Drácula llega en barco

El director noruego André Øvredal (La autopsia de Jane Doe) dirige el film de terror gótico "El último viaje del Demeter": una angustiosa cinta, inspirada en un capítulo de la novela "Drácula", de Bram Stoker. Rodada en Berlín y en algunas localidades de Malta, esta película recupera el mito del vampiro más famoso de la literatura y del séptimo arte, a través de uno de los episodios más escalofriantes narrados por Stoker a finales del siglo XIX.

49
0 0
Read Time:3 Minute, 48 Second
Drácula
Drácula es la estrella encubierta de “El último viaje del Demeter”

Drácula ha desembarcado en la cartelera estadounidense en este asfixiante mes de agosto, para plantar su propuesta macabra entre el universo rosa de Barbie, las pesadillas atómicas de Oppenheimer y los mordiscos mortales de Megalodón2: La fosa. El nosferatu por excelencia del séptimo arte nunca pierde fuelle, y su influjo no conoce épocas malas, en cuanto a animar a los espectadores a asistir a una sala de proyección.

Bajo la bandera de los colmillos más imperecederos de la historia del cine y de la literatura, El último viaje del Demeter ofrece una visión especialmente aterradora de la maldición del chupasangre transilvano. Una odisea de destrucción y bestialidad desatada en el interior de un navío decimonónico, con una desquiciada tripulación encerrada con su peor enemigo, y abandonada a la suerte de los condenados de antemano.

El creador noruego André Øvredal (Historias de miedo para contar en la oscuridad) es el máximo responsable de esta interpretación libre del capítulo El registro del capitán, perteneciente a la novela epistolar titulada Drácula, publicada en 1897 por el irlandés Bram Stoker. En el texto original, el autor isleño narró con sumo poder de atracción la carnicería ocurrida a bordo del Demeter: seis semanas de infarto en un barco de carga que transportaba el ataúd de Drácula, de Rumanía a Inglaterra. Una larga travesía que se transformó en una pesadilla al borde de la psicopatía, con gritos desesperados en las jornadas nocturnas, nunca silenciados totalmente por el enloquecido oleaje del océano.

Drácula
El último viaje del Demeter se inspira en un capítulo de la novela original de Bram Stoker

Tras numerosos cambios en el equipo artístico, El último viaje del Demeter ha alcanzado al fin el momento de su esperado estreno en USA; y lo ha hecho en este aciago mes de agosto, con la huelga de guionistas y de actores en su instante de ebullición más problemático. Una temporada estival en la que el público norteamericano ha apoyado el terror añejo que propone Øvredal, con una ambientación clásica y unas caracterizaciones apoyadas en la visión que F. W. Murnau exhibió del vampiro creado por Stoker, en el film Nosferatu, de 1922.

DRÁCULA ES OBJETO DE REVISIÓN POR PARTE DE LA UNIVERSAL DE UNA MANERA DISTINTA A LA PLANTEADA EN SU INICIO

Después del fracaso de algunos de los títulos más relevantes de Universal Pictures para recuperar sus monstruos clásicos (La momia, El hombre lobo…), la productora vio una posibilidad de acercarse a la figura de Drácula, sin por ello acometer un remake que no se presentaba especialmente atrayente de cara a la taquilla (las comparaciones con las películas de Bela Lugosi y Christopher Lee estaban más que aseguradas, aparte de la sombra dejada por la excelente versión llevada a cabio por Francis Ford Coppola, en 1992).

Precisamente, un antiguo trabajador de la premiada película de Coppola fue quien dio la idea germinal al guionista Bragi F. Schut, para montar un relato coherente en torno al espeluznante curso del Demeter.

La posibilidad de jugar con distintos elementos (la mezcla entre el poder malévolo de Drácula y los misterios marinos elevaban la apuesta del horror desatado) dieron alas al escritor cinematográfico, pero todavía tuvieron que pasar varios años, para que el proyecto se pusiera finalmente en marcha.

Drácula
El monstruo de El último viaje del Demeter tiene conexiones con Nosferatu, de Murnau

En un principio, actores tan conocidos como Noomi Rapace, Ben Kingsley y Jude Law estuvieron asociados a esta inquietante obra, que supuestamente iba a dirigir Neal Marshall. Sin embargo, numerosos obstáculos hicieron que los derechos fueran encargados a Amblin Partners, compañía que no dudó en contratar los servicios del efectivo André Øvredal.

La reducción del presupuesto inicial conllevó también a una revisión del cuadro interpretativo, que quedó con el británico Liam Cunningham (Juego de tronos) como cabeza visible de un cartel en el que también participan Corey Hawkins (Infiltrado en el KKKlan), Aisling Franciosi (The Nightingale) y David Dastmalchian (Oppenheimer), entre otros.

Todos ellos se encuentran a bordo del barco infernal que transportó a Drácula de Transilvania a Whitby, en un viaje que acabó trágicamente el 6 de agosto de 1897. Lo que sucedió después, ya quedó expuesto en el libro de Bram Stoker.

Nota: El último viaje del Demeter tiene previsto su estreno en España para el próximo 22 de septiembre de 2023.

Más información en

https://www.universalpictures.com

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language