Amanda Seyfried regresa a las pantallas, después de tomarse un descanso por cuestiones personales, con una historia distópica al estilo de Minority Report, titulada Anon.

El filme, que cuenta con un presupuesto cifrado en torno a cuatro millones de dólares, está próximo a la finalización de su etapa de rodaje en la ciudad de Toronto (Ontario, Canadá).

El neozelandés Andrew Niccol (quien ya dirigió a Seyfried en In Time) es el encargado de traducir a imágenes en movimiento el siniestro universo diseñado por el guion de Anon, el cual tiene al policía Sal Frieland (Clive Owen) como protagonista masculino.

Amanda Seyfried (en la imagen) interpreta a una luchadora contra el gobierno, en "Anon"

Amanda Seyfried (en la imagen) interpreta a una luchadora contra el sistema, en “Anon”

Continue reading

El alter ego cinematográfico de Alejandro Magno graba en estos momentos "Dead Man Down"

El alter ego cinematográfico de Alejandro Magno graba en estos momentos “Dead Man Down”

Blockbusters, filmes de presupuesto modesto, indies de relumbrón… cualquier terreno es bueno para que este actor de origen irlandés muestre sus cualidades interpretativas. Tras un tiempo de ausencia, mediada solamente por productos de interesante factura dramática como London Boulevard y Perdidos en Brujas, el protagonista del remake de Corrupción en Miami y El nuevo mundo está encadenando, en esta temporada de 2012-2013, una de esas rachas en formato de celuloide que le tendrá por unos meses en las pantallas del planeta.

Farrell también es el protagonista de la nueva versión de "Desafío total"

Farrell también es el protagonista de la nueva versión de “Desafío total”

La primera de estas producciones en llegar a las salas debería ser la adaptación de Desafío total, que corre a cargo del eléctrico Len Wiseman. Inspirada en un relato corto del escritor de ciencia ficción llamado Philip K. Dick (texto bautizado en papel con el nombre de We Can Remember It For Your Wholesale), la trama sigue pareja a la historia que rodó en 1990 el holandés Paul Verhoeven (en esa ocasión, con Arnold Schwarzenegger, Sharon Stone y Rachel Ticotin como cabezas de cartel). De esta manera, el argumento del trabajo de Wiseman repite los esquemas conceptuales personificados en  un trabajador de la construcción (Doug Quaid); quien descubre, al recibir un implante vacacional, que en realidad es un espía al que se le había sometido a un lavado de cerebro. Ante la toma de posesión de su verdadera identidad, el incauto tipo debe huir a Marte para hallarse a sí mismo: un escenario tan peligroso como letal. Farrell recoge el testigo de la estrella de Conan para dar vida a este hombre acechado por su movido pretérito; mientras que la británica Kate Beckinsale hace lo propio con la parte de la maquiavélica esposa a la que encarnó en los noventa la sensual Stone (Lori), y la escultural Jessica Biel se resarce físicamente en el rol de la atlética Melina (papel que hace 22 años recayó en la morena  Ticotin).

En el filme basado en el relato de Philip K. Dick, Colin encarna a un espía al que se le han borrado los recuerdos

En el filme, basado en un relato de Philip K. Dick, Colin encarna a un espía al que se le han borrado los recuerdos

Pero Colin no tenía suficiente con arriesgar el pellejo en las extensiones del planeta rojo; por lo que no dudó en aceptar el encargo de jugarse el tipo igualmente en la Tierra. En esta dimensión fronteriza es en la que entra el thriller Seven Phychopaths, de Martin McDonagh; producto en el que el isleño comparte elenco con Woody Harrelson y Sam Rockwell. Embarcado en este vehículo de testosterona rebosante y adrenalina candente, el terceto monta una aventura de mafias y exotismo oriental.

"Dead Man Down" supone el debut en Hollywood del cineastaconocido por la saga sueca de "Millennium"

“Dead Man Down” supone el debut en Hollywood del cineasta conocido por la saga sueca de “Millennium”

Y como no hay dos sin tres, el fogueado intérprete se ha unido -una vez finalizado el ejercicio de McDonagh– a una película de corte policiaco realmente atrayente. En una línea semejante a Seven Phychopaths circula el largometraje Dead Man Down, que el actor del pelo de color azabache rueda en estas semanas en las calles de Pensilvania y Filadelfia. En esta esperada obra, la dirección ha caído en las manos del nórdico Niels Arden Oplev, en lo que supone su debut en el mercado hollywoodiense. Tan especial oportunidad, la ha querido engalanar el cineasta de Millennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres con un efectista guion elaborado por el cerebro del serial Fringe y de movies como The Mexican: Joel Howard Wyman.

Noomi Rapace colabora por primera vez con el actor de "El nuevo mundo" en "Dead Man Down"

Noomi Rapace colabora por primera vez con el actor de “El nuevo mundo” en “Dead Man Down”

No obstante, pese a la novedad que supone la inclusión de un casi desconocido realizador escandinavo en una producción estadounidense; lo más llamativo se halla en el nutrido reparto de la cinta. Para empezar, el personaje femenino principal ha ido a parar a la sueca Noomi Rapace (la musa hacker de Oplev en Millennium). La chica que convirtió a Lisbeth Salander en un icono de corte generacional está apretando con fuerza el acelerador profesional en el escaparate anglosajón, y encarrila proyectos en la Meca del Cine con una versatilidad pasmosa. Así, quitando su incursión en la segunda entrega del Sherlock Holmes de Guy Ritchie, la muchacha de las otrora tachuelas es uno de los principales reclamos de Prometheus, de Ridley Scott, y Passion, de Brian de Palma. Aunque el cuadro artístico aún tiene más rostros a destacar, entre los que se puede listar el de Terrence Howard (Despierto), el de la francesa Isabelle Huppert (la musa de Chabrol se deja ver en una movie made in USA), el del inglés Dominic Cooper (La duquesa) y el del veterano Armand Assante (Los reyes del mambo).

Isabelle Huppert es otra de las sorpresas del filme que rueda Niels Arden Oplev

Isabelle Huppert es otra de las sorpresas del filme que rueda Niels Arden Oplev

Por cierto, el argumento de Dead Man Down versa sobre el segundo de a bordo de un hampón. Este subalterno (al que pone cuerpo y alma Farrell) es de los que no se cuestionan las órdenes de su jefe; por lo menos hasta que se cruza en su camino Beatrice: una bella dama que busca alimentar su venganza contra el violento boss de Colin.  

Terrence Howard hace de mafioso en "Dead Man Down"

Terrence Howard hace de mafioso en “Dead Man Down”

Si a los títulos reflejados se suma el de Epic (película de animación de Chris Wedge, en la que el treintañero de Los hombres de Harrelson pone voz entre los timbres de Amanda Seyfried, Josh Hutcherson y Beyoncé Knowles); los fans del carismático Mr. CF verán colmados sus deseos de disfrutar de su presencia, esculpida mediante imágenes en movimiento.

Colin Farrell suma proyectos, con los que apuntalar su carrera, en esta temporada

Colin Farrell suma proyectos, con los que apuntalar su carrera en esta temporada

En la nueva versión, la protagonista es una chica con dos pretendientes

En la nueva versión, la protagonista es una chica con dos pretendientes

La directora de Crepúsculo (Catherine Hardwicke), cansada de tanto vampiro adolescente con rostro pálido y tupé al viento, retoma el cuento tradicional europeo de la cría y el peludo depredador en la película Red Riding Hood; dándole una vuelta argumental de cierto calado dramático. El guionista David Johnson (quien aterrorizó al presonal con su trabajo en La huérfana) se inventa toda una trama ajena a la historia que popularizaron -entre otros- Charles Perrault, los hermanos Grimm y Ludwig Tieck. La cosa queda así: en la época de la Edad Media, una muchacha de nombre Valerie pierde la cabeza por un galán de escasa fortuna llamado Peter. Sin embargo, los padres de la chica quieren que su hija se case con un partido de mayor nivel económico. Angustiados por una más que segura separación, los amantes furtivos deciden escapar. Momento en el que hace acto de presencia un sanguinario animal, que asesina a la hermana de la protagonista.

Amanda Seyfried interpreta a la gachí de la caperuza

Amanda Seyfried interpreta a la gachí de la caperuza

Los ecos de El pacto de los lobos (Christophe Gans, 2001) y de En compañía de lobos (Neil Jordan, 1984) parecen inspirar al filme de Hardwicke, quien ha confiado el estrellato de su elenco interpretativo a la mediática Amanda Seyfried. La actriz de Querido John y Cartas a Julieta se encasqueta la caperuza de color tomate en un paisaje onírico, situado en espectaculares escenarios naturales de la Columbia canadiense. Los británicos Julie Christie (la inolvidable Lara de El doctor Zhivago hace en esta ocasión de la abuela de Valerie) y Gary Oldman (como el cazador de aulladores cuadrúpedos) comparten los títulos de crédito con la veinteañera.

El cuento oral fue trasladado al papel por Perrault y los hermanos Grimm

El cuento oral fue trasladado al papel por Perrault y los hermanos Grimm

No se sabe si la realizadora de Thirteen habrá visionado previamente otras adaptaciones “libres” del relato de la literatura popular. Pero, antes que ella, otros creadores ya pensaron que la trama de la niña a la que acosa un lupo mientras se dirigía a visitar a su ancianita grandmother tenía madera de terrorífico thriller, más allá de interpretaciones fidedignas de la matriz temática original. Entre estas perversiones de la narración infantil destacadan tres obras: Sin salida (Matthew Bright, 1996), Hard Candy (David Slade, 2005) y La increíble pero cierta historia de Caperucita Roja (Cory Edwards, Todd Edwards, Tony Leech, 2005).

En "Sin Salida", Caperucita era una delincuente fugada

En "Sin Salida", Caperucita era una delincuente fugada

Sin salida supuso la conversión de la chica del cuento inmortalizado por los Grimm y Perrault en una delincuente juvenil (Reese Witherspoo), que escapaba de un trabajador social refugiándose en la casa de su abuela. Pero, en el camino, se topaba con un peligroso asesino en serie.

Ellen Page se enfrentaba a un pedófilo en la adaptación titulada "Hard Candy"

Ellen Page se enfrentaba a un pedófilo en la adaptación titulada "Hard Candy"

Por su parte, Hard Candy reproducía el argumento a través de los ojos de una adolescente algo compleja (Ellen Page), que se las hacía pasar canutas a un pedófilo (Patrick Wilson).

El punto de vista más humorístico del relato lo puso "La verdadera historia de Caperucita Roja"

El punto de vista más humorístico del relato lo puso "La verdadera historia de Caperucita Roja"

Por último, la cinta de animación La increíble pero cierta historia de Caperucita Roja dotaba a la acción de un humor del que carecían los anteriores largometrajes con actores de carne y hueso.

Aunque, también han habido adaptaciones más o menos fieles al texto tradicional. En este apartado se incluye  Caperucita (Adam Brooks, 1989), con Amelia Shankley, Isabella Rossellini y Craig T. Nelson.

Los que deseen ampliar información sobre Red Riding Hood, ya pueden desgustar el avance en imágenes en la página http://www.imdb.com