Jamie Lee Curtis regresa al universo de Halloween, quince años después de su última encarnación de la legendaria Laurie Strode.

La hija de Tony Curtis y Janet Leigh es el enganche artístico más destacado de Halloween 2018: mitad reboot y secuela de la cinta original de John Carpenter, que pretende seguir la trama a partir de la película inaugural de 1978.

El televisivo David Gordon Green es el encargado de dirigir este último título de la saga, el cual cuenta con Carpenter como productor ejecutivo y supervisor general.

Jamie Lee Curtis lleva cuarenta años enfrentándose al matarife llamado Michael Myers

Jamie Lee Curtis lleva cuarenta años enfrentándose al matarife llamado Michael Myers

Continue reading

"Djiango" fue una película italiana, dirigida por Sergio Corbucci en 1966

"Djiango" fue una película italiana, dirigida por Sergio Corbucci en 1966

La noticia saltó como un certezo balazo al comienzo del pasado Festival de Cannes: el carismático autor de la sangrienta Reservoir Dogs podría dar marcha a un proyecto destinado a recuperar la magia del spaghetti western. En la Costa Azul, entre epopeyas kilométricas sobre la raza humana made in the brain of Terrence Malick y viajes por los lugares más emblemáticos de París de la mano de Woody Allen, Quentin Tarantino (Knoxville, Tennessee, USA, 1963) volvió a sonar con fuerza en los dimes y diretes con aroma estelar; apaciguando los temores del personal por el posible hecho de que, después de Malditos bastardos, el realizador se hubiera puesto la camiseta de vendedor para hacerse cargo de algún videoclub estilo cult (aunque la tienda tendría que ser virtual, más que nada por los efectos que la piratería está causando en la industria del DVD).

Un personaje de los de programa doble con palomitas rancias, llamado Django, es el responsable de que el filmador de la premiada y excéntrica Pulp Fiction esté en estos momentos deshojando la margarita sobre si montar el mencionado remake o no. El pistolero de pasado oscuro -al que su creador identificó como antiguo soldado del ejército de la Unión- inventado en 1966 por el italiano Sergio Corbucci (Roma, 1926- 1990) volvería a la vida en formato de celuloide, en caso de confirmarse la materialización del esperado rodaje; y lo haría por todo lo alto, con más de un puñado de dólares como presupuesto y haciendo morder el polvo a la pléyade de entendidos que en su época despreciaron el argumento de la cinta original.

Franco Nero encarnó a Djiango en el filme original

Franco Nero encarnó a Djiango en el filme original

 Django nació en el segundo lustro de los sesenta con el simple objetivo de entretener a los espectadores. En su primera aventura a base de fotogramas en movimiento, el papel principal recayó en el por entonces sex symbol italiano Franco Nero. La mirada verdosa del que fuera marido de Vanessa Redagrave dotó al otrora militar de una personalidad insólita, en un guion (escrito y dirigido por Sergio Corbucci) que enfrentaba al explosivo guerrero con una banda de mexicanos, en la convlusa frontera entre el país de Pancho Villa y USA. El largometraje vio la luz en 1966, y fue bautizado como el gunman de rápidos reflejos; es decir, Django. Mientras que el elenco interpretativo contó con la colaboración de los españoles José Bódalo y Eduardo Fajardo; a la vez de lucir la belleza de la musa de no pocos péplums, Loredana Nusciak.

 

La popularidad de la obra de Corbucci fue tal que Nero dio su visto bueno para prestar su físico a otro fuera de la ley de similar naturaleza, esta vez llamado Keoma. Sin embargo, los resultados no fueron los mismos, y la estrella de Camelot tuvo que volver a enfundarse el colt de Django en una segunda entrega de este serial destinado a ser proyectado en la pantalla grande. El retorno del héroe (Nelo Rossati, 1987) supuso la resurrección del tipo de mirada opaca y uniforme oscuro. En esta secuela, Django se hallaba en su faceta más serena y responsable. El hombre quería dejar atrás la violencia de sus años mozos, por lo que había decidido tomar el hábito de monje para retirarse del mundanal ruido. Pero el secuestro de su hija por unos húngaros sin escrúpulos hace que los antiguos métodos del gunman reverdezcan, con el fin de salvar a su heredera de la esclavitud. Para esta película, el dinero invertido permitió al realizador contratar como malvado al camaleónico Donald Pleasence (el inolvidable doctor Loomis de La noche de Halloween y el perseguidor implacable de Peter Strauss en Soldado azul).

Hasta en "Malditos bastardos" se nota la vinculación de Tarantino con el western

Incluso en "Malditos bastardos" se nota la vinculación de Tarantino con el western

Hasta aquí, las apariciones del actor de Garibaldi en las costuras de Django; aunque esto no quiere decir que el papel se quedara quieto en el rincón de los ilustres titanes del spaghetti western del tiempo del hippismo (un lugar que sin duda comparte en nostálgico triunvirato con Sartana y Trinidad). De esta forma, las obras con el mediático ex militar en la Guerra de Secesión americana se fueron sumando con los rostros más variados y las tramas más llamativas. Terence Hill, en El clan de los ahorcados (Ferdinand Baldi, 1968); Anthony Steffer, en Django il bastardo (Sergio Garrone, 1969) y W Djiango (Edoardo Mulargia, 1971); y Glenn Saxon, en la alemana Yo soy Trinidad (Alberto de Martino, 1966) fueron algunos de los profesionales más destacados que pusieron rasgos al individuo del Far West inventado por Sergio Corbucci.

Entre los proyectos que se barajan sobre lo nuevo del realizador de "Pulp Fiction" se encuentra una posible tercera parte de "Kill Bill"

Entre los proyectos que se barajan sobre lo nuevo del realizador de "Pulp Fiction" se encuentra una posible tercera parte de "Kill Bill"

Dentro de ese ramillete de recreaciones del original de Nero, llama poderosamente la atención el remake libre que elaboró en 2007 el japonés Takashi Miike: Sukiyaki Western Django. Esta aportación es la que puede haber puesto al pistolero en la órbita audiovisual de Tarantino; ya que es conocida la pasión del estadounidense por el cine de artes marciales y de factura oriental.

Takashi Miike tomó el personaje de Django para una producción de 2007

Takashi Miike tomó el personaje de Django para una producción de 2007

En cuanto al reparto de Django Unchained (probablemente, el título cambiará en breve), todavía no hay nada que se pueda considerar oficial; pero la página del imdb apunta a la elección de Will Smith para encarnar al ex unionista. El intérprete de Soy leyenda tendría que dar su beneplácito una vez termine de grabar Hombres de negro III, y despeje las dudas respecto a su involucración en el nuevo proyecto de Lana y Andy Wachowsky. Smith ya se enfundó las cartucheras del salvaje Oeste en Wild, Wild, West; por lo que no le pillarían como novato los escenarios desérticos por los que transitaron las atormentadas almas de Jesse James y Billy El Niño. Además, la seguridad de acertar con su puntería aumentaría en el caché del Prícnipe de Bell Air si el resto de los tocados por la productora de Tarantino diera al creador el “sí quiero”. En concreto, la lista del cuadro dramático se completaría con Idris Elba (Ladrones); Christoph Waltz (es tarantiniano desde su caracterización del coronel Hans Landa, en Malditos bastardos); Samuel L. Jackson (sería la cuarta peli con Quentin, después de Kill Bill: volumen 2, Jackie Brown y Pulp Fiction); Keith Carradine (Los duelistas); Treat Williams (Deep Rising); y Franco Nero (homenaje por todo lo alto al genuino Django).

El cineasta de Tennessee es un admirador confeso del spaghetti western

El cineasta es un admirador confeso del spaghetti western

Aún es pronto para adelantar cuál será el próximo largo del natural de Tennessee; pero sería una lástima que, cuando cuelgue la claqueta, solo hubiera tocado el género del western de la manera tan tangencial como lo ha venido haciendo hasta ahora. En todas las cintas de QT hay algo del Far West; y su perspectiva del antihéroe transalpino que materializa Django sería cuanto menos intensa. No obstante, Kill Bill 3 amenaza con alejar al decimonónico fuera de la ley de la estela creativa del autor de Death Proof. Los próximos meses hablarán por boca del hijo de Knoxville.

No sería de extrañar que el trabajo de Miike haya incentivado al gusto de Tarantino por Django

No sería de extrañar que el trabajo de Miike haya incentivado el gusto de Tarantino por Django