Lorca regresa a Londres

El National Theatre de Londres prepara el estreno de "La casa de Bernarda Alba": una adaptación de la obra de Federico García Lorca, que dirige la debutante en el NT Rebecca Frecknall (Cabaret). La actriz británica Harriet Walter (la singular Lady Caroline Collingwood, en la serie "Succession") es la encargada de lucir el luto riguroso de la sexagenaria Bernarda Alba, cuando encierra en su casa a sus cinco hijas, durante ocho años de aislamiento del mundo exterior.

56
0 0
Read Time:3 Minute, 37 Second
Lorca
Lorca sigue muy presente en esta versión actualizada de su clásico escrito en 1936/ Foto: The National Theatre.

Lorca nunca ha perdido su poder imantado para apasionar a los amantes de las dramaturgias de esparto y perdición, esas que insuflan humanidad a los personajes hasta quemarlos en la hoguera de sus propios deseos, mientras mantienen inalterada su sensibilidad para soñar a través de las llamas del escarnio y la sinrazón.

Dentro de la producción teatral del autor de La zapatera prodigiosa, La casa de Bernarda Alba supone un canto de clasicismo helénico entonado contra las tinieblas de una España azotada hasta sangrar por el látigo religioso de las curias amenazantes, y horadada por las pezuñas de los jinetes apocalípticos de las guerras intestinas que se avecinaban. Unos enfrentamientos que acabaron con la vida de Federico García Lorca el 18 de agosto de 1936, al ser fusilado por los soldados seguidores del levantamiento golpista liderado por Francisco Franco.

Las palabras del creador granadino han seducido en más de una ocasión al público británico (sólo hay que recordar el excelente montaje de La casa de Bernarda Alba que protagonizó la recientemente desaparecida Glenda Jackson, a principios de los años noventa), y ahora volverán a encontrarse con los habitantes de la urbe del Támesis a partir del próximo 16 de noviembre, hasta el 6 de enero de 2024.

Lorca
Lorca trató la angustiosa realidad de un grupo de mujeres, en “La casa de Bernarda Alba”.

El espectáculo que acogerá el Lyttelton Theatre de South Bank se nutre de las tenebrosidades de la Granada de la primera mitad del siglo XX, un escenario que se mueve entre la muerte individualizada y las ansias de supervivencia, entre la pesadilla social y los amores esperanzadores hacia galanes de albahaca y azabache. Un viaje que la directora Rebecca Frecknall (Cabaret) sitúa en las fronteras del Lorca universalizado en su localismo volátil, como si los rincones existenciales del poeta que visitó Nueva York expandieran sus luces y sombras, más allá de los corsés idiomáticos impuestos por la costumbre y el entendimiento.

LORCA Y “LA CASA DE BERNARDA DE ALBA” SIGUEN IMPRESIONANDO A LOS ESPECTADORES LONDINENSES

Un caserón olvidado por la claridad y el tiempo, siete mujeres enclaustradas por voluntad de Bernarda Alba en el interior de ese ataúd con paredes que es imposible llamar hogar, y un triste aroma de desencanto e infelicidad que se incrusta en los huesos son los componentes de esta simbólica obra en tres actos. Una composición que mantiene el ritmo de los tangos arrabaleros y apaches de un figurado infierno de esquelas y lamparillas, mediatizado por el pueblo granadino en el que las damas Alba ahogan sus juventudes frustradas.

La adaptación de Alice Birch (Anatomy of a Suicide) intenta preservar la fuerza agresiva de los diálogos lorquianos, pese a que sus frases deban adquirir la alquimia mortuoria de un inglés sentencioso y en continuo punto de ebullición, justo como el español afilado que vistió los tres actos de la obra original.

Lorca
Harriet Walter (en la foto) es quien tiene la misión de encarnar a la dura e inflexible Bernarda Alba.

La capitalina Harriet Walter (El último duelo) muda su gestualidad habitual para incorporar el rictus inquisitorial de la dos veces viuda Bernarda Alba, a quien no le tiembla el pulso al cerrar a cal y canto el portón de su propiedad. En el interior, sus hijas aguantan el llanto, ya que son conscientes de las rigideces en las que su madre sustenta cada una de sus acciones.

Pero un hálito de revolución se desata en la apasionada Adela (Isis Hainsworth), cuando revela sus sentimientos hacia un hombre al que nomina Pepe el Romano (James McHugh).

La lucha entre el sometimiento y la libertad marca la evolución de un libreto en el que Rebecca Frecknall introduce los imaginativos juegos lumínicos de Lee Curran y la música de Isobel Waller-Bridge, con el fin de enfatizar los distintos puntos de tensión que explosionan ante el patio de butacas.

Nota: La casa de Bernarda Alba estará en el Littleton Theatre de Londres, del 16 de noviembre de 2023 al 6 de enero de 2024.

Más información, entradas y horarios en

https://www.nationaltheatre.org.uk

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language