La cantante inglesa edita un CD en el que la nieve es la protagonista

La cantante inglesa edita un CD en el que la nieve es la protagonista

La voz de viento y timbales de esta veterana letrista de Kent siempre regresará a Cumbres Borrascosas, con el gitano Heathcliff y Catherine Earnshaw amándose entre las brumas de los páramos de York. No en vano, la carrera de la estrella del mimo y la danza –también musa nunca declarada de una new age ecléctica y sorprendente- se forjó en torno al campaneo romántico del tema Wuthering Heights: trova fantasmal y gótica que la londinense grabó cuando vestía los ropajes de joven rebelde de la escena británica; allá por 1978.

"50 Words For Snow" sale al mercado unos meses después de "Director's Cut"/ Photo Credits: Kate Bush website

"50 Words For Snow" sale al mercado unos meses después de "Director's Cut"/ Photo Credits: Kate Bush website

Más de tres décadas han transcurrido desde la gesta de la mencionada grabación, pero Kate Bush no ha perdido ni un ápice de su talento y capacidad sonora. Muy al contrario, la tersura de un timbre sigue en continuo estado de versatilidad interpretativa, de tonalidades marcadas por la experimentación a herida rasgada, sangre creativa en la que siempre ha sumido su carrera esta especial estrella del canto veriginoso.

Siete temas componen el álbum, que fue presentado el pasado 21 de noviembre/ Photo Credits: Kate Bush website

Siete temas componen el álbum, que fue presentado el pasado 21 de noviembre/ Photo Credits: Kate Bush website

Casi seis meses después de la salida al mercado de Director’s Cut, un CD en el que Kate versionaba algunas de sus composiciones preferidas incluidas en sus álbumes The Sensual World (1989) y en el incomprendido y maltratado The Red Shoes (1993); los fans de la escritora -junto a Peter Gabriel– de la popular balada Don’t Give Up (1987) tienen la oportunidad de resarcirse de los 12 años de silencio mantenidos a finales de los noventa y principios del 2000 –hasta la salida en 2005 de Aerial-; algo propiciado por la diseñadora del recordado Hounds Of Love con un segundo trabajo casi consecutivo, titulado sugerentemente 50 Words For Snow.

El trabajo se completa con un cortometraje de animación obra de la propia Bush/ Photo Credits: Kate Bush website

El trabajo se completa con un cortometraje de animación obra de la propia Bush/ Photo Credits: Kate Bush website

El hilo invernal común, de caída constante de nieve helada como secuencia persistente de muñecos destinados a derretirse y jornadas frente a chimeneas humeantes, enlaza el lirismo desbordado en los siete tracks reunidos en este disco.

Entre los colaboradores se encuentra el actor Stephen Fry/ Photo Credits: Kate Bush website

Entre los colaboradores se encuentra el actor Stephen Fry/ Photo Credits: Kate Bush website

Colaboraciones como la del actor Stephen Fry (que presta su potente calidad discursiva para escenificar un monólogo somnoliento, en la song que dota de nombre al LP) y de amigos habituales en la estela profesional de Bush dan el toque sensible a un trabajo en el que lo emocional sustituye a lo meramente revolucionario; bandera con la que la capitalina arropó la mayoría de sus obras anteriores, a través de letras encendidas y mordaces críticas a la sociedad de su tiempo. No obstante, el ánimo batallador, mucho más nostálgico que antaño, se deja sentir en los acordes revitalizadores de Lake Tahoe, Snow Flake, Wild Man o Snowed In At Wheeler Street.

La artista siempre ha mantenido un espíritu ajeno a los encasillamientos/ Photo Credits: Kate Bush website

La artista siempre ha mantenido un espíritu ajeno a los encasillamientos/ Photo Credits: Kate Bush website

Autodidacta en un sentido casi renacentista, la pop star de cincuenta y tres primaveras acompaña la elaboración de 50 Words For Snow con una pieza de animación (Mistraldespair) en la que exhibe parte de sus sueños y pesadillas antes de Navidad; aparte de su interés por los fotogramas en movimiento y los soportes multimedia, para sustentar la implantación de sus pentagramas en este siglo XXI. Se puede decir, sin ánimo a cometer un equívoco supremo, que los anhelos artísticos de la vocalista británica siempre han estado ligados a la incorporación de elementos de riesgo añadido, virtud que ha sumido su música en una vitalista espiral en continuo estado de alarma.

El CD guarda cierta nostalgia y es más relajado de lo habitual en la vocalista de Kent/ Photo Credits: Kate Bush website

El CD guarda cierta nostalgia y es más relajado de lo habitual en la vocalista de Kent/ Photo Credits: Kate Bush website

De esta manera, quien conozca algo de la existencia sonora de la muchacha de Running Up That Hill no se mostrará sorprendido ante la vena experimental de esta chica, que fue descubierta en plena adolescencia por David Gilmour (el componente de Pink Floyd). En ella, la necesidad de ir más allá de lo mainstream, o de lo establecido por la mercadotecnia, alberga la sabiduría adquirida tras una completa formación en piano, violín, mímica, danza y artes escénicas. Todo ello ha dado como resultado un puzle curricular con diez discos de estudio, en los que la nacida en Kent da rienda suelta a influencias tan diversas como el rock sinfónico de perfección melódica, el punk de rabia incontrolable, el clasicismo de toques orquestales, el folk de tradicionalismo celta, el orientalismo de exótico corte minimal, el reggae de playas soleadas y el pop de ventas millonarias.

La autora de la recordada "Wuthering Heights" cumple ya más de treinta años de carrera/ Photo Credits: Kate Bush website

La autora de la recordada "Wuthering Heights" cumple ya más de treinta años de carrera/ Photo Credits: Kate Bush website

50 Words For Snow se cierra con el metafórico y concluyente Among Angels. Toda una declaración de intenciones de un icono del underground tamizado por grandes sellos (como EMI Music y Columbia Records): una dama de las denuncias de vidrio, poeta antibelicista y humana de versos que corea en las ondas con determinación y salvajismo sin par. Estar entre ángeles debe ser para ella como alejarse del infierno de la incomprensión; aunque nunca haya buscado el entendimiento simplista de las masas amorfas.

Los seguidores de Bush esperan poder disfutar nuevamente de sus intensos directos/ Photo Credits: Kate Bush website

Los seguidores de Bush esperan poder disfutar nuevamente de sus intensos directos/ Photo Credits: Kate Bush website

Más información en http://www.katebush.com