Jeremy Irvine da vida a Silent Hill

Jeremy Irvine (War Horse) encabeza el elenco interpretativo de "Return to Silent Hill": la terrorífica adaptación al cine del videojuego "Silent Hill 2", de Konami. El director francés Christophe Gans (responsable de la primera entrega de la saga de "Silent Hill") es quien se pone al frente de este regreso a la ciudad fantasmal habitada por monstruos amenazantes, donde las almas de los condenados sufren torturas inimaginables.

30
0 0
Read Time:3 Minute, 55 Second
Jeremy Irvine
Jeremy Irvine encarna al angustiado James Sunderland, en “Return to Silent Hill”.

Jeremy Irvine ha tenido que actuar con un acentuado dramatismo escénico, para encarnar al atormentado James Sunderland: el rol principal de Return to Silent Hill.

Este hombre solitario y perdido le ha servido al actor británico de La mujer de negro 2 para cultivar sus dotes de tenebrismo romántico, y meterse de lleno en la turbulenta realidad de un personaje ideado para ser el guía de uno de los videojuegos más exitosos del historia.

Desde su aparición en 2001, Silent Hill 2 marcó el camino de una saga ideada para convertirse en un game de supervivencia al estilo de diversión que demandan los clientes de Playstation, un producto desarrollado a partir de una línea similar a la ejercida por Resident Evil y Assasin’s Creed.

Tal era el potencial tétrico de las localizaciones cibernéticas de naturaleza espectral de Silent Hill 2, que el director francés Christophe Gans no ha dudado en adaptar el relato para elaborar una inquietante cinta, casi dos décadas después del estreno de la película inspirada en el primer juego de Silent Hill .

El capítulo precedente de Return to Silent Hill llegó a la carteleras en 2006, con la australiana Radha Mitchell en el papel de Rose: una madre adoptiva que se adentra en la urbe fantasmal de Silent Hill para rescatar a su hija, desparecida entre las brumas del Más Allá.

La película mostró un barroquismo excesivo, con ciertas influencias de Clive Barker y del excesivo recargamiento de David Cronenberg. Sin embargo, no logró generar un nivel de expectación semejante al del videojuego en el que el film estaba basado.

Jeremy Irvine
El videojuego de “Silent Hill 2” da peso argumental a “Return to Silent Hill”.

Los diecisiete años que median entre las dos partes de esta saga han permitido a Gans descubrir que el mundo de los videojuegos y el de las obras cinematográficas no tienen que coincidir necesariamente en sus respectivos intereses y atractivos artísticos. No en vano, numerosas adaptaciones de exitosos productos pensados para ser degustados por medio de un joystick no han funcionado muy bien en las salas de proyección.

Quizá, el tropiezo de Silent Hill ha provocado que Return to Silent Hill empiece desde cero, con una versión centrada totalmente en Silent Hill 2, y sin los aperos pirotécnicos que la cinta de 2006 desplegó a lo largo de un guion algo farragoso y bastante laberíntico en su evolución.

JEREMY IRVINE INTENTA SOBREVIVIR A LAS AMENAZAS DE UN LUGAR TAN PELIGROSO COMO SILENT HILL

De las narraciones de Edgar Allan Poe y las fantasías de H.P. Lovecraft a las novelas de Stephen King, las referencias visuales y narrativas de Return to Silent Hill son diversas, y altamente creativas en sus tesis genéticas. Un compendio de sorpresas continuas y giros dramáticos sorpresivos, que alimentan cada una se las secuencias del guion escrito por William Josef Schneider, Keichiro Toyama y Christophe Gans.

Las extensiones de Alemania (con Múnich y Nuremberg, como parte central de las localizaciones), Serbia y Reino Unido han permitido al nutrido equipo de Gans dotar de corporeidad visual a esta historia que se mueve entre la realidad y la pesadilla, y en la que se pone de manifiesto la carga humana y romántica de un viudo en busca de la mujer de su vida, fallecida en circunstancias trágicas.

Jeremy Irvine
Jeremy Irvine sustituye a Radha Mitlchell, como protagonista de esta segunda entrega de “Silent Hill”.

Como una especie de Dante empeñado en salvar a su Beatriz de las llamas del infierno, James Sunderland (Jeremy Irvine) se dirige a los confines de la razón, que configuran el territorio de Silent Hill: un lugar dominado por fuerzas malignas, y en el que existe una influencia demoniaca que impide que entre la claridad. Allí, el desesperado James tiene que luchar intensamente para no perder su invisible lazo con el mundo de los vivos, y evitar caer totalmente en el abismo que se abre tras las arenas criminales del camposanto denominado La colina silenciosa.

La labor fotográfica del español Pablo Rosso (Mientras duermes) contribuye a vestir de miedo latente cada callejón y arteria del macabro escenario en el que se adentra el papel de Jeremy Irvine. Una prolongada pintura negra pergeñada por códigos binarios, que intenta rescatar a la saga de videojuegos de la ligera decepción que supuso la película de 2006, para dotarla de un nuevo impulso de fotogramas enlazados.

Nota: Return to Silent Hill cuenta con la financiación de Maze Pictures, Metropolitan Filmexport, Davis Films y The Electrtic Shadow Company.

 

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language