Alien vuelve a sus orígenes

Alien: Romulus es el título de la última película de la franquicia de terror espacial iniciada por Ridley Scott en 1979, con "Alien: el octavo pasajero". El cineasta uruguayo Fede Álvarez (No respires) es el responsable de tan ansiado regreso del monstruo que se hizo famoso por perseguir a la aguerrida Sigourney "Ripley" Weaver; y lo hace con un argumento situado cronológicamente entre "El octavo pasajero" y "Aliens".

11
0 0
Read Time:4 Minute, 18 Second
Alien
Alien: Romulus huye de la dependencia excesiva de la informática.

Alien se ha convertido con el tiempo en una de las criaturas más icónicas del terror moderno.

El prototipo del alienígena protagonista de tan exitosa serie en formato de celuloide, diseñado por Hans Ruedi Giger y Carlo Rambaldi, causó tal sensación entre los espectadores, que su huella aún permanece muy activa en la mente de cualquier aficionado al subgénero cinematográfico basado en sustos provocados en galaxias bastante alejadas del planeta Tierra.

Después de algunas cintas de cuestionable factura artística y creativa, el director uruguayo Fede Álvarez intenta recuperar el concepto original de la saga, un ADN impreso entre la contención sorpresiva de Alien: el octavo pasajero y el espectáculo pirotécnico y de extravagancia épica orquestado por David Cameron, en Aliens (1986). Precisamente, Alien: Romulus (título de referencia mitológica que alberga la movie de Álvarez) sitúa su trama a medio camino cronológico entre las citadas películas (según el director, la historia ocurre veinte años después de Alien: el octavo pasajero).

Tal estratagema argumental responde a la necesidad del responsable del remake de Posesión infernal por centrar el relato en las distintas fórmulas desplegadas por Ridley Scott y David Cameron.

No obstante, la acumulación de apariciones cinematográficas de Alien ha mermado la sensación de sorpresa que causan los primeros planos del electrizante xenoformo; algo que mediatiza y merma la sensación de miedo profundo que sí lograban concitar Scott y Cameron, debido sobre todo a la ausencia de una excesiva explotación en las pantallas del mortífero ser cuando se estrenaron las dos primeras entregas.

En 1979, Alien: el octavo pasajero basó el terror de sus imágenes en una puesta en escena angustiosa y agobiante, desplegada a través de los tenebrosos pasillos de la nave Nostromo, descritos como los principales desencadenantes del infierno que causaba la criatura con aspecto de leviatán.

Por su lado, David Cameron exhibió su excelente criterio profesional al comprender que la senda mostrada por Scott ya estaba agotada en sus pretensiones de sobriedad, y sumió su universo alien en un espectáculo de efectos audiovisuales atronadores, con la impactante Sigourney Weaver como la heroína capaz de aportar humanidad maternal al largometraje.

Alien
Alien: Romulus se sitúa entre “El octavo pasajero” y “Aliens”.

Fede Álvarez incorpora a su película algunos de los elementos pensados por Scott y Cameron, para definir su propio estilo, siempre pendiente de no traicionar la esencia cambiante del alienígena que escupe ácido, y cuyo comportamiento se asemeja al de una gigantesca abeja reina.

Según contó a Variety, Álvarez mostró sus ideas al propio Ridley Scott (el cual ejerce como productor del film, con Walter Hill), y el magistral director reconoció la honestidad y posibilidades de este proyecto poliédrico e inquietante, que responde al título de Alien: Romulus.

ALIEN: ROMULUS PRESCINDE SIEMPRE QUE PUEDE DE LOS EFECTOS CREADOS POR COSTOSOS PROGRAMAS DE ORDENADOR 

Los estudios ubicados en la ciudad de Budapest se transformaron en el cuartel central donde Fede Álvarez y su equipo montaron los fastuosos sets por los que se mueven los actores de Alien: Romulus.

La construcción de la figurada estación espacial en la que viaja la esforzada Rain Carradine (Cailee Spaeny) se llevó a cabo de manera artesanal, con el fin de dotar de autenticidad al film.

Asimismo, las nuevas criaturas que siembran la muerte en el universo siguieron un proceso similar al usado por Giger y Rambaldi en la primera entrega de la franquicia. De esta manera, los moldes y las esculturas conformaron el trabajo central de los técnicos y artistas, quienes procuraron no abusar de la informática ni de la realidad virtual para realizar cada una de las secuencias.

Bajo semejantes coordenadas, la estación espacial Renaissance se acerca en concepto a la fantasmal nave Nostromo. Un enlace sensitivo, que Álvarez ejecuta con precisión y ganas de preservar una atmósfera amenazante de principio a fin; tarea en la que recibe la inestimable ayuda del director de fotografía Galo Olivares (Gretel & Hansel: un cuento de hadas).

Alien
Alien: Romulus crea una nueva Ripley.

Entre las novedades más llamativas de Alien: Romulus se encuentra la presentación de la sustituta de la mítica Ripley. En este aspecto, Fede Álvarez se ha decantado por la joven Cailee Spaeny (conocida por su caracterización de Priscilla Presley, en el film Priscilla) para reemplazar a la talentosa Sigourney Weaver, como la mejor antagonista posible para luchar contra el monstruo de fauces retráctiles.

Spaeny interpreta a la eficaz y resolutiva Rain Carradine, quien usa su inteligencia y resiliencia para plantar batalla al peligroso e incontrolable alien. Ella lidera una tripulación preparada para poner freno al poderío criminal de la criatura que acecha en los corredores de la estación espacial Renaissance.

Una decidida e imaginativa apuesta destinada a recuperar los primeros pasos de una saga que perdió algo de contundencia terrorífica tras la tibieza argumental de Prometheus (Ridley Scott, 2012) y Alien: Covenant (Ridley Scott, 2017).

Nota: Alien: Romulus tiene previsto su estreno en salas para el próximo 16 de agosto.

Más información en

https://www.20thcenturystudios.com

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language