Madre! conforma una pesadilla de atmósferas supuestamente inquietantes y surrealismo delirante, a la que Darren Aronofsky no aporta la necesaria consistencia dramática.

El responsable de Cisne negro toca tangencialmente géneros como el del terror y el del thriller psicológico, para narrar una historia carente de un engranaje sustancial, y sin el peso trágico que debería requerir una obra de semejante calado.

Pese a que Jennifer Lawrence realiza una interpretación esforzada y brillante, su personaje queda mutilado por la barroca puesta en escena, y por la ausencia de una verdadera intención por mostrar las causas y consecuencias de su sufrimiento.

Madre!

Madre! juega al despiste desde el inicio

Continue reading