Jon Anderson sienta cátedra

El legendario vocalista de Yes, cuando la banda londinense era uno de los grupos más laureados del rock sinfónico , ofreció un emotivo concierto en Madrid, junto a los jóvenes miembros de la Paul Green Rock Academy. A lo largo de una cita con un aforo menos numeroso que el de los directos más recordados de Yes, Jon Anderson demostró su perfeccionismo interpretativo en temas como "State of Independence", "Long Distance Runaround", "And You and I" y "Don't Kill the Whale".

123
0 0
Read Time:4 Minute, 53 Second
Jon Anderson
Jon Anderson se mostró entusiasmado, al compartir escenario con un grupo de músicos que no habían nacido cuando sonaban los temas de Yes/ Foto: The Livng Culture Magazine

Jon Anderson nunca se ha caracterizado por mantener una actitud de divo intocable en el mundo de la música, pese a haber cofundado una de las bandas más exitosas de lo que en los setenta del pasado siglo vino a conocerse como rock sinfónico (rama orquestal del género más amplio del rock progresivo).

Con una actitud conciliadora y una espiritualidad de inspiración oriental, el vocalista británico ha dedicado su extensa carrera a experimentar sensaciones creativas en diversos campos sonoros, sin temor a los posibles tropiezos de los giros inesperados. Una senda comprometida con el conocimiento, que le ha llevado a elaborar canciones tan imperecederas como Deborah, He’s Sailing, In High Places, Wonder Stories o Hearts.

Cuando Jon decidió abandonar la formación de los renovados Yes (hecho que ocurrió en 2004), el grupo liderado desde entonces por el guitarrista Steve Howe perdió el toque inigualable del timbre de Anderson, y eso que el esforzado Jon Davison intenta aproximarse al estilo inimitable del artista nacido en Accrington, Inglaterra. Una misión casi tan imposible como las protagonizadas por Tom Cruise, ya que la privilegiada garganta de JA se distingue por su cristalino y potente ritmo armónico, siempre guiando al resto de los instrumentos, con un sello de singularidad difícil de copiar.

Por su legado e importancia, el repertorio más laureado de Yes es en gran parte fruto de la mente e imaginación de Jon Andersom, autor de la mayoría de las letras de la formación londinense. Una realidad que le permite usar semejante material con absoluto derecho, aunque lo mezcle con otras gestas musicales llevadas a cabo con genios del calibre de Vangelis y Mike Oldfield, entre otros.

Jon Anderson
Jon Anderson se mostró cercano y divertido/ Foto: The Living Culture Magazine

Sin requerir mucha atención mediática a los galones de su impresionante currículo, Anderson se presentó en Madrid el pasado 19 de julio, para ofrecer una velada de voluntaria intimidad, alimentada por propósitos academicistas e intergeneracionales. Una jornada dedicada a sus fans y a todos aquellos que quisieran descubrir la brillantez melódica de un álbum tan trascendental, para la psicodelia sinfónica, como Close to the Edge (el quinto trabajo de estudio de Yes, del que se cumplen 51 años).

Toda una apuesta ganadora en favor de la nostalgia, que el cantante inglés quiso acometer al lado de los veinticinco jóvenes músicos de la Paul Green Rock Academy.

JON ANDERSON SE COMPORTÓ COMO UNO MÁS, ENTRE LOS JÓVENES MÚSICOS DE LA PAUL GREEN ROCK ACADEMY

Tras una serie de versiones atronadoras y correctas de hits de Paul Simon, Led Zeppelin y Queen, entre otros; la noche elevó su temperatura escénica con el desembarco sobre la tarima de Jon Anderson, ataviado con una vestimenta desenfadada y su imperturbable sonrisa, como si sus mensajes de concordia humana fueran el único escudo existencial que necesita para enfrentarse a las audiencias.

Al ritmo de los acordes de Heart of the Sunrise (demasiado elevados en decibelios, para la acústica de una sala del tamaño de La Paqui), Jon empezó a ganarse a los congregados con su voz de falsete natural, sin necesidad de forzar unas cuerdas que en algún momento fueron definidas como de las mejores en el terreno del rock sinfónico.

Después de semejante aperitivo o entremés, los chavales de la Rock Academy acometieron Yours Is No Disgrace. Al compás de la efervescencia desatada, un efecto extraño se transmitía entre los reunidos, al escuchar las notas que hicieron célebres los clásicos miembros de Yes, en las manos de unos chicos que no habían nacido en esa época de pantalones campana y patillas crecidas. Sensaciones que, si no fuera por la presencia de Jon Anderson, podrían haber sumido el concierto en un colorido ejercicio de tributo carnavalesco.

Jon Anderson
Jon Anderson dedicó los últimos momentos del concierto al homenaje de “Close to the Edge”/ Foto: The Living Culture Magazine

Pese a que la velada tenía en Close to the Edge el leitmotiv anunciado en las entradas del evento, JA no desaprovechó la oportunidad para encender al personal con la alegre tonada I’ve Seen All Good People (himno ajedrecista, estimulante y camp de Yes), lo que le valió para acabar con cualquier tipo de reserva por parte de los entregados asistentes.

Al terminar con las notas alegres y juguetonas de I’ve Seen All Good People, la voz de Jon Roy Anderson acometió, con un leve disfraz de despiste, la épica letra de Don’t Kill the Whale. La potencia de este tema dio paso a State of Independence: un reconocimiento a su fructífera etapa con Vangelis, quien falleció el 17 de mayo de 2022.

Fundidos con versiones de Fly Away, de Lenny Kraviyz, o Let`s Dance, de David Bowie, temas como el adictivo Long Distance Runaround o el famoso Owner of a Lonely Heart abrieron las puertas al breve homenaje al esperado Close to the Edge, con la memorable interpretación de la bella y poética And You and I.

Hasta el final, Jon Anderson se mantuvo como un componente más de la cambiante banda multidisciplinar, sin acaparar el protagonismo que le distinguía como estrella de la velada. Todo un ejemplo de profesionalidad y camaradería, que concitó las emociones acumuladas de disfrutar de una de las voces más legendarias del rock setentero, nunca contraria a los experimentos sonoros ajenos a la comercialidad.

Nota: Uno de los instantes más calóricos del concierto se produjo con la interpretación del enigmático tema Starship Trroper, del disco The Yes Album. Por cierto, al personal congregado no le importó que Jon Anderson solo supiera decir en español “muchas gracias”.

 

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language