Joker excita el cine de 2024

Joker: Folie à Deux es sin duda una de las películas más esperadas del inminente 2024, Todd Phillips vuelve a ponerse al frente de la trágica historia de Arthur Fleck: el hombre con serios problemas mentales, que acaba convirtiéndose en el enemigo más icónico de Batman. Joaquin Phoernix regresa tras la máscara pintada de este peculiar y desquiciado rol, acompañado en esta ocasión por Lady Gaga, en las costuras de la excesiva Harley Quinn.

22
0 0
Read Time:4 Minute, 22 Second
Joker: Folie à Deux
Joker: Folie à Deux es la secuela de la oscarizada “Joker” (2019).

Joker: Folie à Deux es el resultado de la conjunción de varias voluntades un tanto reacias a meterse de lleno en un segundo capítulo de este aclamado spin-off, todas ellas asociadas con su particular carga de egocentrismo artístico. Por un lado, el director Todd Phillips no parecía muy interesado en rodar una secuela de Joker en 2019, pese al éxito que obtuvo este acercamiento distanciado sutilmente de las legendarias viñetas de Batman en DC Comics.

El responsable de Resacón en Las Vegas triunfó con su visión del enemigo del Hombre murciélago de Gotham como un individuo maltratado por la sociedad y por su propia madre, al que no le queda más remedio que estallar a través de la violencia, para escapar de la enfermedad mental que le acorrala emocionalmente, y de la mayoría de sus miedos y complejos acumulados a lo largo de décadas de desafecto. Tal acierto hizo que Warner Bros. Pictures persiguiera a Phillips para que se pusiera trabajar en la continuación del film; algo que el director no hizo hasta tener el visto bueno del carismático Joaquin Phoenix.

Con el tándem formado por Phillips y Phoenix en el proyecto, el resto en la gestión de Joker: Folie à Deux fue mucho más sencillo. Al poco de recibir el guion, Lady Gaga no dudó en unirse a la película, en la piel de la excesiva y extravagante Harley Quinn (un personaje que los espectadores recuerdan bajo el físico de la australiana Margot Robbie, en El escuadrón suicida).

Tales elementos constitutivos, más el libreto original de Phillips y Scott Silver, fueron el suficiente aval para que los motores de las cámaras digitales se pusieran a funcionar, con la misión de dotar a este inquietante relato de un profundo acercamiento de naturaleza sombría y voluntariamente tenebrosa.

Joker: Folie à Deux
Joker: Folie à Deux arranca en el hospital psiquiátrico de Gotham.

En similar sintonía visual a la ofrecida por Joker, esta segunda entrega juega con los toques vintage y setenteros, para reforzar la parte creativa que aportan las localizaciones. Una labor en la que tiene mucho que ver el director de fotografía Lawrence Sher, quien ha confesado la inspiración obtenida por Vittorio Storaro, y de la deslumbrante escenificación que el maestro italiano desplegó en Corazonada (Francis Ford Coppola, 1981).

De esta manera, Sher reproduce en el objetivo de la cámara lugares tan emblemáticos como los juzgados de Nueva York (los mismos en los que fue convocado el mediático Donald Trump), la estación de West 167th en el Bronx y el abandonado sanatorio psiquiátrico de Essex County, en Nueva Jersey.

JOKER: FOLIE À DEUX PROMETE CALENTAR LAS SALAS CON LA REVOLUCIÓN CONJUNTA DE ARTHUR FLECK Y HARLEY QUINN

Al finalizar Joker, los espectadores asistían atónitos al delirio homicida de Arthur Fleck (Joaquin Phoenix), ya canibalizado enteramente por el fantasma sonriente que desborda rabia y visceralidad. Internado en el instituto psiquiátrico de Arkham, este hombre ha experimentado previamente el descontrol mental, después de asesinar a los que amargaban su existencia, sin tener sentimientos de culpa por las acciones llevadas a cabo. El maquillaje de payaso que se extiende por su rostro parece ocultar cualquier atisbo de conciencia, y se entrega sin reservas a desencadenar sus instintos más reprimidos y salvajes.

Dentro del hospital, Fleck es enviado a la terapia de la psiquiatra Harleen Qinzal (Lady Gaga), quien no puede evitar enamorarse del paciente, al que ve como alguien que intenta huir del caparazón que oprime su oscura y atemorizante grandeza. Mientras, en las calles de Gotham, los habitantes de la ciudad parecen hipnotizados por el becerro de oro que representa el capitalismo y por la rebelión de los desheredados, en un sentido parecido al mostrado en V de Vendetta (James McTeigue, 2005).

Joker: Folie à Deux
Joker: Folie à Deux no es, como la primera parte, una película de superhéroes.

Uno de los grandes aciertos de la primera entrega de Joker: Folie à Deux reside en su habilidad para no integrarse en la calificación de ser una película de superhéroes, a pesar de que mantiene una dependencia obvia respecto a la figura invisible de Batman y de los cómics de DC. Esta peculiaridad la ejecutó Todd Phillips en 2019 mediante su empeño en no echar mano de la pirotecnia habitual de efectos especiales, para exhibir una galería de personajes creíbles y vulnerables, dañados por los mismos males que se pueden encontrar diariamente en el mundo actual.

La denuncia que hace Phillips de las carencias de la salud mental en los sistemas públicos de protección es verosímil y sensible, lo que humaniza en todo momento el rol de Arthur Fleck; algo que nunca se había planteado en las movies anteriores de Batman. Un efecto de realismo que provoca que los espectadores piensen más que el argumento transcurre en la urbe de Nueva York en los años setenta del pasado siglo XX, que en la ultramoderna y agresiva ciudad de Gotham.

Nota: Joker: Folie à Deux tiene previsto su estreno en USA para el 4 de octubre de 2024.

Más información en

https://www.warnerbros.com

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language