Simple Minds editan “Big Music” (Sony): el decimosexto álbum de estudio del quinteto de Glasgow. Una obra que exhibe el envidiable estado creativo de Jim Kerr y de sus muchachos, quienes se atreven incluso con una versión de “Riders On The Storm“, de The Doors.

Simple Minds regresan a la actualidad cinco años después de "Graffiti Soul"

Simple Minds regresan a la actualidad cinco años después de “Graffiti Soul”

Viajar atrás en el tiempo con la ayuda de un sencillo compacto de metal, sin luces ni circuitos extra de por medio.

Al adentrar los tímpanos en un cuadro de Dorian Gray hecho con pinceladas auditivas, los sonidos de la banda liderada por Jim Kerr se convierten en ecos de épocas pasadas, jornadas de cerveza a granel y creatividad hasta en las hombreras que mantuvieron a Gran Bretaña en la cúspide de la innovación musical.

Simple Minds han sabido resistir los agarrotamientos comerciales y las embestidas de los vientos traicioneros, a lo largo de su existencia de más de tres décadas. Y lo han conseguido con una apostura siempre presa de sus raíces artísticas, nunca vendida a la alienación sin identidad de los productos fagocitados por la industria de los hits atronadores.

No es que los cinco escoceses huyeran del éxito multitudinario (a nadie se le escapan pelotazos masivos como “Alive And Kicking” y “Belfast Child“), pero incluso en los acordes y notas ensalzadas de esos himnos populares se puede localizar el reposo de la reflexión; el pulso de las canciones esculpidas con los materiales nobles de las líricas inspiradas.

Simple Minds muestran en "Big Music" que aún mantienen su capacidad intacta para defender su estilo/ Photo Credits: simpleminds.com

Simple Minds muestran en “Big Music” que aún mantienen la capacidad intacta para defender su estilo/ Photo Credits: simpleminds.com

Así, imperturbable en su estilo de urbanidades enfermizas (en muchas ocasiones coincidente en musas con los inolvidables New Order), el quinteto isleño lanza al mercado el decimosexto álbum de su carrera: “Big Music” (Sony). Una obra impregnada con el ADN de los autores de la banda sonora de “The Breakfast Club“, que vierte su savia heredada de un ahora irreconocible punk norteño a través de doce tracks, los cuales contagian rápidamente la fuerza de sus surcos y su paisajismo de pentagrama.

SIMPLE MINDS ENGRANDECEN EL MESTIZAJE

Los cortes que diseñan el último disco de los compatriotas de Walter Scott exhiben la actualidad casi esotérica de un grupo que sigue su senda con un uniforme de gala. Prenda rematada con los hilos del rock atmosférico, el pop de profundidades elitistas, la new age de contorsiones individualizadas y la electrónica con el sello de las distinciones reconocibles.

Simple Minds vierten algunas de sus obsesiones actuales en los doce cortes inéditos de "Big Music"/ Photo Credits: simpleminds.com

Simple Minds vierten algunas de sus obsesiones actuales en los doce cortes inéditos de “Big Music”/ Photo Credits: simpleminds.com

Las sinfonías de los responsables de “Don’t You (Forget About Me)” tienen la mágica transparencia de la seducción en penumbra, como si pertenecieran a la anatomía de un cuerpo coherente y completo.

Con tales elementos, SM diseñan quirúrgicamente una criatura de Frankenstein que, pese a gozar de la ingeniería del siglo XXI, mantiene el pulso de las composiciones pretéritas de Jim Kerr, Charlie Burchill, Ged Grimes, Andrey Gillespie y Mel Gaynor. Un conjunto de odas que parecen orquestadas en los pletóricos ochenta, horneadas en la vitalista escena de un Reino Unido tocado con la varita de la genialidad trovadoresca.

Esos fuegos reveladores son fácilmente visibles entre las brumas evanescentes de “Blindfolded“, las hogueras cantarinas y socialmente demoledoras de “Honest Town“, los vaivenes vertiginosos de “Human” o las simas inmaculadas de la crepuscular balada “Spirited Away“. Un breve muestreo de emociones recurrentes, que sitúa en el mapa a una formación ajena al cansancio generacional.

Simple Minds celebraron hace poco sus treinta y cinco años en los escenarios

Simple Minds celebraron hace poco sus treinta y cinco años en los escenarios

Como en todos los discos anteriores del grupo, la voz de Jim Kerr imprime la valentía de las épicas esforzadas, sin dejar que el paso de los años anide en su timbre. Tras escuchar “Big Music“, pocos podrían adivinar que el líder de Simple Minds acaba de apagar cincuenta y cinco velas en su tarta de aniversario, y que su equipo celebró hace nada los treinta  y cinco inviernos de existencia mediática.

Y todo porque el quinteto de Glasgow ha sabido preservar la juventud escondida en las entrañas de un micrófono, en las cuerdas de una guitarra, en las percusiones de una batería y en las veleidades de unos teclados.

Un cosmos de fantasías concitadas que guarda entre los bonus un guiño a los viajes en el tiempo de la psicodelia sesentera, materializado en la peculiar versión de “Raiders On The Storm” que montan Kerr y sus muchachos (siempre con el permiso de los emblemáticos The Doors).

Nota.- Simple Minds actuarán en Madrid el próximo 9 de febrero de 2015, en el Teatro Nuevo Apolo.

Simple Minds tienen previsto presentar "Big Music" el próximo 9 de febrero de 2015, en Madrid

Simple Minds tienen previsto presentar “Big Music” en Madrid el próximo 9 de febrero de 2015

Vídeo oficial de “Blindfolded”, por Simple Minds

Más información en http://www.simpleminds.com

Leonardo DiCaprio es el protagonista de “The Revenant“, la película que dirige estos meses el mexicano Alejandro González Iñárritu en localizaciones de Canadá. El filme sigue la novela homónima del político Michael Punke.

Leonardo DiCaprio es el actor encargado de poner físico al justiciero Hugh Glass

Leonardo DiCaprio es el actor encargado de poner físico al justiciero Hugh Glass

Menos de doscientos años atrás, las extensiones de USA eran territorios casi inexplorados, en los que los tramperos podían perderse durante gran parte de su vida buscando la relación integral con la naturaleza salvaje.

Los bosques vírgenes contemplaban, tras su tupida mirada de madera y hojas, los tímidos accesos de la llamada civilización; mientras los pioneros gozaban de aventuras inigualables con osos retadores, lobos amenazantes, caballos sin lazo ni montura y cóndores de majestuosos vuelos.

Uno de esos tipos con pinta de Indiana Jones -aunque carente de látigo- fue Hugh Glass; un Grizzly Adams de la primera mitad del siglo XIX que viajó por Dakota, Montana, Wyoming y Nebraska para colmar su comprensible sed de venganza.

Leonardo DiCaprio y González Iñárritu unen sus respectivos talentos por primera vez a lo largo de sus carreras

Leonardo DiCaprio y González Iñárritu unen sus respectivos talentos por primera vez a lo largo de sus carreras

Semejante personaje es el protagonista de “The Revenant“, la película que rueda en estos momentos el director mexicano Alejandro González Iñárritu (“Babel“); y cuyo guion se basa en la homónima novela escrita por el político Michael Punke.

LEONARDO DICAPRIO SE LAS VE CON LOS INDIOS

1823 es el año en el que comienza la trama del filme, con un Hugh Glass contento por internarse en los paisajes agrestes de Estados Unidos, en calidad de miembro activo de la Rocky Mountain Fun Co. El hombre es un cazador de pieles de treinta y seis primaveras con ganas de prosperar en su ocupación, motivo por el que no se lo piensa dos veces a la hora de aceptar el citado encargo.

González Iñárritu se ha metido en la grabación de "The Revenant" al poco de terminar "Birdman"

González Iñárritu se ha metido en la grabación de “The Revenant” al poco de terminar “Birdman”

De esta manera, el protagonista parte hacia la salvaje Norteamérica con la esperanza puesta en el triunfo profesional. Sin embargo, lo que no podía prever es que un encuentro con un oso le iba a dejar en un estado cercano a la muerte. Malherido, el héroe es hallado por un par de mercenarios (John Fitzgerald y Jim Bridger), quienes –después de despojarle de todas sus pertenencias de valor- abandonan al inconsciente Hugh ante un grupo de indios.

Sin capacidad para defenderse ni para prestar batalla, Glass consigue sobrevivir a sus heridas y a su situación, espoleado por la idea de encontrar a los ladrones y vengar la vil acción de la que fue objeto.

Tom Hardy comparte títulos de crédito con Leonardo DiCaprio, en "The Revenant"

Tom Hardy comparte títulos de crédito con Leonardo DiCaprio, en “The Revenant”

Los incomparables decorados de Canadá están sirviendo al hispano González Iñárritu para dotar de una presencia física sorprendente a la película, la cual recuerda en sus presupuestos argumentales a los relatos de Jack London y a las hazañas descritas en la serie televisiva Centennial.

Al frente de semejante epopeya con acento estadounidense, Leonardo DiCaprio ejerce como líder interpretativo de un proyecto cargado de verismo escénico, y en el que el otrora muchacho de “Titanic” comparte la pantalla con colegas tan camaleónicos como los ingleses Tom Hardy (John Fitzgerald) y Will Poulter (Jim Bridger).

Lejos de los salones habituales de La Casa Blanca y de los despachos oficiales en los que se siente como paz en el agua, Michael Punke imaginó cómo sería el pasado más o menos reciente del país de las barras y estrellas; y lo que surgió fue un texto lleno de referencias a una América sin asfalto en las calles, deudora de un medioambiente impoluto y justo con sus habitantes. Un continente con tibio sol y fulgores indígenas que aún no sabía gran cosa de los futuros rascacielos, y que pugnaba por convivir con la naturaleza primigenia.

En definitiva, un lugar imposible de localizar literalmente en la actualidad y al que González Iñárritu retrata sin paños calientes, con sus virtudes y sus defectos…

La trama de "The Revenant" recuerda vagamente a la exhibida en "Centennial"

La trama de “The Revenant” recuerda vagamente a la exhibida en “Centennial”

Más información en http://www.imdb.com

 

 

Ricardo III llegará a la Sala Principal del Teatro Español el próximo 6 de noviembre, bajo el título de la obra “Sueños y visiones del rey Ricardo III. La noche que precedió a la infausta batalla de Bosworth“. Carlos Martín dirige el esperado montaje.

Ricardo III tendrá el rostro de Juan Diego en la Villa y Corte

Ricardo III tendrá el rostro de Juan Diego en la Villa y Corte

El 31 de agosto de 1485 (el 22 de agosto según el calendario juliano), las agrestes extensiones del campo de Bosworth vieron nacer el periodo dinástico de los Tudor.

La mencionada noche heló sus fauces de lobo apaleado al grito de “mi reino como un caballo”, sentencia pronunciada -con la angustia de los espíritus culpables- por Ricardo III, el último representante de la casa de los Plantagenet.

Los quiebros de mortandad asumida por el monarca deforme sirvieron a William Shakespeare para diseñar una obra con sulfuro en las sílabas y vileza en el ritmo (endiablado y vertiginoso). Un texto cargado de ambiciones contagiosas, monólogos espectrales y asesinatos consanguíneos que llega al Teatro Español de Madrid (Calle del Príncipe 25), bajo el título de “Sueños y visiones del rey Ricardo III. La noche que precedió a la infausta batalla de Bosworth“.

Ricardo III acude a la capital gracias al trabajo de la Compañía Teatro del Temple/ Photo Credits: Sergio Parra y Teatro Español

Ricardo III acude a la capital gracias al trabajo de la Compañía Teatro del Temple/ Photo Credits: Sergio Parra y Teatro Español

RICARDO III HUNDE SU ESPADA EN EL CORAZÓN CAPITALINO

Escrita en torno a 1591 y 1592, la pieza teatral ideada por el bardo de Stratford upon Avon muestra un universo fiero y cruel, un cosmos donde las traiciones están a giro de párrafo, mientras la maldad campa libremente a sus anchas, subida a la encorvada espalda del hermano de Enrique IV.

La sangre azul de sus personajes se tornaba muy roja al calor de las palabras del autor de “Romeo y Julieta”, y la exhibición de los bajos instintos en la Corte de Inglaterra hicieron que “Ricardo III” no pudiera ser representada públicamente hasta 1633, cuando Carlos I estaba aposentado en el trono isleño.

El trabajo de José Sanchís Sinisterra toma el punto de partida en la batalla de Bosworth, a la muerte de Ricardo III/ Photo Credits: Sergio Parra y Teatro Español

El trabajo de José Sanchís Sinisterra toma el punto de partida en la batalla de Bosworth, a la muerte de Ricardo III/ Photo Credits: Sergio Parra y Teatro Español

Actualizar un clásico de semejante altura (que ha gozado en el tiempo con el virtuosismo escénico de estrellas como Laurence Olivier, Ian Holm o Kevin Spacey) siempre es una tarea complicada; y José Sanchis Sinisterra ha podido comprobarlo a fondo con su trabajo de traslación idiomática y argumental, aventura de la que ha surgido la imaginativa y fiel adaptación del mítico texto shakespereano, la cual será representada en la urbe del río Manzanares.

Para empezar, el fogueado escritor ha optado por marcar el centro neurálgico de su versión en la violenta muerte del heredero de los abanderados de la rosa blanca (los York), ocurrida en la trascendental batalla de Bosworth.

A partir de ese hecho, la acción vuela con el surco de los cuervos de la Torre de Londres,  con destino a los entresijos de una historia plagada de cortesanos devenidos del Averno.

Un paisaje compuesto por víctimas propicias para Ricardo Plantagenet, al que los espectadores atisban con el esqueleto y la virulencia de un ser depravado y abyecto, aquejado por una pasión desmedida hacia el poder.

Ricardo III tuvo en Laurence Olivier a su álter ego más reconocido

Ricardo III tuvo en Laurence Olivier a su intérprete más reconocido

Al frente de tan singular apuesta, el director Carlos Martín ha confiado el liderazgo del citado elenco con tintes fantasmagóricos al veterano actor Juan Diego, quien es capaz de sacar alforjas de veneno a través de cada gesto y emoción desbordada; siempre arropado en su desnudez por uno de esos papeles que licuan la hemoglobina de las declamaciones candentes.

Junto a las deformidades físicas y morales a las que Diego se somete voluntariamente, el resto del cuadro comparece en coral caracterización, como marionetas de una letanía que versa sobre la locura y los decorados infernales.

Un peregrinaje a los abismos de la destrucción colectiva en el que tienen butaca preferente Terele Pávez, Ana Torrent, Asunción Balaguer y Carlos Álvarez-Nóvoa, entre otros.

Sueños y visiones del rey Ricardo III. La noche que precedió a la infausta batalla de Bosworth” permanecerá en la Villa y Corte del 6 de noviembre al 28 de diciembre de 2014. Alojamiento de galones aristocráticos que cabalga centurias al galope del mítico caballo que nunca apareció, y al que llamó con  insistencia el mandatario de la mirada poliédrica.

Un señor de sombra chinesca que respondía a la identidad de Ricardo III de Inglaterra.

Con la muerte de Ricardo III comenzó en Inglaterra el dominio de la dinastía Tudor

Con la muerte de Ricardo III comenzó en Inglaterra el dominio de la dinastía Tudor

Más información, entradas y horarios en http://www.teatroespanol.es

 

 

Dalton Trumbo es la figura principal de “Trumbo“, la película que rueda durante estos meses el director Jay Roach. El cineasta de “Los padres de ella” acomete la obra más seria de su carrera, con la historia de este hombre destrozado por la Caza de Brujas.

Dalton Trumbo experimentó la persecución directa del senador McCarthy

Dalton Trumbo experimentó la persecución directa del senador McCarthy

Entre 1950 y 1957, el senador Joseph Raymond McCarthy se convirtió en el inquisidor de Hollywood.

Espoleado por una obsesiva e irracional lucha contra el Comunismo, este político de oronda presencia y carácter dictatorial sentó en el estrado a numerosos guionistas, actores, directores y productores del star system; todo para encontrar vestigios de ideologías supuestamente perniciosas para el American Way Of Life.

El Séptimo Arte estaba en el punto de mira en los años de la Guerra Fría, y la Caza de Brujas iniciada desde el Comité de Actividades Antiestadounidenses se erigió como un órgano de torturas mediáticas, centrado en la delación y los testimonios falseados.

Muchas carreras quedaron sepultadas por la acción del mencionado colectivo (cuyas sentencias se completaban con la puesta en marcha de los puntos de la Declaración del Waldorf, en los que se conminaba a los estudios a no contratar a los encausados); y la de Dalton Trumbo fue una de ellas.

Dalton Trumbo fue condenado a 11 meses de prisión por no abjurar públicamente de su ideología favorable al Comunismo

Dalton Trumbo fue condenado a 11 meses de prisión, por no abjurar públicamente de su ideología favorable al Comunismo

El portentoso guionista y escritor tuvo que sentarse en la audiencia en 1947, para responder sobre sus simpatías hacia el ideario de Karl Marx.

Fiel a sus propias creencias, Trumbo se negó a renegar de sus pensamientos; motivo por el que fue encarcelado durante 11 meses e incluido en el grupo de los Diez de Hollywood (designación del puñado de profesionales de la escena a los que se persiguió sin descanso, y entre los que también se hallaban el cineasta Edward Dmytryk y el guionista Alvah Bessie).

La historia de DT es el relato individualizado de uno de los períodos más oscuros del país de las barras y estrellas, y en él se ha refugiado el director Jay Roach para montar su película “Trumbo“.

DALTON TRUMBO VIVIÓ SU BREAKING “MAD”

Ambientado a partir de finales de los años cuarenta, el libreto elaborado por John McNamara (“Lois y Clark: las nuevas aventuras de Superman“) recrea la figura del autor de “Johnny cogió su fusil” desde el momento en que comenzó el acoso y derribo del Gobierno de USA.

Jay Roach cambia en "Trumbo" su habitual querencia hacia el género de la comedia

Jay Roach cambia en “Trumbo” su habitual querencia hacia el género de la comedia

La capacidad realmente admirable con la que Mr. Dalton sabía moldear cualquier argumento no parecía del agrado de McCarthy, sobre todo cuando el screenwriter la conjugaba con la aireada pasión de los idearios sociales emparentados con El Capital.

El desenlace de La Segunda Guerra Mundial había echado el cerrojo a la libertad de expresión tras el reparto de los dos bloques, y la nación del Capitolio deseaba mantener su control sobre los ciudadanos a través de la mordaza y el miedo. Y para tal objetivo se fundó el inflexible Comité de Actividades Antiestadounidenses.

Roach se introduce de lleno en ese universo, y en su misión entrega el papel de Trumbo a uno de esos actores que ha convivido con el tormento en más de una ocasión: intérprete que lleva por nombre Bryan Cranston. El protagonista de la exitosa serie “Breaking Bad” aporta un poso de desequilibrio a su caracterización como el guionista de “Espartaco” y “Vacaciones en Roma“, elemento que contribuye a hacer que los espectadores comprendan la angustia existencial que vivió la gente de la Meca del Cine durante esa década de injurias.

Dalton Trumbo demostró su virtuosismo con el lenguaje audiovisual a través de filmes como "Johnny cogió su fusil"

Dalton Trumbo demostró su virtuosismo con el lenguaje audiovisual a través de filmes como “Johnny cogió su fusil”

Junto a Cranston, el responsable de la saga de Austin Powers ha reunido un elenco de rostros reconocibles, como si se tratara de un desfile al más puro estilo de un juicio del mccarthismo. Un banquillo en el que se sientan con comodidad Elle Fanning (Nikola Trumbo), Diane Lane (Cleo Trumbo), Helen Mirren (Hedda Hopper), John Goodman (Frank King), Michael Stuhlbarg (Edward G. Robinson), David James Elliott (John Wayne) y Dean O’Gorman (Kirk Douglas).

Después de la cárcel, el exilio en México, la pérdida de contratos y las diversas presiones institucionales; Dalton Trumbo falleció en Los Ángeles en 1976.

Cuesta creer que hasta mediados de los setenta, la Academia de Hollywood no  rindiera el merecido homenaje al excelente trabajo horneado por el adaptador de “Papillon“. Y todo por sentirse más cercano a un modelo de pensamiento enemistado con el pregonado por La Casa Blanca en los tiempos de la Guerra Fría.

La Estatua de la Libertad debió vestirse de negro ante los padecimientos de esos inocentes a los que Joseph Raymond McCarthy puso en la picota de la criminalidad filosófica. Tela de nocturnidades que la dama esculpida en Francia sin duda lucirá cuando se siente a visionar “Trumbo“.

Dalton Trumbo demostró su virtuosismo con el lenguaje audiovisual a través de filmes como "Johnny cogió su fusil"

Dalton Trumbo tiene en el filme el físico de Bryan Cranston

Más información en http://www.imdb.com

Westworld es el título del trabajo con el que debuta en la dirección Jonathan Nolan, el hermano de Christopher. El filme, que ha sido concebido como episodio piloto de una serie de televisión, es un remake libre de la homónima obra de Michael Crichton.

Westworld es uno de los títulos de referencia de la ciencia ficción de los setenta

Westworld es uno de los títulos de culto de la ciencia ficción de los setenta

Sólo el funcionamiento defectuoso de alguno de sus circuitos puede hacer que un androide atente contra la vida de un humano.

Al menos, eso es lo que el ingenioso Isaac Asimov reflejó en el manifiesto fundacional de su novela “Yo, robot”. Un texto que dejaba la puerta abierta a las revoluciones programadas de la inteligencia artificial.

Michael Crichton recogió el guante lanzado a la arena de la creatividad por el escritor de “Viaje alucinante”; y, con él, el responsable de “Parque jurásico” alimentó la trama de un guion titulado “Westworld”.

El libreto no tardó en llamar la atención de la industria audiovisual, y se convirtió en “Almas de metal”: una inolvidable película de ciencia ficción producida en 1973, que dirigió el propio Crichton con el veterano Yul Brynner como eactor principal.

Pese a lo ajustado del presupuesto, la cinta causó sensación en la audiencia; sobre todo por la aparición del pistolero psicópata de naturaleza futurista (Gunslinger) al que dio vida la estrella de “El rey y yo”.

Un criminal en el sentido clásico del término que convirtió el largometraje en una de las sorpresas más rentables de la temporada.

Westworld se hizo famosa merced al personaje del pistolero, que interpretó Yul Brynner

Westworld se hizo famosa merced al personaje del pistolero, que interpretó Yul Brynner

Jonathan Nolan aún no había nacido cuando “Almas de metal” fue presentada en sociedad (el hermano pequeño de Christopher es de la cosecha de 1976), pero esto no supuso impedimento alguno para que el londinense desplegara una admiración sincera hacia la obra setentera de Crichton.

Una seducción declarada que el debutante director ha transformado en un remake que ya rueda -desde el pasado verano- en las extensiones angelinas.

WESTWORLD VUELVE A ABRIR SUS PUERTAS

Ambientada en una época indeterminada en el tiempo, la historia elaborada por Nolan sigue las vicisitudes de un grupo de personajes atrapados en un parque de atracciones temáticas, a los que persigue una máquina con ansias de matar.

La Edad Media, el imperio romano, el salvaje Oeste… Las cronologías pretéritas son los motivos utilizados por los responsables del centro de diversión para atraer a los visitantes. Sin embargo, el jolgorio se torna en tragedia cuando los autómatas toman el poder mediante comportamientos asesinos, muy del estilo de los serial killers domingueros que monopolizan las cadenas de TV durante los fines de semana.

Westworld está dirigida por Jonathan Nolan, quien  es el autor del guion de "Interstellar"

Westworld está dirigida por Jonathan Nolan, quien es el autor del guion de “Interstellar”

Avalada por HBO, Westworld ha sido concebida inicialmente como el episodio piloto de una posible saga televisiva. Aunque, a tenor del reparto que reúne esta ficción escrita por Nolan y Lisa Joy, muy posiblemente pueda gozar de una explotación más ambiciosa que la de la simple ventana de la pequeña pantalla.

James Marsden, Evan Rachel Wood, Anthony Hopkins, Rodrigo Santoro, Thandie Newton, Ed Harris y Miranda Otto, entre otros, son las stars más relumbrantes de esta empresa: la cual cuenta con los apoyos financieros de gente de sobrados éxitos en el circuito como J.J. Abrams, Jerry Weintraub y Bryan Burk; además de verse beneficiada con los conocimientos sobre robótica literaria que acredita Jonathan N.

Anthony Hopkins encarna al doctor Robert Ford, en "Westworld"

Anthony Hopkins encarna al doctor Robert Ford, en “Westworld”

Con tales pilares creativos y financieros, Gunslinger verá su regreso a escena con los honores reservados a los blockbuster. Y no es para menos, ya que de su capacidad para causar el pánico entre los espectadores depende que pueda continuar con su asalto a la fama, tal vez con una revisión inspirada en la segunda entrega de Westworld: la poco agradecida y un tanto plúmbea Futureworld (Richard T. Heffron, 1976).

James Marsden da vida a Teddy Flood, el referente del papel que hizo Richard Benjamin en 1973

James Marsden da vida a Teddy Flood, el figurado referente del heroico papel que hizo Richard Benjamin en 1973

Más información en http://www.hbo.com

Bryan Adams lanza al mercado “Tracks Of My Years” (Verve), un disco con once cortes en los que el letrista de “(Everything I Do) I Do It For You” toma prestados temas de John Lennon, Paul McCartney y Bob Dylan, entre otros.

Bryan Adams destapa sus trovas preferidas en "Tracks Of My Years"

Bryan Adams destapa sus trovas preferidas en “Tracks Of My Years”

Las cuerdas son lo más importante en el repertorio del músico surgido entre los boscosos entornos de Ontario.

Fiel a su pentagrama de voces rotas, la garganta y la guitarra se han convertido en las musas reincidentes del autor de “Can’t Stop This Thing We Started”, desde sus comienzos hace ya algunas décadas por los escenarios de una Canadá siempre asociada a los artistas singulares. Una pareja de instrumentos dotados de camaleónica epidermis, que modifican su color atmosférico al capricho profesional de este héroe con épicos alambres unpluged.

Bryan Adams ha sudado lo suyo frente a toda clase de públicos, para ganarse el puesto de privilegio que ahora detenta. Lugar casi icónico que apuntalan una carrera plagada de hits y un estilo voluntariamente difuminado, pendiente a cada estrofa de las inspiraciones de un creador al que le mueven los impulsos regurgitados de las entrañas (propios de alguien que se siente cómodo con sus melodías reconocibles).

Bryan Adams lleva a su estilo particular conocidas canciones como "Sunny", de Bobby Hebb

Bryan Adams lleva a su estilo particular conocidas canciones como “Sunny”, de Bobby Hebb

La balsa en la que se suele mover el norteamericano viaja mansamente por un caudal de inspiraciones rock, pop, R&B y hasta de góspel urbano; todo para alumbrar un cancionero potente, capaz de resarcir los surcos envolventes de unos discos que aglutinan gustos y tendencias.

En esa línea es en la que hunde sus raíces “Tracks Of My Years” (Verve), un álbum con el sello inconfundible de Adams que acaba de llegar al mercado, para seguir agrandando la leyenda del compatriota de David Cornenberg.

BRYAN ADAMS CAPTURA SONIDOS ESTELARES

Los once temas que diseñan el paisaje del decimotercer CD grabado por el natural de Kingston muestran el intenso trabajo de un hombre que piensa con milimétricas perspectivas cada una de sus estaciones curriculares (estuvo dos años concibiendo el cuerpo del compacto). Fruto de ello ha surgido un producto de tintes perfeccionistas, aliñado con las especias de las líricas nostálgicas y resultonas.

Bryan Adams actuará el próximo 22 de noviembre en el O2 Arena de Londres

Bryan Adams actuará el próximo 22 de noviembre en el O2 Arena de Londres

A tenor de las trovas seleccionadas, Bryan ha asumido pocos riesgos, elevado a la pasarela efectiva de una propuesta que reúne los talentos de John Lennon y Paul McCartney (“Any Time At All“), Don Gibson (“I Can’t Stop Loving You“), Winfred Lovett (“Kiss And Say Goodbye“), Bob Dylan (“Lay Lady Lay“), Chuck Berry (“Rock And Roll Music“) o Brian Wilson y Tony Asher (“God Only Knows“).

Sin embargo, el singer de la excepcional “The Best Of Me” no logra hacer suyas las palabras de la mayoría de los maestros citados (honrosa excepción para la dramática desnudez de “Many Rivers To Cross“), sino que se queda en una mera exhibición de sus sobresalientes virtudes como solista, sin por ello entrar a revertir las costuras de los populares versos aplaudidos hasta quemar las palmas en sus versiones originales.

Bryan Adams ha diversificado sus intereses artísticos con la fotografía/ Photo Credits: Bryan Adams Foundation

Bryan Adams ha diversificado sus intereses artísticos con la fotografía/ Photo Credits: Bryan Adams Foundation

No obstante, y a pesar de la aparentemente poca visceralidad de los remake, las aportaciones del canadiense a los tracks de autoría ajena resultan mucho más atrayentes que la decepcionante balada “She Knows Me” (el único corte del disco nacido de la colaboración entre Adams y Jim Vallance); composición que se queda en tierra de nadie, sin energía en sus notas ni sudor en su ejecución.

Es evidente que “Tracks Of My Years” no se erigirá como la mejor obra del cerebro de “I Finally Find Someone” y “All For Love”, pero por lo menos no vierte sobre su metálica transparencia dosis de falsedad ni de cambios interesados de chaqueta.

En realidad, el álbum es lo que BA ha querido que fuera: un compacto nutrido con el ADN del admirado canadiense de las melodías colectivas, que agradará a sus seguidores y apilará montañas de descréditos en boca de sus detractores.

"Tracks Of My Years" presenta una edición de lujo con bonus del calado de "Many Rivers To Cross"/ Photo Credits: Bryan Adams Foundation

“Tracks Of My Years” presenta una edición de lujo, con bonus del calado de “Many Rivers To Cross”/ Photo Credits: Bryan Adams Foundation

Bryan Adams interpreta “Many Rivers To Cross” (Live at Bush Hall). VEVO

Más información en http://www.bryanadams.com

Robert Rodriguez comienza el rodaje de la segunda temporada de “From Dusk Till Dawn: The Series“, la traslación al universo de la pequeña pantalla de “Abierto hasta el amanecer“. Los nosferatu vuelven a ponerse hasta las trancas de sangre.

Robert Rodriguez tiene previsto grabar trece episodios para la secuela

Robert Rodriguez tiene previsto grabar trece episodios para la secuela

En la frontera entre Estados Unidos y México, los vampiros no son seres dados a los cementerios y los mausoleos nocturnos.

Sobre las desérticas extensiones regadas con tequila y pólvora, los nosferatu de nuevo cuño afilan sus colmillos al son de los corridos incendiarios, sin pasar sus eternidades en castillos cubiertos de telarañas.

Mucho menos famosos y con menor historial mediático que el de sus colegas europeos y norteamericanos, los hijos de Drácula con acento hispano saltaron a las pantallas de los cines -con todos los honores del gore- en 1996, de la mano del frenético Robert Rodriguez. El filme que retrató las gestas de estas criaturas del Averno llevaba por título “Abierto hasta el amanecer“, y su exhibición levantó tanta euforia entre los espectadores que dio pie a una trilogía.

Casi dos décadas después (más o menos como una décima de segundo en tiempo vamp), el otrora guion en formato de celuloide ha dado engendrado una producción televisiva titulada “From Dusk Till Dawn: The Series“, empresa con la que Rodriguez ha puesto en marcha su propia cadena on-line y por cable: El Rey (firma levantada con el apoyo de Univisión, que cuenta con los avales en distribución de Comcast, DirecTV y Time Warner Cable).

Robert Rodriguez ha montado la orgía vampírica del filme en Austin (Texas)

Robert Rodriguez ha montado la orgía vampírica de la segunda temporada en Austin (Texas)

Una traslación exitosa que, después de inaugurar su primera temporada el pasado mes de marzo, acaba de comenzar en Austin (Texas) el rodaje de la segunda entrega, compuesta en esta ocasión por trece capítulos.

ROBERT RODRIGUEZ Y LOS BAILES CON SERPIENTES

Interpretada por George Clooney, Quentin Tarantino, Harvey Keitel y Juliette Lewis; “Abierto hasta el amanecer” pasó a la historia del Séptimo Arte por una escena que escasamente duraba unos minutos, en la que la actriz Salma Hayek ponía a cien al personal, a través de un sensual número acompañada de una enorme serpiente. Un segmento que la serie no solo recrea, sino que lo alarga con mayor octanaje de erotismo visual.

Robert Rodriguez profundiza en la trama de los chupasangre consumidores de tequila

Robert Rodriguez profundiza en la trama de los chupasangre consumidores de tequila

La seductora y diabólica presencia de Eiza González es la que sustituye a Hayek como la singular Santánico Pandemonium, la guardiana del tugurio conocido como La Teta Enroscada. El renovado rostro del esperado personaje no presenta la perturbadora ambivalencia de la faz de la protagonista de “Frida Kahlo“; pero no desmerece a su precedente, sobre todo en curvas y movimientos incitadores al pecado colectivo.

Unas modificaciones en los nombres de los intérpretes que se extiende al resto del elenco (no repite ninguno de los que participaron en el filme de 1996). En The Series, el atlético D. J. Cotrona toma el testigo de George Clooney en las costuras del ladrón Seth Gecko; mientras que Zane Holtz hace lo propio con el papel de Richard “Richie” Gecko (el hermano psicópata y violador que encarnó en el largometraje el excesivo Quentin Tarantino).

Robert Rodriguez ha renovado la totalidad del reparto con respecto al largometraje que da pie a la serie

Robert Rodriguez ha renovado la totalidad del reparto con respecto al largometraje que da pie a la serie

Cuadro que completan Don Johnson (como el ranger Earl McGraw), Freddie Gonzalez (Jesse Garcia), Robert Patrick (Pastor Jacob Fuller), Madison Davenport (Kate Fuller), Brandon Soo Hoo (Scott Fuller) y Wilmer Valderrama (Carlos Madribal).

Los diez primeros episodios sentaron el argumento a partir de la huida de los hermanos Gecko con destino a México, escondidos en la caravana de la familia Fuller. Una escapada que terminaba en un bareto aguardentoso, atestado de sedientos chupasangre.

Robert Rodriguez consiguió muy buenos resultados tras la emisión de la primera temporada

Robert Rodriguez consiguió muy buenos resultados tras la emisión de la primera temporada

Odisea que continúa con mayor ferocidad y retorcido humor en la segunda entrega, que regresa con los mismos personajes y con el ánimo de aportar más situaciones rocambolescas a la peculiar obra sobre vampirismo en Centroamérica. Para ello, Rodriguez ha escrito y supervisado el libreto de los trece capítulos programados, y que ya se están rodando en la disfrazada ciudad de Austin (envueltos en un absoluto secretismo y bien cargados de ajos, por si acaso no todo es ficción).

Robert Rodriguez distribuye su serie a través de Comcast, DirecTV y Time Warner Cable

Robert Rodriguez distribuye su serie a través de Comcast, DirecTV y Time Warner Cable

Tráiler de “From Dusk Till Dawn: The Series”

Más información en http://www.fdtd.elreynetwork.com

 

 

John Grisham calienta motores para presentar su nueva obra: “Gray Mountain” (Random House). Un volumen que inicia su trama con la crisis mundial provocada por la caída de Lehman Brothers, y termina con la búsqueda de la verdadera justicia. 

John Grisham describe su visión de la crisis en "Gray Mountain"

John Grisham describe su visión de la crisis en “Gray Mountain”

No habría escrito la primera novela si no hubiera sido abogado antes. En mi vida, nunca soñé con convertirme en un narrador de historias; y sólo pude hacerlo después de haber presenciado muchos juicios”. John Grisham (Jonesboro, Arkansas, USA, 1955) tiene estas palabras colgadas permanentemente en su página web, frases que le recuerdan día a día que la experiencia es un grado a la hora de crear.

Autor de más de una decena de best sellers (muchos de ellos adaptados a la pantalla grande con beneficios sorprendentes en las taquillas planetarias), el responsable de “La tapadera” y “Tiempo de matar” regresa a las librerías con un relato muy acorde con la crisis actual. Un texto que comienza con el crack financiero de Lehman Brothers de 2008, y acaba elevando a la categoría de mito realizable la epopeya en pos de recuperar el aliento profesional, motivado a través de destinos laborales menos poderosos.

John Grisham escribió su primera novela, "Tiempo de matar", en 1987

John Grisham escribió su primera novela, “Tiempo de matar”, en 1987

Gray Mountain” (cuya fecha de publicación ha sido fijada por Random House para el próximo 21 de octubre) aparece de esta manera en un momento conflictivo para las economías de los países, ahogadas por las manipulaciones de las grandes corporaciones bancarias y por el estallido de las burbujas infladas mediante los capitales especulativos. Aunque pronto vira el rumbo hacia la fogueada constelación del thriller: marca de la casa curricular del otrora letrado del colegio de Southaven, Mississippi.

JOHN GRISHAM BUSCA LA PASIÓN POR LAS PEQUEÑAS COSAS

A medio camino entre Wall Street y Brady (localidad minera de Virginia), el argumento de “Gray Mountain” es una particular odisea, concitada por la existencia de la joven Samantha Kofer: una influyente socia del bufete neoyorquino Scully and Pershing, que ve cómo de la noche a la mañana pierde todos sus privilegios debido al derrumbe financiero de Lehman Brothers.

John Grisham ambienta "Gray Mountain" en los efectos inmediatos del escándalo de Lehman Brothers

John Grisham ambienta “Gray Mountain” en los efectos inmediatos del escándalo de Lehman Brothers

Sin trabajo ni aspiraciones a corto plazo, la mujer es alejada de la firma de la que es socia, ya que la empresa está siendo investigada por actividades no muy claras. A cambio, la protagonista deberá abandonar la Gran Manzana durante un año, para hacer horas comunitarias y gratuitas en una oficina de asistencia legal ubicada en Appalachia.

El traslado de escenario está a punto de colapsar las esperanzas de Kofer, pero pronto comienza a percibir las posibilidades inherentes a  su destino obligado, y eso a pesar de que el lugar cuenta con escasamente 2.200 habitantes. Al lado de Mattie Wyatt, la abogada de la metrópoli irá descubriendo el sentido de su profesión en el trato directo con los clientes, y batiéndose el cobre por ellos en los juzgados.

Sin embargo, Brady no es tampoco el idílico paraíso que aparentaba a primera vista. Y los problemas no tardarán en llamar a la puerta del despacho de Samantha, provocados por el oscurantismo de la sociedad minera reinante y por unos jefes obsesionados con mantener la situación de poder sobre sus obreros.

John Grisham ha visto cómo sus historias daban pie a taquilleras películas de acción, como "La tapadera"

John Grisham ha visto cómo sus historias daban pie a taquilleras películas de acción, como “La tapadera”

Conforme se acumulan las situaciones descritas en “Gray Mountain“, el lector toma constancia del dominio del ejercicio de la justicia legal que distingue a John Grisham, y que ha hecho de sus obras historias verosímiles y sumamente adictivas para toda clase de audiencias.

Como novedad en la distribución, y consciente de los miles de seguidores de los que goza el escritor estadounidense, Random House ha querido premiar a los admiradores del creador de “El informe Pelícano” con una edición en tapa dura firmada por el propio JG.

A ritmo de un ejemplar por semana, la potente editorial enviará a la persona seleccionada un libro con la exclusiva dedicatoria del natural de Jonesboro. Lo único que tienen que hacer los interesados es inscribirse en la página web del literato ( http://www.jgrisham.com), para disfrutar con el apreciado autógrafo.

La singular oferta finaliza el próximo 31 de diciembre de 2014.

John Grisham firmará ejemplares de "Gray Mountain" en su página web hasta el 31 de diciembre/ Photo Credits: Random House

John Grisham firmará ejemplares de “Gray Mountain” hasta el 31 de diciembre/ Photo Credits: Random House

Más información en http://www.randomhouse.com

 

 

Rembrandt revela en Londres las pinceladas ocultas de su última etapa creativa. The Late Works es el título de la exposición con que la National Gallery rinde tributo al maestro holandés, un recorrido que va desde que el artista cumplió cincuenta años hasta su muerte a los sesenta y tres.

"Rembrandt: The Late Works" es la primera muestra que se dedica a las obras tardías del autor de "La Ronda de noche"

“Rembrandt: The Late Works” es la primera muestra que se dedica a las obras tardías del autor de “La ronda de noche”

La luz también persiste en la oscuridad, y al revés.

Como antagonistas que se atraen mutuamente, una no es entendible sin la otra. Es más, las nocturnidades apremian su monocromía asumida para aliviar la sed de aventura en haces presurosos, cual damiselas en busca de la admiración ajena y caballeros postrados ante la grandiosidad de los blasones. Al igual que las claridades lanzan miradas furtivas a los terciopelos de azabache.

 

Rembrandt produjo muchas de sus grandes obras en las últimas décadas de su existencia

Rembrandt produjo muchas de sus grandes obras en las últimas décadas de su existencia

Rembrandt Harmenszoon van Rijn (Leiden, Países Bajos, 1606- Ámsterdam, 1669) fue uno de los pocos privilegiados en asistir a esos diálogos del secretismo natural; y al hilo de las palabras vertidas, declamadas entre los negros tapizados y las blancuras herrumbrosas, surgió una obra pictórica sincera y de profundidades abismales. Legado plástico que mantuvo su calórica existencia incluso en el último aliento del artista flamenco, hasta la definitiva pincelada reductora de su genio inconmensurable.

Los sesenta y tres años vividos por  el autor de “Lección de anatomía” estuvieron destinados a mostrar los paisajes que envolvieron sus caballetes de tenebrosidades nórdicas; esas escenas entre la realidad y los campos de Morfeo que ilustraron sus momentos de alegría y tristeza, de éxito y bancarrota, de desidia hambrienta por crear y dolor ante las pérdidas irrecuperables.

Tal fue el compromiso con el Arte del esposo de Saskia van Uylenburgh, una obsesión casi febril que recuerda -hasta el próximo 18 de enero de 2015– la National Gallery de Londres (Trafalgar Square), en la exposición Rembrandt: The Late Works (la primera de estas características sobre el legado del pintor del siglo XVII que se produce a nivel mundial).

"Los síndicos de los pañeros" es uno de los cuadros que pueden contemplarse en "Rembrandt: The Late Works"

“Los síndicos de los pañeros” es uno de los cuadros que puede contemplarse en “Rembrandt: The Late Works”

REMBRANDT Y LA NEGACIÓN DE LA ANCIANIDAD

Fallecida su musa y pareja (la dama de carnes generosas e inspiraciones acuáticas llamada Saskia) y tras la trágica muerte de dos de sus hijos, Rembrandt Harmenszoon van Rijn se aisló del mundo para trabajar con renovada intensidad, como si deseara transmitir su talento a la posteridad, arropado por una casa destartalada y un corazón en constante quiebra sentimental.

Mientras la paleta del maestro neerlandés aglutinaba ocres prodigiosos, verdes sublimados por las veladuras y rojos untados con la sangre de los fantasmas incorpóreos; el pintor de “La ronda de noche” consumía sus días ahogado por las deudas, siempre pendiente del desahucio social.

Van Gogh se expresó cautivado por "La novía judía" de Rembrandt

Van Gogh expresó su completa admiración por “La novía judía”, de Rembrandt

Nada –salvo sus musas y experimentos- importaba realmente al portentoso holandés en su última década de vida; por lo que éste se atrincheró en su imaginaria torre de marfil, para dotar de imagen y color a un universo que hasta 1669 se tornó más arriesgado y productivo, cual carrera por ganar el pulso puntual a la Dama de la Guadaña.

Fruto de ese ejercicio de longevidad creativa, Rembrandt horneó en la soledad de su vejez nunca asumida algunas de sus piezas más celebradas, como “Los síndicos de los pañeros“, “La novia judía” (cuadro que arrancó suspiros de emoción al mismo Vincent van Gogh), “Mujer bañándose en un arroyo“, “El apóstol Simón” o “El Autorretrato con 63 años” (todas ellas presentes en la exhibición desplegada en la urbe del Támesis).

Y así hasta completar las cuarenta telas, los veinte dibujos y los treinta grabados que diseñan la exposición de la National Gallery, y que ha sido cuidadosamente montada por la experta Betsy Wieseman.

En total, siete salas en cuyo interior confluyen las introspecciones, los sueños, las pesadillas, los miedos, las amarguras, las ansiedades, los sinsabores y las luchas intensas contra el abatimiento de un hombre con grietas en la piel, bautizado en Leiden como Rembrandt Harmenszoon van Rijn.

Rembrandt mantuvo su energía imperturbable hasta el momento de su fallecimiento/ Photo Credits: The National Gellery, London

Rembrandt mantuvo la energía imperturbable hasta su fallecimiento/ Photo Credits: The National Gellery, London

Más información, entradas y horarios en http://www.nationalgallery.org.uk

 

Barbra Streisand presenta “Partners” (Sony): un disco a doce cortes en el que la actriz, directora, productora y cantante repasa algunos de sus hits más admirados. Aventura que afronta junto a gente como Babyface, Billy Joel, Stevie Wonder y Elvis Presley.

Barbra Streisand no asume riesgos excesivos en "Partners"

Barbra Streisand no asume riesgos excesivos en “Partners”

Pocos artistas pueden vanagloriarse de haber mantenido el pulso con el éxito durante seis décadas, y encima ganar la partida.

Más allá de las caprichosas modas del mercado y de los estilismos de farándulas con fecha de caducidad, Barbra Streisand (Brooklyn, USA, 1942) ha sabido mantener el tipo agarrada a su talento musical: animada por una garganta privilegiada, y propulsada al hiperespacio de los mitos a través de un timbre de veladuras inagotables.

Treinta y tres discos en el top 10 de las listas estadounidenses y unas marcas tan solo igualadas por Frank Sinatra han hecho de la neoyorquina una mujer legendaria (la que más triunfos ha disfrutado en su terreno), capaz de arrancar las alforjas a cualquier estribillo con un mínimo de alicatado orquestal. Una fémina histórica que lo ha ganado casi todo, y que ha concitado con sus líricas dramatizadas a miles de seguidores ajenos a las adscripciones generacionales.

Barbra Streisand posee un extenso legado artístico de seis décadas

Barbra Streisand posee un extenso legado artístico de seis décadas

Después de treinta y cinco discos de estudio, la protagonista de “Yentl” es consciente de que la fuerza de su legado no necesita de experimentaciones arriesgadas, ya que se cuelga los galones de las ventas millonarias simplemente con el sonido de su voz. Y eso es lo que parece enfatizar la norteamericana con “Partners” (Sony): un disco compuesto por trovas conocidas de sobra, a las que BS arropa en su desnudez original con la colaboración de ilustres compañeros; los cuales comparten surcos -con más o menos pasión- con la actriz de “Ha nacido una estrella“.

BARBRA STREISAND NO NECESITA TEMAS INÉDITOS

Los doce cortes que configuran la última obra de la churri de James Brolin muestran parte del pasado laureado de una señora damnificada con dos Oscar (más uno como Actriz Principal, por “Funny Girl”) y ocho premios Grammy.

Sin asomo de vértigo, la cantante de Brooklyn comienza el discurso con la elegante y contagiosa “It Had To Be You“, que interpreta acompañada por Michael Bublé; para luego capturar la memoria sensible del que escucha a través de los acordes de “People“, que encara al lado de Stevie Wonder.

Barbra Streisand exhibe el excelente estado de su voz privilegiada

Barbra Streisand exhibe el excelente estado de su voz privilegiada

Con estos prolegómenos, “Partners” pilota con la determinación de un concorde de los de pacíficas extensiones, por las notas melosas de “Come Rain Or Come Shine” (con John Mayer); para aliviar el depósito, tras la distancia recorrida, con un poco de combustible sonoro de octanaje romántico, al vapor de “Evergreen” (balada que se adorna innecesariamente con las cadencias reverberantes de Babyface).

Subida a esa nave del misterio, Barbra va desguazando una margarita con pétalos identificados con la atractiva y urbana versión de “New York State Of Mind” (que eleva junto a su creador original, Billy Joel); la agitada y un tanto descafeinada actualización de “The Way We Were” (donde Lionel Richie está mucho más compacto que la propia Streisand); el emotivo y mediático encuentro familiar con su vástago Jason Gould, perpetrado en “How Deep Is The Ocean“; la trova de épicos resortes titulada “I Still Can See Your Face” (al lado de Andrea Bocelli); o la imprescindible revisión del clásico “Somewhere” (Leonard Bernstein compartido con Josh Gordon).

Barbra Streisand es la única mujer en colocar 33 discos en el top 10 de las listas estadounidenses

Barbra Streisand es la única mujer en colocar 33 discos en el top 10 de las listas estadounidenses

Bajo esa consigna de atmósferas sutiles se cuelan las doce estaciones de paso que dibujan el laberinto de sensaciones nominado “Partners“. Un pasadizo auditivo que echa el cierre virtual al calor de la voz de Elvis Presley, con la grabación realmente apetecible de “Love Me Tender“.

Aunque, como colofón de estos duetos sorpresivos, existe un segundo CD con cinco tracks listados sin alteraciones excepcionales, y en el que se instalan con comodidad songs de conocidos contornos, como “Lost Inside Of You” (ahora con Babyface) y “I Finally Found Someone” (tema principal de “El amor tiene dos caras“, que BS interpreta con Bryan Adams).

Barbra Streisand se ha dado el gusto de grabar al lado de Elvis Presley

Barbra Streisand se ha dado el gusto de grabar al lado de Elvis Presley

Vídeo de “How Deep Is The Ocean” incluido en el canal barbrastreisandVEVO

Más información en http://www.barbrastreisand.com