El escritor de "Trilogía de Deptford" es uno de los más reconocidos en su país

El escritor de "Trilogía de Deptford" es uno de los más reconocidos en su país

Algo de Próspero, y de su manto mágico, residía en el aspecto de este insigne narrador canadiense. Su figura de dandy algo desastrado -entre Mark Twain, Ernest Hemingway y Santa Claus de mirada socarrona-  y de intelectual despistado era una buena toma de contacto para introducirse en sus ilustres palabras,  siempre regadas con el encanto de lo legendario y aliñadas con las decuadas especias de la crítica social versátil y desdramatizadora.

La editorial Libros del Asteroide publica en español "A merced de la tempestad"

La editorial Libros del Asteroide publica en español "A merced de la tempestad"

Más de cuatro décadas redactando textos –encuadrados en géneros tan ricos y jugosos como las obras de teatro, los cuentos, las novelas y los ensayos- han hecho de William Robertson Davies (Thomasville, Ontario, 1913- Orangeville, Ontario, 1995) uno de los representantes más valorados de la literatura del país de la Policía Montada. Tal distinción, ganada a frase a frase por este señor de vastos conocimientos y hondura narrativa incuestionable, ha sido un punto a su favor para que su amplio muestrario creativo haya saltado la barrera idiomática más allá del inglés primigenio. Precisamente, una de las últimas traducciones de una de sus obras se presentó el pasado mes de enero en la lengua de Cervantes y Lope de Vega; un volumen titulado A merced de la tempestad, que saca a la venta Libros del Asteroide con la meritoria interpretación de Concha Cardeñoso.

La producción literaria de Davies está encuadrada en constantes trilogías

La producción literaria de Davies está encuadrada en constantes trilogías

Perteneciente a la denominada Trilogía de Salterton, el libro recién salido del horno compositivo de la mencionada editorial centra su acción en una de las pasiones del autor: el teatro y las representaciones amateurs. No en vano, Davies participó animadamente en bastantes de los montajes del Old Vic Repertory, la misma compañía en la que sobresalieron algunos de los nombres de la escena británica más recordados en la Historia, gente como Laurence Olivier y Ralph Richardson. Fruto de ese gusto por el aroma a tarima y a decorados pintados, el novelista norteamericano ideó A merced de la tempestad, un relato medidamente neurótico y alocado que sigue los avatares de un grupo de actores, que pretenden realizar una versión acelerada de La tempestad de William Shakespeare. El sueño de construir su apuesta artística en los jardines de la residencia de George Alexander Webster marca el devenir de unos acontecimientos en los que el docto Mr. Robertson echa a volar su imaginación costumbrista y romántica, en forma de amoríos de alcoba y sonrojos provocados por los aspirantes a estrellas y las hijas del propietario de la vivienda (Griselda y Freddy).

El natural de Ontario falleció antes de finalizar "The Toronto Trilogy"

El natural de Ontario falleció antes de finalizar "The Toronto Trilogy"

El estilo habitual del graduado por la vetusta Universidad de Oxford (en concreto, el Balliol Colledge) y la institución de Kingston se concita en esta entrega del tríptico con el objeto de descubrir la capacidad para la ironía y la sátira de este hombre de blanca barba, que dedicó parte de su producción a analizar las creaciones del artífice de Hamlet. El elemento histórico y pretendidamente hedonista se mezcla con inusitada fuerza con el costumbrismo de la época en la que Davies redactó originalmente este texto (1951), y con la visión más o menos realista de la ciudad en la que está ambientado: Salterton.

Antes de dedicarse a la novela, el narrador trabajó en el británico Old Vic Repertory

Antes de dedicarse a la novela, el narrador trabajó en el británico Old Vic Repertory

El trabajo de Robetson Davies es un compendio vertiginoso y chispeante que el propio novelista fue agrupando en celebradas trilogías. Una de las más conocidas a nivel internacional es la de Deptford (integrada por El quinto en discordia, Mantícora y El mundo de los prodigios); aunque también obtuvo un éxito ciertamente sobresaliente la de Cornish (Ángeles rebeldes, Lo que arraiga en el hueso y La lira de Orfeo son sus partes). Las tramas detectivescas y de sinceridad sobre los pecados de los protagonistas situadas en Deptford –cuyo argumento versa sobre el descubrimiento del asesinato del magnate Boy Staunton– y las singularidades de las influencias artúricas de la segunda conformaron un buen ejemplo de la riqueza literaria de este irrepetible individuo, que tuvo el honor de ser el primer intelectual canadiense en ingresar en la Academia Americana de las Artes y las Letras.

Se doctoró en Oxford con una tesis sobre el teatro de Shakespeare

Se doctoró en Oxford con una tesis sobre el teatro de Shakespeare

Las poco más de trescientas páginas que definen A merced de la tempestad se convierten, por la sensibilidad de su redactor, en fieles espejos de las tensiones humanas y de las diversiones lúdicas de los que suelen meterse en las vidas de otros congéneres. Esos humorísticos comediantes que tanto inspiraron al profesor, y que quizá llegaron a tentarle interpretativamente mientras jugaban en su  mente transformando a Davies en un alter ego –reconocible o no- del excéntrico profesor de matemáticas –y tesorero de la Compañía Joven de SaltertonHector Mackilwraith.

Davies ganó a título póstumo el Premi Libreter en 2006, por la excepcional "El quinto en discordia"

Davies ganó a título póstumo el Premi Libreter en 2006, por la excepcional "El quinto en discordia"

Más información en http://www.librosdelasteroide.com

La cantautora norteamericana presentará este miércoles en Madrid "The Wind That Shakes The Barley"

La cantautora norteamericana presentará este miércoles en Madrid "The Wind That Shakes The Barley"

Entre los pliegues del piano de esta señora canadiense crujen las voces de los que se dejaron seducir por Avalon. Las leyendas celtas de corte artúrico, con guerreros prendidos de la Cruz y novias violentadas por la muerte prematura de amores fantasmales, han hecho de las notas de esta mujer de melena leonina testimonios constantes de la pasión envuelta en niebla, de leyendas entonadas al calor de la leña en algún castillo oculto en la remota geografía normanda o escandinava.

Los nuevos temas de la letrista y compositora se refugian en la tradición celta

Los nuevos temas de la letrista y compositora se refugian en la tradición celta

Sería demasiado limitado referirse a Loreena McKennitt (Morden, Manitoba, Canadá, 1957) como una representa más del movimiento conocido como new age; ya que el espíritu de esta trovadora de los ancestros culturales se resiste a cualquier aprisionamiento sonoro. El arpa de esta fémina de mirada continuamente desafiante, casi soñadora, es de las que se dejan mimar por las resonancias más variadas, por las influencias que captan la sensibilidad del terciopelo evocador; tanto en el terreno argumental como auditivo.

La discografía de McKennitt se caracteriza por la sensibilidad y la sugerencia

La discografía de McKennitt se caracteriza por la sensibilidad y la sugerencia

Después de ocho discos de estudio y dos en directo llega a las tiendas The Wind That Shakes The Barley (editado por Universal), la última ensoñación de corte romántico de esta especialista en invocar las emociones melódicas. En los temas compuestos por la norteamericana no se observan signos de cansancio o de reiteración; sino todo lo contrario: el CD, que salió a la venta el pasado 12 de noviembre y que presentará en Madrid este miércoles a las 18:30 en El Corte Inglés de la calle Goya, regresa a las raíces artísticas de McKennitt; aunque con las experiencias vividas como bandera visible de un conjunto cautivador y misterioso. Los once tracks (nueva canciones y un par de instrumentales) que conforman este trabajo de la vocalista canadiense tienen el hambre de descubrir la perfección a través del pentagrama, de destapar los sueños más ocultos mediante historias sorprendentes, evocadoras, rompedoras, inmortales…

Uno de los momentos álgidos de su carrera lo supuso su concierto en el Palacio de Carlos V, en La Alhambra

Uno de los momentos álgidos de su carrera lo supuso su concierto en el Palacio de Carlos V, en La Alhambra

Seguramente, Loreena aún tendrá en la memoria el paisaje luminoso del Palacio  de Carlos V, en La Alhambra granadina; cuando -acompañada por su banda- dio unos inolvidables e intensos recitales a mediados de septiembre en 2006. En esas citas, la cantautora se vació profesionalmente; entregando a su público la inigualable y rotunda calidad musical que siempre se espera en cualquiera de sus espectáculos. Incluso Boabdil debió sentir el remanso sincero de los ritmos étnicos de McKennitt, en unas noches de embrujo que -sin duda- la residente en Ontario desearía repetir en un futuro no muy lejano.

La poesía es uno de los puntales en su inspiración

La poesía es uno de los puntales en su inspiración

Canciones como la nostálgica y bella The Death Of Queen Jane o la vibrante The Emigration Tunes construyen la recuperación de un universo en el que los estados de ánimo son los verdaderos protagonistas; un cosmos made in McKennitt que la estrella nórdica ya recreó con soltura y sabiduría en los celebrados Elemental y Visit.

En los sonidos de Loreena McKennitt están muy presentes los ecos de los peregrinos del Mayflower, esa comunidad puritana que buscó en el Nuevo Mundo una ilusión de la permanencia existencial negada por la Europa de las persecuciones religiosas. Viajera, cual pasajero de la mencionada nave, la compositora no ha dudado en enriquecer su legado con influencias de todo tipo. La poesía excelsa de los maestros de la luz espiritual (William Butler Yeats, San Juan de la Cruz y el inefable William Shakespeare son algunos de sus autores de cabecera a la hora de escribir las letras de sus temas) y los ritmos de diferentes lugares del planeta (dedicó un CD a España y otro a Asia) han convertido en mestiza de intenciones la sinfonía curricular de la responsable del sorprendente The Mask And The Mirror.

Le gusta investigar continuamente novedosos sonidos para enriquecer su música

Le gusta investigar continuamente novedosos sonidos para enriquecer su música

Por las venas creativas de esta dama, experta en hurgar dentro de los lastimeros sollozos del arpa y las teclas del piano, corren tanto la cultura celta como la africana, el sol mediterráneo como las heladas superficies de los fiordos noruegos. Composiciones como Marco Polo, A Midwinter Night’s Dream y Santiago así lo demuestran. Embarcarse con la autora de Banks Of Clouds –rumbo hacia épocas recobradas del pensamiento y con puertos elaborados con recuerdos de la naturaleza humana primigenia- es un plan apatecible y real gracias a The Wind That Shakes The Barley. Una oportunidad que sus fans disfrutarán en breve con la consiguiente gira de presentación, del renovado repertorio de esta baladista con las pupilas incandescentes.

En las sintonías de la natural de Morden hay un fuerte elemento de intemporalidad

En las sintonías de la natural de Morden hay un fuerte elemento de intemporalidad

 Más información en http://www.quinlanroad.com

El cineasta de "La carnaza" reproduce un texto de Madame de La Fayette

El cineasta de "La carnaza" reproduce un texto de Madame de La Fayette

La noche del 24 de agosto de 1572, París bien valió una misa. Las calles de la capital francesa amanecieron teñidas con la sangre de miles de hugonotes –cristianos protestantes que profesaban las doctrinas calvinistas-; y con estos cuerpos desmembrados dieron comienzo las guerras de religión, marcando una época realmente oscura en la historia del Viejo Continente. El director de Alrededor de la medianoche se refugia creativamente en ese período de destrucción, caos y falta de Fe; para proyectar sobre una pantalla una aproximación medianamente certera y respetuosamente fiel de La Princesa de Montpensier, surgida de la activa mente de Madame de La Fayette.

La protagonista se basa en un personaje real que sufrió un matrimonio de conveniencia

La protagonista se basa en un personaje real que sufrió un matrimonio de conveniencia

La capacidad para introducir su cámara en los más variados universos ha hecho que la filmografía de Bertrand Tavernier (Lyon, Rhône, Francia, 1941) haya escapado continuamente de catalogaciones estrictas y de anquilosamientos intelectuales. Esto provoca que en su senda profesional no sea extraño que el cineasta salte por ejemplo –con piruetas emocionales incluidas- de la psicosis criminal expuesta en la recién estrenada en España En el centro de la tormenta (versión en celuloide de la novela The Electric Mist With Conferate Dead, de James Lee Burke) al reinado de Carlos IX; y que encima lo haga con una riqueza audiovisual al alcance de muy pocos en eso de exhibir una cantidad determinada de fotogramas por segundo.

Las trampas sentimentales de los cortesanos marcan el desarrollo del filme

Las trampas sentimentales de los cortesanos marcan el desarrollo del filme

El veterano Jean Cosmos (el octogenario escritor es el autor, entre otros, de los guiones de Capitán Conan y Conversaciones con mi jardinero) firma como responsable literario de la traducción a imágenes en movimiento de las palabras redactadas por Marie-Madeleine Piochet de la Verge; frases descompuestas con la pasión de los espíritus que deseaban dejar su huella en una actualidad violenta y marginadora, en donde la voz de una mujer era considerada demasiado insignificante como para ser tenida en cuenta (y eso que la señora acreditó con suficiencia sus dotes para la literatura tras la excelente La Princesa de Cléves). Ese anhelo de suscitar sentimientos más allá de la moral establecida está presente en cada página de La Princesa de Montpensier, cuyo argumento es el de una muchacha de cierto abolengo que es obligada a casarse con un hombre a quien no ama.

Madame de La Fayette fue una de las autoras más importantes en el siglo XVII

Madame de La Fayette fue una de las autoras más importantes en el siglo XVII

La ruptura del corazón es un tema que gravita con intensidad por toda la película de Tavernier, como lo hace en el conjunto de párrafos  que conforman el impactante libro. Marie de Montpensier es una joven de aspecto frágil, pero fuerte en su comportamiento y en su necesidad de soportar los golpes que le da su propia existencia. Enamorada hasta el último pelo de su tocado de su primo Henri de Guise, la chica de los vestidos imponentes debe contraer enlace nupcial con el aristócrata Philippe de Montpensier. Sin posibilidad de negarse a tal unión, la protagonista se resigna a su suerte, en un tiempo en el que estaban en su punto álgido las mencionadas guerras de religión. Por este motivo, su esposo por poderes manda a su querida mujercilla al castillo de Champigny, donde la dama conoce al conde de Chabannes y al duque de Anjou, un hombre cuyo destino estaba ligado directamente con el futuro de la monarquía.

Tavernier introduce su cámara en las guerras de religión del XVI después de éxitos como "Capitán Conan"

Tavernier introduce su cámara en las guerras de religión del XVI después de éxitos como "Capitán Conan"

La rubia actriz Mélanie Thierry (Saint Germain en Laye, Francia, 1981) ha sido la agraciada por el ojo profesional de Tavernier para encarnar al personaje principal: Marie de Montpensier. La intérprete, pese a no haber siquiera entrado en la treintena, ya sabe sobradamente lo que es afrontar con su físico las tribulaciones de féminas de épocas pretéritas. Lo hizo en L’autre Dumas (producción de 2010, en la que Gérard Depardieu daba vida al socio menos conocido de Dumas, Auguste Maquet) y en su participación más mediática hasta el momento, la llevada a cabo como The Girl en La leyenda del pianista en el océano (Giuseppe Tornatore, 1998). Pero Thierry no para en La Princesa de Montpensier con las sensaciones fuertes a nivel actoral en este 2011: el rodaje de la cinta Impardonnables, obra de otro grande como André Techiné, así lo atestigua.

El realizador de "Salvoconducto" salta al tiempo de los hugonotes después de rodar en USA "En el centro de la tormenta"

El realizador de "Salvoconducto" salta al tiempo de los hugonotes después de rodar en USA "En el centro de la tormenta"

Acompañando a la espectacular damisela de Quasimodo d’El Paris (Patrick Timist, 1999), el prolífico Lambert Wilson (Neully-sur-Seine, Francia, 1958) de Matrix y On Connâit la Chanson da la réplica perfecta a la estrella emergente, como el conde de Chabannes; reparto que también cuenta con las estimables presencias de Grégorie Leprince-Rinquet (Fugitivos), Gaspard Ulliel (Hannibal, el origen del mal) y Raphäel Personnaz (Rosa y negro).

Es más que posible que muchos echen en falta -en esta obra de corte histórico- parte del fuego que Tavernier vertía en sus largometrajes más combativos de antaño; pero siempre es una grata noticia el que, en este olvidadizo siglo XXI, un veterano de las bobinas como el responsable de Salvoconducto se esmere en recordar a los espectadores la existencia de un nombre tan ilustre como el de Madame de La Fayette. Ella representó con su pluma el desmoronamiento social de un planeta en llamas; una situación que, salvando las circunstancias temporales, no ha cambiado mucho a pesar de la tan cacareada aldea global.

Marie de Montpensier no pudo proclamar públicamente su pasión hacia su primo

Marie de Montpensier no pudo proclamar públicamente su pasión hacia su primo

 

A través del espejo empañado por el vapor, la carne se burla de la oronda barriga de Michael Beard. A este físico con un Premio Nobel en su currículum, el quinto matrimonio le está pasando la factura de la insatisfacción. Solo y sin el escudo de la ropa; a la vez que arrugado y deseoso de hallar la humanidad perdida, el científico no puede tomarse en serio la faz que proyecta, ni siquiera distorsionando la imagen. Su vida hace aguas, y su certeza de andar seguro por sus experiencias está sometida a las tinieblas de la confusión más lacerante. Este es el personaje principal de Solar: el libro con el que el autor de Expiación ha ganado el galardón Wodehouse (algo que da bastantes pistas sobre el tono de tan esmerado texto).

 

El éxito cinematográfico de "Expiación", adaptación del homónimo texto del narrador, puso al autor de moda en las librerías

El éxito cinematográfico de "Expiación", adaptación del homónimo texto del narrador, puso al autor de moda en las librerías

 

 

La editorial de cabecera en España para los relatos de Ian McEwan (Aldersot, Inglaterra, 1948), Anagrama, saca al mercado en este conflictivo marzo de las temperaturas oscilantes esta última narración del literato de la normalidad retorcida, de las evoluciones a golpe de accidentes traumáticos. Y lo hace con la más que notable traducción de Jaime Zulaika.

 

Las obras de McEwan se caracterizan por su sagacidad en la descripción de los personajes

Las obras de McEwan se caracterizan por su sagacidad en la descripción de los personajes

 

 

La historia comienza con una crisis de identidad en el cuarto de baño del mencionado Mr. Bread, quien se plantea la existencia a sus cincuenta y tantos años en un momento en que se percibe como un señor avejentado, con escaso pelo y sin saber muy bien qué es lo que ve en su cuerpo poco atrayente su espectacular esposa, diecinueve primaveras menor que él. El presente ha dejado atrás sus intstantes más brillantes a nivel profesional y personal; y en el comienzo de la novela el protagonista contempla su mutación en un funcionario más, con una casa millonaria y un instituto cuyas investigaciones son simple papel timbrado para favorecer a los políticos de turno. Sin embargo, esa aparente rutina se ve trágicamente sacudida con la irrupción de un combativo becario llamado Tom Aldous. Las ideas más que reveladoras desde la perspectiva académica de este joven, al tiempo que el emparejamiento de la insatisfecha y despechada cónyuge de Beard con el estudiante, hace reaccionar al cerebro en constante barbecho de Michael.

 

El escritor ha obtenido, entre otros galardones, el Booker Prize

El escritor ha obtenido, entre otros galardones, el Booker Prize

 

 

Pero Solar, aparte de ser un texto tremendamente divertido y neurótico en no pocos de sus pasajes, es también una reflexión de la sociedad actual. McEwan es un hombre comprometido con el mundo que le ha tocado padecer. Conocidas son sus posturas a favor de la protección del medioambiente y de los recursos limitados del planeta; y, precisamente, esa  conciencia ecológica fue lo que le animó a redactar esta obra, en la que se pone en tela de juicio la capacidad para hallar la ilusión una vez que se ha alcanzado la respetabilidad del entorno. La consigna de salvación terráquea pivota sobre cada frase y acción de esta novela, en la que el responsable de Chesil Beach plantea muchas de las decepciones provocadas tras las tibias resoluciones de la XV Conferencia Internacional sobre el Cambio Climático, organizada entre el 7 y el 18 de diciembre de 2009 en la ciudad danesa de Copenhague.

 

"El inocente" fue llevada al cine por John Schlesinger

"El inocente" fue llevada al cine por John Schlesinger

 

 

El sustrato -de culpabilidad consecuente- que cohabita en la pisque de cada uno de los tipos que pueblan la trama de este volumen de concienciación universalista es tangencialmente coincidente, si se aceptan las distancias de planteamientos claramente diferenciados, a la que experimentaban los personajes de El inocente o Sábado. McEwan se crece ante la incertidumbre de lo desconocido que hay detrás de la puerta de la rutina, mal normalmente relacionado con el aburrimiento en el pensamiento de los ciudadanos que se mueven por las economías de los países “ricos”. Ese poso de asfixia emocional es el mismo que McEwan describió -repoduciéndose con inusitada intensidad- tanto en los pasillos abigarrados de la mansión de Expiación, como en las pasiones contra natura del psicópata de Amor perdurable. El destino se hace siempre amargamente presente en cada una de las páginas surgidas de la pluma o del ordenador de este antiguo periodista, que alcanzó la cumbre intelectual en su tierra cuando le fue concedido el Booker Prize en 1998, por la dura representación de las consecuencias de la enfermedad de la memoria en  Amsterdam.

 

El estudiante de la Universidad de Sussex es uno de los más ácidos analistas del comportamiento humano

El estudiante de la Universidad de Sussex es uno de los más ácidos analistas del comportamiento humano

 

 

Nada es eterno en los libros del británico, como ningún sentimiento es inmutable; todo se transforma con la facilidad con la que se enciende un cigarrillo o se apaga una lámpara. Porque de eso se nutre la producción de este alumno aventajado de la Universidad de Sussex; alimento nutricional compuesto por la inmanencia que hace que la vida se escape por los dedos, como arena de playa, como agua salada que anhela constantemente regresar a acuático hábitat.

En sus libros siempre consigue sorprender al lector ante giros inesperados de la trama

En sus libros siempre consigue sorprender al lector ante giros inesperados de la trama

 

 

Más información en http://www.ianmcewan.com

 

"Solar" ha aparecido este mes de marzo en España editada por Anagrama

"Solar" ha aparecido este mes de marzo en España editada por Anagrama

 

Luis Tosar es el protagonista de "Mientras duermes"

Luis Tosar es el protagonista de "Mientras duermes"

Un bloque de apartamentos, escondido en la jungla de asfalto de una gran ciudad, es el hermético escenario en el que transcurre el último filme del director catalán de Darkness. Nuevamente, los comportamientos extremos -los mismos que llevan a los hombres y a las mujeres a sacar al exterior los monstruos que ocultan convenientemente las conciencias socializadas- configuran las coordenadas de la esperada obra del creador de Frágiles para este 2011, un largometraje que lleva por título Mientras duermes.

El guion retrata la pasión obsesiva de un guarda llamado César

El guion retrata la pasión obsesiva de un guarda llamado César

Sin nada en común con la cinta estadounidense de Mientras dormías (esa comedia romántica pergeñada antes de la siesta diaria por Jon Turteltaub, y que protagonizaron Sandra Bullock, Bill Pullman y Peter Gallagher), la película del atrayente Jaume Balagueró (Lleida, 1968) sigue un argumento original del turinés Aberto Marini (autor narrativo de Romasanta, producción del colaborador del cineasta de REC Paco Plaza); una trama en clave de thriller en la que el personaje principal es un conserje cuyo hobby consiste en espiar a los vecinos del inmueble donde trabaja. Este hombre taciturno y con una psicopatía creciente se mantiene un tanto controlado en su obsesiva afición, hasta la llegada de una inquilina que se transforma en el blanco de los deseos más paranoicos del guarda. La maldad de este individuo para materializar sus fines de índole fetichista y asesina es lo que marca la evolución de una historia que se inscribe en el género de los terrores reales.

El filme tiene previsto su estreno en octubre de este año

El filme tiene previsto su estreno en octubre de este año

El impactante y solicitado Luis Tosar (Lugo, 1971) es el encargado de poner físico a César, el tipo al que le gusta someter a su voluntad a toda la comunidad de la construcción en la que presta sus servicios de vigilancia. El actor gallego, capaz de sacar petróleo de su mirada de acero y su corpulencia, engrosa con esta interpretación su particular currículum de seres de ficción a los que les tira el lado más infernal de la psique humana. Su colaboración en este largo de Balagueró inicia además una temporada -la de 2011- que pone punto y seguido a su magnífica cosecha de 2010, en la que los premios y reconocimientos han marcado el sello dramático de esta camaleónica estrella, que suele basar sus caracterizaciones en la fisicidad y en los milimétricos  movimientos ante la cámara. Su papel de Malamadre en Celda 211, de Daniel Monzón, abrió esta etapa particularmente exitosa del norteño en 2009; camino a la admiración pública que completó en 2010 con sus participaciones en Lope, de Andrucha Waddington, y También la lluvia, de Icíar Bollaín. El rodaje colombiano de Operación E, de Miguel Courtois, apunta a ser el próximo destino del lucense.

Balagueró ha logrado atemorizar a los espectadores con obras del tipo de "REC"

Balagueró ha logrado atemorizar a los espectadores con obras del tipo de "REC"

Pero el reparto de Mientras duermes también guarda otros ases bajo la claqueta. El más llamativo de estos comodines triunfales tiene el nombre de Marta Etura (País Vasco, 1978). La  ganadora de un Goya por su actuación de Elena, en Celda 211, está en un buen momento en su carrera profesional; trayectoria en alza que le ha llevado a compartir pantalla con dos actores de fama planetaria, como son el escocés Ewan McGregor y la inglesa Naomi Watts. La razón de este encuentro laboral de la guipuzcoana con el habla de William Shakespeare es la cinta sobre los efectos de un tsunami filmada por Juan Antonio Bayona (El orfanato), cuyo título es The Impossible.

La filmografía del realizador nacido en Lleida es devota del género del horror sobrenatural

La filmografía del realizador nacido en Lleida es devota del género del horror sobrenatural

Con Mientras duermes, Balagueró regresa a la actualidad en formato de celuloide después del estreno de REC2, en 2009. Las dos entregas iniciadas tras REC (2007), centradas en la historia sobre una epidemia zombi que protagonizó una reportera de televisión encarnada por la eficaz Manuela Velasco, fueron todo un descubrimiento para el cine español, que consiguió saltar las fronteras de la Piel de Toro para sorprender incluso a los ejecutivos hollywoodienses, quienes crearon un flojo y poco inspirador remake con el speaking English por bandera. Desde Los sin nombre (largo según la novela original del terrorífico Ramsey Campbell grabado en 1999) hasta REC2, pasando por Darkness (2002) y Frágiles (2005), la filmografía de Jaume es verosímil y bastante compacta en cuanto a sus intereses, siempre a medias entre el misterio y el horror sobrenatural. Tan solo el fiasco del extraño documental O.T. (La película) supuso un borrón en su periplo; aunque no eclipsó, afortunadamnte, la faz más creativa de sus fotogramas deudores del susto y la perturbación.

El cineasta empezó a llamar la atención en el mundillo audiovisual con "Los sin nombre", en 1999

El cineasta empezó a llamar la atención en el mundillo audiovisual con "Los sin nombre", en 1999

El octavo filme de la estrella estadounidense trata sobre el juicio a uno de los supuestos responsables de la muerte de Lincoln

El octavo filme de la estrella estadounidense como realizador trata sobre el juicio a uno de los supestos responsables de la muerte de Lincoln

La noche irritó su manto oscuro ante la detonación de una pistola Deringer, justo cuando el actor de Maryland John Wilkes Booth acababa con las esperanzas de vida del decimosexto presidente de Estados Unidos, Abraham Lincoln. Todo sucedió un 15 de abril de 1865, y las páginas de los libros de Historia se tiñeron con las leyendas sobre un magnicidio en el que las implicaciones salpicaron incluso al vicepresidente y al secretario de Estado.

Frederick Aiken fue el abogado que defendió a Mary Surratt

Frederick Aiken fue el abogado que defendió a Mary Surratt

El otrora sex symbol protagonista de clásicos del cine como Dos hombres y un destino se acerca al proceso seguido contra uno de los detenidos por tal hecho; una mujer que respondía al nombre de Mary Surratt, y cuya presunta inocencia llevó al letrado Frederick Aiken a enfrentarse con gran parte del sistema que deseaba dar carpetazo rápido a tan incómodo asunto. La estrella de Descalzos por el parque reproduce los sufrimientos públicos de esta señora de 42 años, en un intenso filme titulado The Conspirator.

La protagonista fue acusada pese a no estar clara su implicación en el magnicidio

La protagonista fue acusada pese a no estar clara su implicación en el magnicidio

A falta de un proyecto que le permita ponerse simplemente delante de las cámaras, Robert Redford (Santa Mónica, California, USA, 1936) firma su octava obra como director, para presentar a sus seguidores una sentida crónica en imágenes sobre el padecimiento humano y el sacrificio de una madre; quien asume su papel de mártir pese a arriesgarse a ser motivo de escarnio y humillación. El guion escrito por James D. Solomon y Gregory Bernstein deja constancia de las emociones a flor de piel de una dama confundida por un tiempo difícil, y por unas asociaciones mortales que la iban a conducir –en caso de ser considerada culpable- a la horca.

"The Conspirator" intenta rendir cuentas con los errores del asesinato del Presidente Lincoln

"The Conspirator" intenta rendir cuentas con los errores del asesinato del Presidente Lincoln

El treintañero James McAvoy (Glasgow, Escocia, Reino Unido, 1979) se mete con soltura en la piel de Aiken, un antiguo héroe del ejército unionista durante la Guerra de Secesión; contienda civil en la que Lincoln luchó abiertamente por el fin de la esclavitud y –de paso- sus correligionarios norteños utilizaron como excusa para hacerse con las ricas plantaciones que escapaban al control recaudador del gobierno establecido en Washington. La caracterización como Frederick Aiken es uno de esos trabajos que se prestan en numerosos momentos al lucimiento de su intérprete si este tiene las suficientes tablas; y la estrella de Expiación es un actor que suele rendir bastante bien en cada uno de los largometrajes en los que presta su presencia. A su lado, la faz dramática de una felizmente recuperada Robin Wright (la texana nacida en 1966 se ha deslindado totalmente del apellido de su pasado marido Sean Penn, quien ahora coquetea sin disimulo con la espectacular Scarlett Johansson) para la pantalla grande añade un título más a una carrera que la sureña ha construido con solvencia, aunque sin muchos pelotazos de los de dejar boquiabiertos a la crítica y al público. Salvo el caso de La princesa prometida, el currículum de la rubia intérprete de 45 años se compone de películas en las que ha disfrutado cada línea de guion, sin tener que aceptar colaboraciones en cintas con enormes alardes presupuestarios de por medio. Tal vez, esa característica para hacer creíble y verosímil cualquier personaje con la adecuada hondura ha sido lo que ha llevado a Robin a tener la agenda más o menos completa durante este 2011. Rampart (creción de Oren Moverman basada en un texto de James Ellroy), Moneyball (producción sobre beisbol independiente que protagoniza al lado de Brad Pitt, a las órdenes de Bennett Miller), The Girl With The Dragon Tatoo (la respuesta hollywoodiense al superventas editorial de Stieg Larsson, que realiza David Fincher, y en el que Wright encarna a Erika Berger) y The Congress (con Ari Folman como cineasta) son sus citas de celuloide más inmediatas con los espectadores.

El guion desvela muchas de las claves ocultas sobre el magnicidio

El guion desvela muchas de las claves ocultas sobre el magnicidio

The Conspirator exhibe la capacidad de Redford como garante de una ideología marcadamente liberal; y siempre tendente con cada fotograma a denunciar los abusos de poder de los que tienen la sartén por el mango frente a los ciudadanos indefensos. Desde la magnífica Gente corriente (1980), el que fuera alcaide de prisiones en Brubaker y cazador de fieras salvajes en Memorias de África (1985) ha elaborado una senda profesional compacta y más que meritoria detrás de las cámaras. La existencialista y mágica Un lugar llamado Milagro (1988), la reflexiva El río de la vida (1992), la moralista Quiz Show: El dilema (1994), la ecológica El hombre que susurraba a los caballos (1998), la capriana La leyenda de Bagger Vance (2000) y la antibelicista Leones por corderos (2007) así lo demuestran. Por lo menos, la Meca del Cine aún deja al legendario Robert entonar lo de “acción” y “corten”, aunque sus admiradoras nunca olvidarán que -durante una época algo remota- el californiano fue uno de los hombres que mejor supieron sonreír en una sala de proyección.

Redford consiguió un Oscar con su primera obra como director

Redford consiguió un Oscar con su primera obra como director

El MAXXI romano expone una completa antología del creador italiano

El MAXXI romano expone una completa antología del creador italiano

La Humanidad hace mucho tiempo era una mujer con miles de cuerpos y rostros, con millones de ojos y bocas. Su sabiduría se movía por mero capricho intuitivo, y su imagen era imposible de proyectar, de enjaular. Pero un día se encontró de pronto con un espejo. La curiosidad, esa extraña virtud que transforma a los mortales en heridas supurantes de los odios más inconfesables, hizo que esta diosa pagana de los incautos se mirara en él; y lo que vio provocó todo un sinfín de sensaciones.

Esas emociones recuperadas de un hecho tan trascendental son las que conforman la intensa producción del transalpino Michelangelo Pistoletto (Biella, Italia, 1933); cuyos trabajos más relevantes se exponen hasta el próximo 15 de agosto en dos de las salas del atrayente MAXXI (Museo Nazionale delle Arti del XXI), en la eterna ciudad de Roma. El título de tal viaje a la transmigración del alma creativa reza en los carteles como Da Uno a Molti, 1956-1974.

Con motivo de la cita, expertos sobre Pistoletto han editado un interesante catálogo

Con motivo de la cita, expertos sobre Pistoletto han editado un interesante catálogo

Procedente de Estados Unidos, la muestra –que cuenta con la sabiduría escénica del veterano comisario Carlos Basualdo– recupera cien piezas, dentro del más que vasto paisaje vivencial  del septuagenario compatriota de Garibaldi; un señor de mirada retadora y barba de hondura física que a finales de la época hippy se convirtió en uno de los máximos líderes del Arte Povera –ese movimiento anticlasista que se desplegó en el Viejo Continente durante los sesenta bajo las consignas de gente como Germano Celant-, con sus obsesiones universalistas y contrarias a las fronteras en cualquier disciplina plástica.

Para reciclar en una simple visita la prolífica carrera de Pistoletto se tendrían que habilitar más de doscientas salas. No obstante, lo que Basualdo ha seleccionado da una idea más o menos clara y completa de las explosiones mentales que arrancaron el motor visual de este individuo, que extrajo de la realidad y de su propia concepción como ser humano los ejes conceptuales para su evolución formal. La  fuerza de estos vértices inspiradores ya la demostró el joven Michelangelo cuando era un simple alumno de la escuela de diseño de Armando Testa, o cuando intentaba seguir el adoctrinamiento de su padre: un pintor y restaurador que otorgó al artista en ciernes el barro necesario para modelar un futuro de reflejos -unas veces certeros y otras ficticios- de cristal.

El maestro de Biella se ha caracterizado siempre por conseguir la máxima expresión con los materiales más sencillos

El maestro de Biella se ha caracterizado siempre por conseguir la máxima expresión con los materiales más sencillos

A partir de su figura como Michelangelo, del yo identificado como el punto de salida de cualquier génesis personalista, Pistoletto empezó en 1961 a rondar por las ideas de los espejos, como si fueran retinas u objetivos a través de los que definir su manipulación del elemento compositivo. Los fondos negros de su exhibición The Present o la oscura presencia que se cernía sobre sus cuadros escultóricos en Mirrors Paintings apuntaban, mediante los fantasmas plateados y fríos de las imágenes invertidas, a una nueva perspectiva del realismo; mientras deliraba por una variante mucho menos hedonista del Pop Art.

En esa línea de experimentación llegó Minus Objects, entre 1965-1966, centro neurálgico de la muestra del MAXXI romano y referente inigualable de las posturas del Povera. La reducción de lo esencial a la parte más pequeña de resolución material hizo de esta apuesta de Pistoletto uno de los hitos de la historia del Arte en el pasado siglo XX, y catapultó el talento del natural de Biella a las alturas de los genios a seguir.

Pistoletto fue uno de los líderes del Arte Povera en los sesenta

Pistoletto fue uno de los líderes del Arte Povera en los sesenta

Ir de lo concreto a lo global, de la unidad a lo universal; esas sensaciones son las que el autor de The Rooms transmite con cada una de sus obras; símbolos de poder hipnótico para el espectador en los que no faltan temáticas tan constitutivas del ideario colectivo italiano como la religiosidad, representada en el conjunto de esculturas que bautizó como La Natividad (1981).

Esa pasión por acceder a todos los nervios ópticos y desde todos los niveles perceptivos alcanzables le llevó al vástago del restaurador a fundar en 1994 Project Art –un lugar de expresión para creadores con ganas de decir algo atrayente en el concierto internacional- y Cittadellarte Fondazione Pistoletto, en Biella en 1998. Por medio de esta organización, el precursor del movimiento “pobre” da la voz visual a multitud de jóvenes, con programas tan interesantes como los relativos al uso de una producción textil con materiales sostenibles y ecológicos.

"Da Uno a Molti, 1956-1974" es el título de la exposición romana

"Da Uno a Molti, 1956-1974" es el título de la exposición romana

León de Oro por su excelente carrera de más de cuatro décadas -en la Bienal de Venecia de 2003-, el maestro del país con fisonomía de Bota vuelve a acercarse a su público; para proponerle que se mire sin complejos en sus espejos de contemporáneo Renacimiento. Unos artefactos vanidosos de un jugador de las formas sin ases en las mangas, y que siempre desnuda su inteligencia creativa sin importarle la amplitud del espacio.

Más información en http://www.fondazionemaxxi.it

Nota.- Todas las fotografías del presente reportaje tienen el copyright del MAXXI

Sam Neill encarnó durante 12 episodios al agente más popular de la Historia

Sam Neill encarnó durante 12 episodios al agente más popular de la Historia

Un 5 de noviembre de 1925, Sidney Reilly fue ejecutado en un helado enclave de la Rusia bolchevique. Los cuentos más románticos relatan que su verdugo fue una mujer; aunque la claridad de los hechos nunca estuvo muy presente en la existencia de este hombre, que llegó a trabajar para cuatro gobiernos distintos en el mismo lapso de tiempo. La inteligencia del que ha sido catalogado por los entendidos como el mejor espía de todas las épocas era de las que se adaptaba rápidamente a las sociedades donde tenía que prestar sus servicios, ya fuera como trabajador manual o como ficticio gentleman de negocios florecientes. Nada importaba la epidermis de la identidad que hiciera suya, ya que siempre triunfaba en sus objetivos; proporcionando informes y desestabilizando imperios con la facilidad con la que otros cocinan una lasaña al horno o un pollo en pepitoria.

El espía nacido en Odesa llegó a trabajar para cuatro gobiernos a la vez

El espía nacido en Odesa llegó a trabajar para cuatro gobiernos a la vez

Las hazañas de este señor, nacido supuestamente en Odesa entre 1873 y 1874, tenían que convertirse tarde o temprano en carne de película o serie de televisión. Precisamente, fue este segundo formato el escogido por Thames TV para narrar las aventuras de este mercenario de la información, que inspiró –según algunos círculos- a Ian Fleming para dotar de personalidad al mítico James Bond.

La serie consiguió cinco premios Bafta en 1984

La serie consiguió cinco premios Bafta en 1984

Reilly: As de espías contó con doce episodios de una hora de duración cada uno, producidos con esmero milimétrico en 1983. Los diferentes escenarios de la trama y la concatenación de hechos en los que estaban envueltos personajes de suprema importancia para el pasado siglo XX hicieron de esta obra un auténtico ejercicio de riqueza audiovisual, tesoro a seiscientas veinticinco líneas que se llevó cinco premios Bafta (uno de ellos concedidos al insuperable Leo McKern, por su papel de Zaharov) y dos nominaciones a los Emy, en 1984; al igual que una mención en los Globos de Oro de 1985 para su protagonista, Sam Neill.

El director Martin Campbell, realizador de "Casino Royal", elaboró "Reilly" junto a su compañero Jim Goddard

El director Martin Campbell, realizador de "Casino Royal", elaboró "Reilly" junto a su compañero Jim Goddard

Los capítulos grabados por el neozelandés Martin Campbell (realizador que, casualidad o no, fue el responsable de algunos filmes de Bond, como Casino Royal y GoldenEye) y el británico Jim Goddard (Historia de dos ciudades, 1980) siguieron con precisión la estela de un agente que jugaba a muchas bandas, mientras cambiaba de ideario como de camisa. La pareja de creadores esmeraron su mutuo esfuerzo para hacer verosímil y entendible la carrera surgida de la nada de Sidney Reilly, un periplo profesional en el que el nexo de unión era su filiación casi obsesiva hacia las mujeres: él las utilizó; y ellas, a la postre, fueron las que se convirtieron en su perdición. El asunto comenzaba en el epidosio uno con una relación adúltera entre el espía y la esposa de un predicador con pecados inconfesables; y finalizaba en el décimosegundo con el personaje principal de espaldas caminando hacia su anunciada muerte.

Leo McKern consiguió un Bafta en 1984 por su papel de Zaharov

Leo McKern consiguió un Bafta en 1984 por su papel de Zaharov

Durante las doce entregas preparadas para la pequeña pantalla, la técnica de un rodaje depurado hasta en los detalles más nimios tuvo en vilo a miles de espectadores, con unas temáticas en las que se sobrevolaba por las transformaciones contemporáneas más relevantes; tales como la Primera Guerra Mundial, el ascenso del comunismo en la extinta URSS o la exponencial progresión de la China roja. En todas ellas, Reilly hacía de las suyas, y siempre solía salir airoso antes del the end amparado por el físico de Sam Neill (Omagh, Irlanda del Norte, 1947). El intérprete de Parque Jurásico -quien en esa época era un sex symbol que había causado unas impresiones más que agradables con sus caracterizaciones como Brian de Bois-Gilbert para Ivanhoe (Douglas Campfield, 1983), y como donjuan soviético en Enigma (Jeannot Szwarc, 1983)- construyó uno de los mejores trabajos de su carrera, currículum más que relevante en el que también se encuadran obras como Los Tudor, El piano (Jane Campion, 1993) y la miniserie La sangre de otros (Claude Chabrol, 1984).

Sam Neill es uno de los habituales en la televisión; una de sus últimas apariciones en el medio fue en "Los Tudor"

Sam Neill es uno de los habituales en la televisión; una de sus últimas apariciones en el medio fue en "Los Tudor"

Pero si por la parte de la estrella principal los responsables del casting acertaron sin asomo de duda, el elenco de secundarios tampoco le estuvo a la zaga. Las colaboraciones de Tom Bell (Los libros de Próspero), Hugh Fraser (Juego de patriotas) y el anciano Sebastian Shaw (El retorno del Jedi) completaban un cuadro dramático de supporters en el que sobresalió, con una presencia que solo los realmente grandes saben proyectar, el inimitable Leo Mckern (Sydney, Australia, 1920- Bath, Inglaterra, 2002). El orondo abogado de la genial Rumpole  Of The Bailey se metió como en un guante a la medida en la piel del maquiavélico Zaharov, consiguiendo con ello la admiración de crítica y público. El australiano de nacimiento siempre se vació artísticamente en cada uno de los tipos a los que encarnó hasta su triste fallecimiento. Para los que no crean tal aseveración, únicamente tienen que contemplar con los ojos del reconocimiento la sabiduría escénica de este hombre de carnes sueltas en, por ejemplo, blockbusters del tipo de El lago azul (la película de Randall Kleisner caía en picado cuando el cocinero Paddy Button moría ahogado en medio de una borrachera) y Lady Halcón (el humor del padre Imperius tenía que haber sido impagable para el bolsillo de Richard Donner).

Según algunos estudiosos, Ian Fleming se inspiró en Reilly para crear a 007

Según algunos estudiosos, Ian Fleming se inspiró en Reilly para crear a 007

Veintiocho temporadas después, Reilly: As de espías continúa siendo toda una muestra seriada de espectacularidad, hondura, guiones contundentes y dramatización de las que entran en las enciclopedias del medio audiovisual. Productos así nunca caducan, y son necesarios para dejar claro que el electrodoméstico que adorna los salones, comedores, habitaciones y cocinas de los ciudadanos a veces es capaz de transmitir Arte con mayúsculas.

El grupo neoyorquino prepara el lanzamiento de "Angles" para este 22 de marzo

El grupo neoyorquino prepara el lanzamiento de "Angles" para este 22 de marzo

Los eléctricos sonidos  guitarreros de Ramones se mezclan con la fuerza atronadora de The Cars en cada uno de los hits de los neoyorquinos The Strokes. La banda -que catapultaron a la fama del relumbrón groupie algunos de los medios de comunicación estadounidenses más relevantes de la escena musical planetaria- se ha hecho mayor; y  regresa a la actualidad con un estilo más depurado, recordando a sus seguidores que el talento no se quedó en aguas de borrajas, en mero espejismo de estrellas caídas en las garras del fantasma del paraíso que habita en el crepúsculo de los dioses.

La formación liderada por Julian Casablancas llevaba cinco años sin grabar

La formación liderada por Julian Casablancas llevaba cinco años sin grabar

Según relata la página web de los inventores del rock de garaje, el nuevo álbum del grupo saldrá al mercado el próximo 22 de marzo, bajo el título de Angles. Después de que los miembros de la formación probaran suerte –con mayor o menor fortuna- en solitario, Julian Casablancas y su inseparable –amigo y antagonista a la vez- Albert Hammond, Jr. han reunido a sus colegas de escenario, y todos ellos se han metido en el estudio para grabar sus renovadas composiciones; entre las que solamente han salido a la luz la barroca Under Cover Of Darkness y la metalera You’re So Right.

The Strokes cantarán ante sus fans españoles en el próximo FIB

The Strokes cantarán ante sus fans españoles en el próximo FIB

Todavía se desconoce el número total de cortes del que dispondrá este esperado trabajo; pero lo que sí queda claro es que tendrá sonido stroke al cien por cien, tras el intento de cambio evolutivo que supuso First Impressions Of  Earth, editado en 2006. Los cerebros de esta orquesta de raíces setenteras –Casablancas y Hammond- parece que ya han enterrado sus respectivas hachas de guerra, para consigo mismos y sus reconocibles influencias; y, alejados del desenfreno mediático, planean rescatar la esencia de sus ancestros artísticos; espíritu que los expertos tildaron de heredero directo de la magia de The Velvet Underground, y que se amoldó al  arrebato rebelde de un puñado de niños de familias acomodadas. Un puesto que hoy en día deberán compartir con superventas de la casta de Kings Of Leon.

El ya penúltimo álbum, "First Impressions Of Earth", no convenció a la crítica

El ya penúltimo álbum, "First Impressions Of Earth", no convenció a la crítica

La necesidad de redimirse como músicos honra a los componentes del quinteto de la urbe del Empire State, sobre todo porque aún se les achaca el acelerado ascenso que les llevó a ser los reyes de las listas de naturaleza indie en la primera década del siglo XXI. Trece años a cuestas desde su nacimiento han hecho de The Strokes un nombre de culto entre los aficionados de la variante más roquera ajena a las radio fórmulas; dignidad alcanzada con solamente tres discos en el mercado y mucha tralla concertista de por medio.

Tras su salto a la fama, muchos los compararon con los mediáticos "The Velvet Underground"

Tras su salto a la fama, muchos los compararon con los mediáticos "The Velvet Underground"

Cuando Julian Casablancas y su por entonces compañero de apartamento Albert Hammond, Jr. (el vástago del autor de Eres toda una mujer) decidieron dar rienda suelta a sus sueños de subirse a un escenario y descargar sus sintonías, la monotonía imperaba en el panorama antimainstream de USA. El grunge estaba dando sus últimas bocanadas de popularidad, y el relevo de pelotazos oriundos del país de las barras y estrellas era casi impensable. En un fresco tan desolador, de repente se alzaron con fuerza los ecos roqueros provenientes de la mítica sala Lounge de Manhattan; cantos de sirenas amortiguados por los flequillos despeinados de Julian, Nikolai, Nick, Fabrizio y Albert, cuyas coreadas letras cambiaron notablemente el hilo musical de la nación de Frank Sinatra.

En sus composiciones suenan los ecos rebeldes de Ramones

En sus composiciones suenan los ecos rebeldes de Ramones

El sencillo The Modern Age, que grabaron con la ayuda del cazatalentos Ryan Gentles, consiguió que los muchachos vieran cómo los sellos más potentes se peleaban por hacerse con los derechos de su debut. Mientras The Strokes se dejaban querer por la industria, los boys presentaban sus credenciales en calidad de teloneros –entre otros- de los polémicos Dragonforce. Entre el mar de ofertas, RCA fue quien se llevó el gato al agua; y así surgió Is This It, álbum iniciático del grupo publicado en 2001. Hits como el romántico Is This It, el abiertamente hedonista The Modern Age, el huxleiano Soma, el desesperanzador Barely Legal o el nostálgico Someday fueron la comidilla de los críticos. Únicamente el borrón de New York City Cops, canción que no fue incluida en la edición de 2001 por resultar ofensiva para el cuerpo policial (en un momento se entonaba que los agentes de la ley no eran muy listos), ensombreció el deseo de los chicos de pegar con contundencia en el amuermado mercado internacional.

Las consiguientes giras mundiales retrasaron la grabación de su segundo trabajo, que  finalmente vio la luz en 2003. Room On Fire fue el título de este disco, en el que The Strokes continuaron transmitiendo su sintonía deudora del rock psicodélico de los setenta; aunque sus letras se empezaron a teñir de una cierta desgana, de un cansancio que reflejaba la falta de frescura en un cosmos incómodo, de flashes hasta en el cuarto de baño y constantes cuestionamientos de su capacidad para ofrecer algo atractivo a sus fans. Temas como el del olvido permanente y anhelado (What Ever Happened?), el aburrimiento que contagia la búsqueda de la fama y el triunfo (Reptalia) o la sorprendente y lúcida percepción del paso del tiempo (12: 51) completaron un CD que los expertos no recibieron con los mismos parabienes que los expresados ante  Is This It.

Cuando empezaron a despuntar, fueron teloneros de Dragonforce

Cuando empezaron a despuntar, fueron teloneros de Dragonforce

Evolucionar es un asunto complicado para cualquier grupo, y más lo era para los chavales del Lower East Side, cuyo poder para la mercadotecnia les inspiraba deseos continuos de tirar la toalla y disolver la unión. En medio de tantas tensiones surgió, en 2006, First Impressions Of Earth; cuyo tema de apertura incluía una verdadera y devastadora declaración de intenciones (“Todos me ven, pero no es fácil que alguien se quede en la luz para esperar alguna clase de acción” era un prólogo demasiado hiriente y revelador de la situación en la que se encontraban). Los más de veinte cortes del álbum iban por la senda del desencanto como consecuencia del desenfreno populachero comenzado en 2001; un frenesí en el que quemaron -a través de entrevistas para espacios del tipo The Jay Leno Show y traducciones al japonés del My Way inmortalizado por Sinatra- sus escasas energías por mantenerse en el candelero.

Casablancas reconoce que Elvis Costello es un músico que les ha inspirado en más de una ocasión

Casablancas reconoce que Elvis Costello es un músico que les ha inspirado en más de una ocasión

Las revistas del ramo fueron tibias con First Impressions Of Earth, y la banda ya no pudo más con el peso de ser los renovadores del rock en el presente  milenio. Un tiempo de silencio parece haber sido la cura que necesitaban Casablancas y sus guerreros sinfónicos. Ahora, a los trovadores de I Can’t Win les importa menos marcar su sello con el calificativo de novedoso. Este 2011 puede traer a la palestra a The Strokes en clave sincera, justo la cualidad que se fue difuminando cada vez más entre las brumas de los neones engañosos… Just the moment “When It Started”.

Más información en la página http://www.thestrokes.com

El personaje de cómic está dispuesto para asaltar las pantallas del planeta

El personaje de cómic está dispuesto para asaltar las pantallas del planeta

Cuando un superhéroe de la Marvel salió en la portada de un tebeo dándole un puñetazo en pleno rostro al mismo Hitler, los estadounidenses descansaron más esperanzados en ganar la Segunda Guerra Mundial. El protagonista de tal hazaña de consecuencias históricas era el antiguo y ficticio estudiante de bellas artes Steve Rogers, un joven que –después de ser rechazado como voluntario por el ejército, por su falta de aguante físico- se convirtió en el sueño de paz de millones de personas, a través de su alter ego en las tiras dibujadas: el Capitán América.

Joe Johnston recrea los inicios del guerrero contra el nazismo

Joe Johnston recrea los inicios del guerrero contra el nazismo

Los ilustradores Joe Simon y Jack Kirby crearon a Rogers/ América un día de 1941; y su éxito en plena batalla contra el totalitarismo hilteriano fue tal, que la propaganda made in USA cobró enteros incalculables tanto en alistamientos como en fragor guerrero en los combates. Han transcurrido casi setenta años de las primeras aventuras de ese tipo vestido con mallas plagadas de barras y estrellas, pero el espíritu de ese hombre de acero sigue muy vivo entre los aficionados al género del cómic. Uno de estos admiradores confesos es el director Joe Johnston, el hombre que se ha responsabilizado de la adaptación en imágenes en movimiento, en pleno siglo XXI, del luchador nacionalista, que hizo de su posición contra el nazismo el leitmotiv de su existencia.

El bostoniano Chris Evans encarna al forzudo protagonista

El bostoniano Chris Evans encarna al forzudo protagonista

Captain America: The First Avenger bucea en la génesis de Steve Rogers cuando todavía no era más que un chico con deseos de probar su valentía, unos comienzos realmente novatos para el superhéroe creado por la factoría Marvel; el cual perdió mucha de su popularidad tras la victoria aliada sobre el régimen que imperaba en la Alemania de finales de los treinta y principios de los cuarenta. Para ello, el realizador encargó a los guionistas de Las crónicas de  NarniaChristopher Markus y Stephen McFeely– que dieran cuerpo a un argumento en el que se contara el devenir como Capitán América del muchacho ingenuo llegado a la gran ciudad, procedente de una aldea granjera. Con tal consigna para realizar su trabajo, los escritores cinematográficos rescataron del desván las primitivas publicaciones ideadas por Simon y Kirby –mucho antes de que el mediático Stan Lee rescatara al justiciero para la liga de Los Vengadores-, en las que el protagonista vivía aún sus días como un individuo anónimo, con ansias de poder servir a su país en la contienda que se estaba desarrollando en los frentes de Europa y el Pacífico.

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, el Capitán América estuvo a punto de desaparecer

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, el Capitán América estuvo a punto de desaparecer

El filme del responsable de El hombre lobo y Jumanji retrata así al superhéroe en sus momentos más difíciles, cuando por la falta de musculatura tiene que enrolarse como voluntario en un extraño proyecto científico, destinado a crear soldados incapaces de ser abatidos por el enemigo. Rogers resulta una cobaya demasiado valiosa, y su precio aumenta considerablemente cuando el jefe del experimento muere a manos de un espía nazi antes de contrastar los resultados en otros pacientes. Esto transforma al otrora débil boy en el único guerrero con cualidades sobrenaturales para el combate.

Johnston es conocido en el mundillo por ser el responsable, entre otros largos, de "El hombre lobo"

Johnston es conocido en el mundillo por ser el responsable, entre otros largos, de "El hombre lobo"

Las virtudes del Capitán América no son particularmente espectaculares por sí mismas, pero es su humanidad reconocible –aunque multiplicada exponencialmente con respecto a sus congéneres- lo que hace de este héroe de tebeo un señor especial en el cosmos de los musculitos de las viñetas. Ya convertido en una máquina de luchar, Steve es mandado por el coronel Chester Philips para neutralizar a un criminal imbuido hasta las trancas en la ideología hitleriana, que responde al apodo de Red Skull.

La experiencia adquirida con "Los cuatro fantásticos" sin duda ha ayudado a Evans en su interpretación

La experiencia adquirida con "Los cuatro fantásticos" sin duda ha ayudado a Evans en su interpretación

El autor texano de Jurasic Park III pretende con esta película rendir tributo a un ídolo de los sueños infantiles de miles de seguidores; por lo que no ha escatimado recursos en hacer de la producción una obra destinada a sorprender, merced -sobre todo- a sus cuidados efectos especiales. Aunque, el cineasta tampoco ha dejado de lado el aspecto artístico. Un reparto bastante completo da cuenta de los millones de inversión que se han confiado a tan inquietante adaptación de uno de los héroes más reconocidos de la historia en el siglo XX de EE. UU.

El malvado de "The First Avenger" es Red Skull (Calavera Roja)

El malvado de "The First Avenger" es Red Skull (Calavera Roja)

El atlético Chris Evans -a quien ya se había visto dando vida a un papel de cómic en Los cuatro fantásticos, como Johnny Storm- es el encargado de dotar de gestualidad y gracia al Capitán América y a Steve Rogers. La capacidad del actor, nacido en Boston en 1981, para interpretar a tipos de notable elasticidad y fuerza le ha valido el beneplácito de Johnston, quien le ha rodeado de un grupo de estrellas de reconocido bagaje y veteranía.

Por un lado, el inquietante Hugo Weaving (el prota de V de Vendetta y el malvado agente Smith de la saga de Matrix) ha vuelto a desbocar su vena más oscura en la piel –o los huesos- de Red Skull; mientras el prolífico Tommy Lee Jones hace lo propio embutido en el uniforme del coronel Chester Philips. En cuanto al cartel femenino, Hayley Atwell (la inteligente Aliena de la serie Los pilares de la Tierra) y la bella y perturbadora Natalie Dormer (la descabezada Ana Bolena de Los Tudor) lucen palmito respectivamente como la militar Peggy Carter y la sensual Lorraine.

En la vida real, el Capitán América es un recluta llamado Steve Rogers

En la vida real, el Capitán América es un recluta llamado Steve Rogers

Un 7 de marzo de 2007, la editorial Marvel decidió matar públicamente al Capitán América. Ni siquiera su escudo de vibranium fue capaz de salvarle de su anunciado funeral; auspiciado por la pérdida de su sentido en una época en la que los ordenadores han sustituido a las viñetas, y los dibujos carecen de validez si no están mediados por el 3D. El séptimo arte es el nuevo universo por el que vuelve a pelear este gladiador de patriótica relevancia. De su aventura en formato de celuloide depende su supervivencia; aunque sus lectores nunca pasarán página.