Bonnie Raitt y sus tres gramófonos

La cantautora californiana triunfó en la pasada ceremonia de entrega de los premios Grammy, al alzarse con tres galardones. Dentro de su excitante noche en el Crypto.com Arena de Los Ángeles, Raitt arrebató un preciado reconocimiento a Harry Styles, Beyoncé, Lizzo, Taylor Swift y Adele, cuando subió al escenario para agradecer el gramófono dorado a la mejor canción de 2022, por la explosiva tonada titulada "Just Like That...".

16
Bonnie Raitt
Bonnie Raitt convenció al jurado de los premios Grammy, con la encendida lírica de “Just Like That…”

Bonnie Raitt se coronó en una noche en que los Grammy exhibieron un gusto determinante por el clasicismo melódico, sin importar la edad de los defensores de cada una de las propuestas musicales nominadas.

Pese a acreditar solo veintitrés años, la neoyorquina Samara Joy (premiada como la Mejor Artista Nueva) posee una calidad sonora amoldada en el jazz longevo y somnoliento propio de las divas de décadas anteriores; mientras que el laureado y extravagante Harry Styles (la estrella del evento, con su Harry’s House) provocaba aclamaciones desatadas con su pop descarado, el cual no abría desentonado en la Inglaterra de los años setenta. Por no mencionar el éxito atronador en algunas categorías de un puñado de auténticos iconos de las partituras made in USA de ciclo imperecedero y casi legendarios, encabezados por Willie Nelson, Beyoncé y Ozzy Osbourne. Todos ellos abrieron en 2022 su sensibilidad artística a unos tiempos que rezuman modernidad eterna y nostalgia expansiva, a través de sus inteligentes universos de notas pautadas.

Dentro de semejante ecosistema de profundidades etéreas y metaleras, Bonnie Raitt se erigió en la noche del pasado 5 de febrero como la dama de los acordes explosivos, con su excelente trabajo titulado Just Like That… (Redwing Records): una obra de pensamientos ebrios de emoción y misterio, que quedan conjuntados en diez temas de gran capacidad emulsiva e hipnótica.

Bonnie Raitt
Bonnie Raitt ha recuperado la fama, con “Just Like That…”

El gesto sereno y el mechón blanco a lo Donald Mallen daban a Bonnie Lynn Raitt una apariencia de señora acomodada en el arte de la creación sinfónica, vecina -en el abarrotado Crypto.com de Los Ángeles– de las poses mediáticas del hierático Ben Affleck y la exuberante Jennifer Lopez.

BR representaba un remanso de veteranía asumida sin los alardes estelares de Beyoncé, solo escoltada por su guitarra de eléctricos discursos y su enorme arsenal de letras contagiosas.

BONNIE RAITT DEFENDIÓ SU ACERCAMIENTO SENSIBLE A LOS RITMOS ENVOLVENTES

Just Like That… es un álbum de fuerza apremiante, con una energía enmoquetada en los figurados asfaltos que pisan los trovadores contemporáneos. Los diez cortes de los que consta el disco muestran las entrañas roqueras y bluseras de una cantante con ganas de desgarrar pasiones a golpe de estrofa, siempre subida al carro de los argumentos existencialistas y cargados de suspense escénico.

Precisamente, la canción que da título a la obra (con la que Raitt ganó el Grammy a la Mejor Canción) es un alarde de casualidades afortunadas, en las que subyace una historia de amor inconexa e involuntaria, lanzada al vacío por la poliédrica garganta de la cantautora californiana.

Desde el laureado Nick of Time (1995), la artista todoterreno no había alcanzado las cotas de popularidad obtenidas por Just Like That… Un regalo merecido para una creadora de melodías contundentes y aventureras, en las que coexisten chispazos de country amable, conexiones sorprendentes de blues moldeados sobre carreteras polvorientas, cortocircuitos de rock contestario, y ritmos amortizados por un folk magnético y atrayente.

Bonnie Raitt
Bonnie Raitt está en pleno desarrollo de una gira por Estados Unidos, Canadá y algunos países de Europa

Junto a su bajista y a su batería habituales (James “Hutch” Hutchinson y Ricky Fataar, respectivamente), Bonnie Raitt ha elaborado un disco (el dieciocho de su carrera iniciada en 1971) coherente y a ratos absorbente, presidido por la pasión desbocada de una dama inspirada por su colaboración con genios del calibre de Ray Charles, Leon Russell, Jackson Browne y Warren Zevon, entre otros.

Los tres premios Grammy (Canción del Año, Mejor Actuación Americana y Mejor Canción de Raíces Americanas) obtenidos por la autora de Dig in Deep demuestran que la veteranía es un grado, y que lo novedoso no entiende de edades ni generaciones; ya que el talento huye eternamente de los calendarios y los condicionamientos falsamente juveniles.

Nota: Bonnie Raitt actuará el próximo 3 de junio, en el London Palladium de la urbe del Támesis.

Más información sobre la 65 edición de los Grammy Awards en

https://www.grammy.com/

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language