Jacob Elordi y Frankenstein

Jacob Elordi (Priscilla) se une al reparto de la versión de "Frankenstein" producida por Netflix, que rueda en Toronto el director mexicano Guillermo del Toro (La forma del agua). El actor australiano de "Saltburn" sustituye a Andrew Gardfield, en el papel del monstruo trágico creado por Mary Shelley, en 1818. Junto a él, también colaboran en la película Oscar Isaac, Mia Goth, Christoph Waltz y Charles Dance, entre otros.

21
0 0
Read Time:4 Minute, 3 Second
Jacob Elordi
Jacob Elordi ha acaparado la atención internacional tras “Priscilla”, donde interpreta al icónico Elvis Presley.

Jacob Elordi ha irrumpido con una fuerza potente y explosiva en la industria cinematográfica y en la televisiva, y eso que únicamente cuenta con veintiséis años de edad.

Su convincente retrato del decadente y aristocrático Felix Catton, en el film Saltburn (Emerald Fennell, 2023), hizo que los espectadores tomaran constancia de la existencia de este actor de 1, 96 de estatura, capaz de arrebatarle peso dramático en la citada producción británica a un valor tan sólido como es Barry Keoghan.

Después de meterse en el cuerpo de Elvis Presley en Priscilla, a las órdenes de Sofia Coppola, el oceánico ha sido reclutado por el creador mexicano Guillermo del Toro, para encarnar el monstruo ideado por Mary Shelley, en la nueva y esperada versión de Frankenstein.

Pese a que no hay muchas pistas sobre los giros argumentales que Del Toro piensa darle al relato original y a la recreación del icónico personaje revivido por un enloquecido científico, Elordi ya se ha probado el traje desmañado y la fisonomía quebrada de la criatura confeccionada por el doctor Victor Frankenstein: un ser cosido a trozos y con alma de voltaje tormentoso, que inmortalizó Boris Karloff en la legendaria cinta de 1931, dirigida por el inolvidable James Whale.

Precisamente, Guillermo del Toro ha destacado que su visión de las páginas manuscritas por la pareja del poeta Percy Bysshe Shelley en Ginebra tiene mucho que ver con la obra maestra de Karloff y Whale, inspirado en todo momento por la vertiente dolorosa desplegada en la movie de 1931.

Ese romanticismo de abismales contornos, con el que Mary Shelley quiso poner en tela de juicio la propia esencia del ser humano, forma una parte sustancial del guion elaborado por el propio Guillermo del Toro; lo que dota de una personalidad malherida al mal llamado “monstruo” de la historia.

Jacob Elordi
Jacob Elordi tiene la misión de recuperar el sentimiento trágico expresado por Boris Karloff, en la adaptación de 1931.

Tras algunos reveses y retrasos en su concepción, el rodaje de Frankenstein ha podido comenzar por la financiación de Netflix, empresa audiovisual que se ha hecho cargo de aportar el dinero necesario para arrancar un proyecto que el responsable de El laberinto del fauno sitúa sin ambages dentro del clasicismo del terror gótico, siempre con el cuidado de no alterar su ADN de resonancias existenciales.

A tal efecto, Del Toro y su equipo han viajado a Toronto (Canadá), donde se han levantado muchas de las localizaciones del largometraje, en el que participa un elenco plagado de nombres conocidos, tales como Oscar Isaac (quien recrea al ambicioso y soberbio Victor Frankenstein), Mia Goth (La piscina infinita), Christoph Waltz (Malditos bastardos) y Charles Dance (Juego de tronos), entre otras estrellas.

JACOB ELORDI TIENE LA MISIÓN DE POTENCIAR EL ELEMENTO ROMÁNTICO Y TRÁGICO DE LA CRIATURA PENSADA POR MARY SHELLEY

Según diversas declaraciones de Guillermo del Toro, expresadas en algunos medios de comunicación, esta nueva adaptación de la decimonónica novela de Mary Shelley debe bastante a las ilustraciones del artista norteamericano Bernie Wrightson, cuyos dibujos han marcado el aspecto visual que el cineasta mexicano ha querido dar a su Frankenstein.

La necesidad de trascender un poco de la imagen universal y mítica del relato que se ha creado con el paso de las décadas es uno de los ingredientes principales de este remake albergado bajo el paraguas de Netflix, plan que incita a que el personaje del monstruo se envuelva en un aura de pesimismo autodestructivo, tintado por un sentimiento de soledad profundo y asfixiante.

Jacob Elordi
Oscar Isaac (en la imagen) encarna al ambicioso doctor Victor Frankenstein.

Del Toro ha buceado en sus recuerdos cinéfilos de la infancia, para rescatar las emociones que sintió frente al televisor, mientras contemplaba Frankenstein (James Whale, 1931) y La novia de Frankenstein (James Whale, 1935). Una dupla de fotogramas impactantes, que marcó al cineasta centroamericano con su blanco y negro somnoliento y freudiano, como si se tratara de una marca de agua determinante y poética.

Más de diez años ha necesitado el responsable de Mimic para ponerse al frente de este sensible trabajo, con el que intenta recuperar el espíritu simbólico y eterno que generó James Whale, sin casi proponérselo. Operación cargada de imaginación y fantasía, que tiene el propósito de trasladar la mente a la lejana época en que el estilo gótico de Universal Studios guiaba a los espectadores por el terror clásico, a través de imágenes donde los sustos estaban mediados por la lucha bíblica entre el bien y el mal.

Nota: Netflix ha indicado que no es previsible que Frankesntein llegue a las salas antes de 2025.

Más información en

https://www,netflix.com

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language