número elevado de crisantemos de distintos colores, con los que honra la memoria de esos estudiantes masacrados por el trágico seísmo.

Fruto de su campaña para denunciar a los verdaderos culpables de ese asesinato indirecto, el antiguo colaborador de Herzog & de Meuron en la construcción del Estadio Nacional de Pekín sufrió la persecución de las autoridades de su tierra, con progresivas detenciones sin mayor explicación mediática que el de amordazar su lenguaje universal. Y, precisamente, ese es el otro gran argumento de la exposición; el cual queda escenificado con instalaciones tan espeluznantes como Sacred (concretada en una caja de acero con ventanas, a través de las que se puede ver a Weiwei en la celda donde estuvo retenido en 2011, siempre vigilado por los guardias del centro).

Dentro de ese esquema de juego, el conceptualismo al que aspira el escultor, pintor, fotógrafo y cineasta funciona motivado por la espectacularidad de sus propuestas, y por el componente de identificación social que es capaz de desbordar. Características en las que se integran de lleno los 3.000 cangrejos manufacturados individualmente, con los que el capitalino ataca la censura en toda su extensión y dobles sentidos; o el mapa de China elaborado con maderas recicladas, que se extiende por la superficie de la Royal Academy como un bloque de acusaciones nostálgicas y necesarias.

El Arte es actitud”, asegura Ai Weiwei. Cuatro palabras que, cuando los asistentes pasean entre los árboles de su bosque diseñado expresamente para esta exhibición, parecen adquirir la savia vitalista de este señor oriental con espíritu rebelde, eterno enemigo de las cadenas.

En ese contexto de batallas contra los elementos es donde se hace fuerte el Arte del hijo del poeta; como una barricada de inspiraciones libertarias.

Más información en

http://www.aiweiwei.com

Duran Duran, el cuarteto inglés que empapeló las carpetas de los adolescentes ochenteros, regresa a la actualidad musical con un disco cargado de declaraciones veladas, donde predominan los ritmos electrónicos y el pop contagioso.

Duran Duran introducen su ADN ochentero en el siglo XXI con "Paper Gods"

Duran Duran introducen su ADN ochentero en el siglo XXI, con “Paper Gods”

Los hits atronadores, más que las obras compactas de los álbumes narrativos, configuran la extraordinaria carrera de la banda de Birmingham, liderada por Simon Le Bon y John Taylor. A tenor del currículo que acreditan, es fácil asegurar que la New Age y el movimiento New Romantic no habrían sido los mismos sin canciones del tronío multitudinario como Planet Earth, Wild Boys, Ordinary World o The Reflex. Pero los tiempos cambian, y el grupo isleño ha sabido rescatar sus esencias con ritmos adquiridos en el tercer milenio; apadrinados por artistas que casi no habían nacido en la gloriosa década en que imperaron Duran Duran.

Paper Gods (Warner Bros. Music) entra de lleno en ese deseo expreso por acercarse a las generaciones de todo signo y condición, enarbolado por Le Bon y sus colegas. A tal efecto, los cuatro súbditos de Isabel II han esculpido un conjunto de surcos vitaminados con la chispa de las pistas de baile. Un salón de sinfonías aromáticas en el que hay sitio para el house de miradas nostálgicas, la disc-fever de clubs extinguidos por las llamas de la lujuria y el pop sencillo y pegadizo marca de la casa.

Duran Duran han limado sus temas con la producción de Mr. Hudson, Nile Rodgers y Mark Robson

Duran Duran han limado sus temas con la producción de Mr. Hudson, Nile Rodgers y Mark Robson

DURAN DURAN SIENTAN CÁTEDRA

Por los cortes que componen este decimocuarto trabajo de Le Bon, Taylor, Nick Rhodes y Roger Taylor parece que los que integrantes de DD no son unos tipos que ya pasan de los cincuenta aniversarios. En la garganta Simon sigue reinando el pulso nervioso de siempre (más activo que de buscada perfección), mientras que las guitarras de John Taylor aún arrancan suspiros de emoción comercial. Sin olvidar la perseverancia anti-age de los teclados de Nick Rhodes y las baquetas de Roger Taylor.

Duran Duran no dudan en regalar a sus a seguidores lo que estos les demandan; es decir, momentos de diversión sin reflexiones especialmente sesudas, o sacadas de los contextos discotequeros. Esto hace que Paper Gods se convierta en una fiesta de principio a fin, a la que se unen sin reservas invitados de lujo, como la canadiense Kiesza (Last Night in the City), la mediática actriz Lindsay Lohan (Danceophobia), el metálico John Frusciante (What Are the Chances?), la ingeniosa Janelle Monáe (Pressure Off)  y el rítmico Jonas Bjerre (Change the Skyline), entre otros personajes vip.

Duran Duran aún reivindican el fenómeno fan

Duran Duran aún reivindican el fenómeno fan

Mención aparte merece la trabajada portada del álbum, elaborada con esmero y cromatismo a lo Andy Warhol por Alex Israel. El excelente dibujante reúne elementos de la historia de la banda, a través de algunos de sus vinilos más famosos. De esta manera, aparecen los labios que Patrick Nagel imaginó para la chica sonriente de Rio; la copa de champán de Girls on Film; el felino de Seven and the Ragged Tiger; el helado de Perfect Day; o el teléfono rosa de Rio. Un paseo por la obsesión icónica de los de Birmingham, que define con precisión la filosofía rectora de los muchachos de New Moon on Monday.

Tras escuchar Paper Gods, muchos pensarán que Duran Duran adolecen de letras especialmente demoledoras; pero los boys que tomaron su nombre del Doctor Durand Durand, de la película Barbarella, nunca han ido por el palo de las revoluciones creativas. Ellos son más de la escuela evasiva de James Bond (para el que compusieron el más que resaltable tema A View To A Kill), y del glamour de vídeos plagados de modelos con caché millonario (inolvidables son las relaciones audiovisuales que mantuvieron con Cindy Crawford, Naomi Campbell, Eva Herzigova y Helena Christensen).

Pese a la pegada de "Paper Gods", el recuerdo de "Rio" aún persiste en la memoria de los aficionados

Pese a la pegada de “Paper Gods”, el recuerdo de “Rio” aún persiste en la memoria de los aficionados

Simon Le Bon se refirió recientemente a este decimocuarto trabajo como una obra en la que ha primado el compromiso. Característica que la banda esgrimió con decisión durante sus actuaciones en el pasado Sónar de Barcelona, y que sin duda escenificarán una vez más (y las que haga falta) en su cita del 8 de diciembre en el O2 londinense.

Los compositores de The Union of the Snake no son de los que se lamentan peinando canas al borde de la jubilación; ellos quieren más, y seguir engrosando su leyenda. Por eso, Duran Duran tienen la guerra declarada al retiro voluntario.

Duran Duran actuarán en el mes de diciembre en el O2 londinense

Duran Duran actuarán en el mes de diciembre en el O2 londinense

Audio del tema Pressure Off, con Duran Duran, Nile Rodgers y Janelle Monáe

Más información en

http.//www.duranduran.com

Russell Crowe coincide nuevamente con Kim Bassinger, su antigua compañera a lo Veronica Lake de L.A. Confidential, en un thriller policíaco con muchas balas volando.

Russell Crowe (delante del coche en la foto) comenzó el rodaje de "The Nice Guys" en el otoño de 2014

Russell Crowe (delante del coche en la foto) comenzó el rodaje de “The Nice Guys” en el otoño de 2014

Las oscuras tramas relacionadas con el crimen y el sexo en las altas esferas vuelven a unir a las estrellas de Gladiator y Análisis final, después de  casi veinte años de sus caracterizaciones como el rudo Bud White y la espectacular Lynn Bracken en L.A. Confidential. Mucho han cambiado las cosas desde entonces. Para empezar, la sex symbol rubia que se dejaba puesto el sombrero en Nueve semanas y media ya no copa portadas en las revistas; mientras que el neozelandés ha dejado su vena macarra y chulesca, por una actitud más sensata y creativa.

Pero tampoco tienen mucho que ver las coordenadas argumentales y narrativas de la premiada L.A. Confidential, con el guion a medio camino entre Gangster Squad y Lipstick que diseña The Nice Guys.

La obra de Shane Black (Iron Man 3) arranca con el asesinato de una actriz porno en horas bajas. Los agentes de la ley archivan el caso como suicidio, pero la tía de la pasional dama no cree que la verdad sea esa. Sin posibilidades de convencer a los hombres de azul para continúen con la investigación, la señora acude a un par de detectives con espolones de alcohol, para que la ayuden a resolver un misterio que tiene visos de conspiración peligrosa.

Russell Crowe, al lado de Kim Bassinger en una escena de "L.A. Confidential"

Russell Crowe, al lado de Kim Bassinger en una escena de “L.A. Confidential”

RUSSELL CROWE, RYAN GOSLING Y MATT BOMER EN BUSCA DE PISTAS

Los Estados Unidos en los años setenta, cuando la industria del porno comenzaba a obtener beneficios realmente sorprendentes entre el público medio, es el marco escogido por Black para ambientar la historia de este filme cargado de acción y adrenalina. Al lado del casi debutante Anthony Bagarozzi, el responsable de Kiss Kiss Bang Bang despliega un libreto con múltiples lecturas, el cual toma su vitamina escénica de parte de los clásicos del cine negro de hornada más reciente, como La brigada del sombrero y Los intocables.

Una aventura que inició su rodaje en otoño de 2014 en la ciudad de Atlanta, avalada por el impulso financiero de Joel Silver, y con la fortaleza que da el disponer de un reparto que bien parece el ansiado póker de ases de una timba hollywoodiense.

Ryan Gosling interpreta al compañero de Russell Crowe en "The Nice Guys"

Ryan Gosling interpreta al compañero de Russell Crowe en “The Nice Guys”

Como referentes de esa metafórica jugada de cartas, se encuentran dos intérpretes sumamente intuitivos y de inteligencia visceral, como el neozelandés Russell Crowe y el canadiense Ryan Gosling. Ellos son Jackson Healy y Holland March, un par de detectives machacados en el cuadrilátero de las existencias difíciles. Tendentes a las elevadas gradaciones etílicas y a los callejones sin farolas, estos individuos son de los que no ceden ante las presiones de los poderosos; algo que les convierte en sumamente incómodos para ciertos personajes de la esfera vip, deseosos de esconder la realidad más sórdida bajo las alfombras del silencio institucional.

Crowe y Gosling son los encargados de aportar la gasolina al motor del largometraje, pero no son los únicos que tienen un peso específico en la trama; ya que dentro del esquema dramático, Shane Black también pone en movimiento la presencia beneficiosa del emergente Matt Bomer (el protagonista de la serie Ladrón de guante blanco); aparte de la seductora aura que acredita la singular Kim Bassinger.

Matt Bomer también participa en el filme

Matt Bomer también participa en el filme

The Nice Guys no comenzará su andadura por las salas del planeta hasta 2016. Cuando eso ocurra, los intérpretes de los recordados Bud White y Lynn Bracken volverán a verse las caras con algunas arrugas de más, además de con identidades y destinos diferentes a los imaginados por Curtis Hanson y James Ellroy.

El director y guionista Shane Black estrenó hace poco "Iron Man 3"

El director y guionista Shane Black estrenó hace poco “Iron Man 3”

Más información en

http://www.imdb.com