Bret Easton Ellis va a los 80

El afamado autor de "American Psycho" regresa a la actualidad literaria con "Los destrozos" (Penguin Random House),: una historia de detectives adolescentes de tintes autobiográficos, donde Bret Easton Ellis se transforma en el protagonista del relato. "Los destrozos" supone también el primer texto del narrador californiano, desde "Imperial Bedrooms", en 2010.

32
0 0
Read Time:3 Minute, 50 Second
Bret Easton Ellis
Bret Easton Ellis rememora la época en que contaba diecisiete años, en “Los destrozos”

Bret Easton Ellis tiene una peculiaridad que le hace singular en el panorama de la literatura estadounidense, y es su habilidad para huir de la indiferencia, normalmente posicionado al frente de historias agresivas hasta en las comas, y ponzoñosas hasta en el requiebro de los párrafos. La narrativa del autor californiano comparte tímidamente los sombríos tonos del imaginativo Chuck Palahniuk, la aureola vagabunda de Don DeLillo, y la contestataria apuesta por las retorcidas críticas sociales de Stephen King.

Con esos elementos, el existencialismo pulp y desenfadado de Bret Easton Ellis crece en intensidad ante el cuestionamiento de la moral puritana de los Estados Unidos, mientras alardea de una libertad ajena a cualquier misericordia colectiva. Una turmix de convencimiento clarividente, que ha dado libros tan sustanciosos y sanguinolentos como American Psycho (obra considerada como heredera asfixiante de la vitriólica La naranja mecánica).

Los destrozos (Penguin Random House) juega con soltura en la liga de los desapegos, que ha erigido el currículo del responsable de la desconcertante Luna Park. Una senda que en este caso queda ilustrada por el viaje al pasado, en concreto a la ciudad de Los Ángeles, en 1981. En esa época fulgurante y psicodélica, que inauguró la presidencia del mediático y conservador Ronald Reagan, BEE despliega un mosaico de amistades adolescentes y comportamientos autodestructivos. Lienzo multicolor, que la urbe de la Meca del Cine convierte en un laberinto de pasiones encendidas, destinadas al fracaso y la desidia de quienes se introducen en semejante atracción de feria.

Bret Easton Ellis
Bret Easton Ellis compone “Los destrozos” con múltiples tramas argumentales

No resulta casual hallar ciertos raíles compartidos entre Los destrozos y El guardián entre el centeno, de J. D. Salinger; algo se se puede hacer extensible a Verano del 42, de Herman Raucher. El poso nostálgico y reivindicativo de un joven envuelto en una diatriba sentimental, el cual percibe el final de una etapa que siempre estará presente en su vida como adulto, es un tema que -en las manos de Bret Easton Ellis– adquiere una pátina de desesperanza contagiosa, a la vez que las ilusiones se agrietan bajo el pavimento de un escenario a punto de estallar.

BRET EASTON ELLIS CREA UN SUSPENSE EXISTENCIAL DE ÍNDOLE BEAT

Con su estilo descarnado y sin barreras expresivas de por medio, Bret Easton Ellis asume el curso argumental de Los destrozos como una especie de novela de iniciación, en la que se desbordan numerosos asuntos relativos a la identidad sexual, y a las primeras acciones reprobables en un mundo condenado a la violencia y el narcisismo. En ese ecosistema es en el que se mueven Bret y sus amigos: una pandilla de adolescentes embriagados por las comodidades familiares, y azuzados por la incapacidad para lograr un mínimo de satisfacción personal.

Bret, Thom, Susan y Debbie son unos chicos confusos en un universo con el disfraz de parque temático, en el que colman sus ansias inmediatas de diversión continua y sus deseos por protagonizar hazañas dignas de ser tomadas en cuenta. Sin márgenes morales a los que agarrarse, los muchachos queman sus días practicando con el sexo, el alcohol y las drogas; a la vez que el horizonte angelino se desintegra progresivamente, con los estertores de un verano de psicodelias redentoras y condenatorias.

Bret Easton Ellis
“Los destrozos” tiene un ligero parentesco existencial con “American Psycho”

La rutina de estos amigos se ve alterada súbitamente con la llegada de Robert Mallory: un nuevo alumno del instituto Buckley, quien se convierte rápidamente en uno de los tipos más populares del lugar. Sin embargo, Bret no se fía de las apariencias, y pronto establece conexiones entre los movimientos de Robert y los de un sádico asesino en serie, que acaba con la vida de los teenagers y sus mascotas, conocido como el Arrastrero.

Bret Easton Ellis conforma la novela como un figurado cuaderno de notas ideado por el personaje principal, al que sigue a través del tiempo, para descubrir aspectos oscuros del mismo cuando ya es un adulto imbuido en el éxito profesional. El resultado es una odisea de giros sorpresivos, que el autor de Less than Zero concibió en primera instancia como audiobook con carne de podcast, pensado para la plataforma Patreon. Aunque pronto vio las posibilidades como novela de este laberinto de nostalgias relativas al preludio de la madurez, que tituló Los destrozos (The Shards).

Más información en 

https://www.penguinrandomhouse.com/

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language