Alita, el ciborg manga ideado en los noventa por Yukito Kishiro, se transforma en una mujer y carne y hueso de la mano de Robert Rodríguez, en Alita: Battle Angel.

El director de Abierto hasta el amanecer hace suyo el guion elaborado por James Cameron y Laeta Kalogridis, después de que el primero de ellos desechara el plan de trasladarlo a la pantalla grande.

La aeróbica Rosa Salazar (la enérgica Lynn, de la serie Divergente) es la encargada de dotar de físico a la famosa androide, protagonista de las novelas gráficas de Kishiro.

Alita vio canceladas sus aventuras de papel por la crisis económica

Alita vio canceladas sus aventuras de papel por la crisis económica

Continue reading