Amanda Seyfried regresa a las pantallas, después de tomarse un descanso por cuestiones personales, con una historia distópica al estilo de Minority Report, titulada Anon.

El filme, que cuenta con un presupuesto cifrado en torno a cuatro millones de dólares, está próximo a la finalización de su etapa de rodaje en la ciudad de Toronto (Ontario, Canadá).

El neozelandés Andrew Niccol (quien ya dirigió a Seyfried en In Time) es el encargado de traducir a imágenes en movimiento el siniestro universo diseñado por el guion de Anon, el cual tiene al policía Sal Frieland (Clive Owen) como protagonista masculino.

Amanda Seyfried (en la imagen) interpreta a una luchadora contra el gobierno, en "Anon"

Amanda Seyfried (en la imagen) interpreta a una luchadora contra el sistema, en “Anon”

Continue reading