The First Omen, la profecía vuelve atrás

The First Omen es el título de la precuela de una de las sagas cinematográficas de terror más recordadas por los espectadores. La joven directora Arkasha Stevenson (Legión) es la responsable de este regreso a los orígenes del satánico Damien Thorn: el pequeño anticristo, que sumió a sus padres adoptivos en una auténtica pesadilla de tintes apocalípticos, mientras un grupo de fanáticos seguidores vigilaba por su seguridad y éxito a nivel planetario.

16
0 0
Read Time:4 Minute, 15 Second
The First Omen
The First Omen centra su argumento en la gestación de Damien.

The First Omen retoma el camino emprendido por la tetralogía iniciada en 1976 con la inquietante cinta La profecía; y viaja al pasado, para mostrar cómo pudo llegar al mundo la “bestia” marcada con los tres seises escondidos bajo su abundante cabellera. Un ángel caído conocido en la pantallas como Damien Thorn, el cual consiguió en el primer capítulo acabar con la vida del embajador caracterizado por Gregory Peck.

Pese a que entrega inicial (dirigida por Richard Donner, en 1976) es la que goza de mayor crédito entre la crítica y el público, la historia de la lucha eterna entre el Bien y el Mal de naturaleza ancestral que narra la saga ha mantenido el interés de los espectadores a lo largo de las décadas, después incluso del tibio remake elaborado por John Moore en 2006.

Tras el escaso entusiasmo despertado por citada actualización de Moore, la cineasta Arkasha Stevenson (Legión) ha optado por inventarse un nuevo marco escénico, subida al carro del guion diseñado por Tim Smith, Keith Thomas y la propia Stevenson, según un relato pensado por Ben Jacoby, con la utilización de algunos de los personajes creados en 1976 por David Seltzer.

The Frist Omen
The First Omen intenta volver a potenciar el terror psicológico de muchas producciones de los setenta.

Si se hace un análisis más o menos profundo sobre las aportaciones al género de los sustos por parte de La profecía, lo que se saca en claro es que Richard Donner siguió una técnica muy similar a la usada por su colega William Friedkin, en El exorcista.

Esta fórmula se distinguía por provocar el miedo entre los espectadores mediante efectos de maquillaje medidos y sutiles, mientras el resto corría de parte de la delirante acción rodada con planos distorsionados voluntariamente, y cuyos trazos estaban construidos en torno a continuas referencias bíblicas.

Tanto La profecía como El exorcista jugaban con imaginación con los conceptos de lo que es tabú y de la ambivalencia de las creencias espirituales, para desencadenar un sinfín de sensaciones al límite de la cordura, matizadas por sendas bandas sonoras de explosivas connotaciones rítmicas (Tubular Bells de Mike Oldfiled puso melodía a El exorcista, mientras que el increíble Jerry Goldsmith lo hizo con La profecía).

THE FIRST OMEN SE ENFRENTA CON EL PROBLEMA DE EQUILIBRAR EL TERROR PSICOLÓGICO CON EL USO EXCESIVO DE LOS EFECTOS VISUALES

El terror de los años setenta tiene muy poco en común con el que revienta las taquillas en el siglo XXI: un horror palomitero que es más efectista, que el netamente desconcertante y espectral propio de la década de las patillas crecidas y los pantalones campana.

Este cambio en las predilecciones de las audiencias ha conllevado a una falta de pegada en muchos de los reboots que se han estrenado últimamente, inspirados en celebradas cintas de la época de los vinilos y los peinados cardados. La más reciente de estas operaciones destinadas a exhibir la mencionada tendencia es El exorcista; cuya resucitación en 2023, bajo el título de El exorcista: Creyente, no consiguió llevar a los aficionados a las salas, por lo menos no en la misma medida en que lo hizo El exorcista, en 1973.

Probablemente, Arkasha Stevenson haya tenido en mente las producciones de Hammer Films y los hallazgos de Richard Donner utilizados en The Omen, más que las obras que intentan esconder sus carencias argumentales con una orgía de efectos visuales que merman la verosimilitud y el impactante realismo.

The First Omen
The First Omen pretende seguir la línea marcada por Richard Donner, en “La profecía”.

Ni un cargamento de apariciones de ultratumba dibujadas por los parámetros informáticos de un programa de ordenador pueden mejorar los gestos de Billie Whitelaw, como la siniestra Mrs. Baylock de La profecía setentera. Un dato que indica que los horrores sin artificios funcionan mucho más intensamente que los gestionados a través de los códigos binarios.

En este sentido, el tráiler oficial de The First Omen y las líneas básicas de su trama animan a pensar que Stevenson ha optado por una senda más de trascendencia psicológica, que de desparrame sanguinolento.

Según la trama dada a conocer a los medios de comunicación, esta precuela de The Omen centra su atención en una misteriosa y atemorizada mujer americana, que es enviada a trabajar a una iglesia de Roma. Un destino que le deparará una insoportable pesadilla, en la que el Apocalipsis se antoja como algo cercano e inevitable.

La actriz británica Neil Tiger Free (The Servant) lidera el elenco interpretativo en este espeluznante film, en el que también colaboran Billy Nighy (Mamma Mia!), Sonia Braga (El beso de la mujer araña), Charles Dance (Juego de tronos) y Ralph Ineson (el actor de La bruja encarna al padre Brennan, a quien interpretó previamente Patrick Troughton, en La profecía de 1976).

Nota: The First Omen tiene previsto su estreno en USA para el próximo 5 de abril de 2024.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language