Maggie Gyllenhaal, directora

La actriz de "Secretary" debuta como directora de largometrajes, con "The Lost Daughter": una aventura existencial protagonizada por Olivia Colman, basada en la novela homónima de Elena Ferrante.
Maggie Gyllenhaal también es la autora del guion, basado en la obra de Elena Ferrante

Maggie Gyllenhaal nunca había ocultado su interés en probar en el campo de la dirección de películas y series, cuando aún peleaba por mantener sus singularidades en un Hollywood tendente a uniformar a las actrices que querían mantener una carrera más o menos exitosa en las carteleras mundiales.

No obstante, y pese a lo seductor de llevar un currículo mediático y cegador, la hermana del también intérprete Jake Gyllenhaal se mantuvo convenientemente alejada de las grandes producciones y de los megaproyectos faraónicos; y avanzó con cautela por títulos de presupuestos más controlados, en los que la caracterización de Maggie no estuviera solapada por ensordecedores efectos especiales. Incluso en El caballero oscuro (Christopher Nolan, 2008), la movie más atronadora a nivel curricular de la neoyorquina, MG encajó a la perfección su mediada gestualidad y su estudiada técnica dramática, en un guion con sorprendentes virtudes artísticas; con lo que no sacrificó la norma de orfebrería interpretativa, que tantas satisfacciones personales le estaba proporcionando a nivel profesional.

Ahora, a los cuarenta y tres años, Maggie ha decidido dar el paso de dominar las claquetas y los planos y renunciar a la interpretación, en el film que supone su debut como cineasta: la imaginativa y vitalista adaptación de la novela de Elena Ferrante, The Lost Daughter (publicada en español por Lumen, bajo el título de La hija oscura).

Maggie Gyllenhaal ha resaltado el poder de atracción que le impuso el libro de Elena Ferrante

La británica Olivia Colman (El padre) es quien lidera el reparto de esta cuidada producción, marcada por planos paisajísticos y atmosféricos, y una enorme fuerza en favor de las emociones recobradas. Una obra en formato de celuloide, que Gyllenhaal y su equipo han rodado en Grecia, y en la que también colaboran Dakota Johnson (Suspiria), Ed Harris (The Abyss), Jessie Buckley (Judy), Jack Farthing (Bandings), Oliver Jackson-Cohen (El hombre invisible) y Peter Sarsgaard (pareja sentimental de Gyllenhaal, desde hace tiempo).

MAGGIE GYLLENHAAL DEFIENDE EL EMPODERAMIENTO FEMENINO

El argumento de The Lost Daughter fija su atención en Leda (Olivia Colman): una profesora de inglés de mediana edad, que se encuentra en un momento complicado de su vida, como el personaje de la mitología al que se refiere su nombre. La mujer descompone a mordiscos su soledad, después de que sus dos hijas se hayan ido a pasar una temporada con su padre, en Canadá. El tiempo pasa despacio para la devota enseñante, hasta que un día decide abandonar su aburrida rutina, y marcharse de vacaciones al sur de Europa.

Tras un viaje determinante y catártico, Leda descubre un lugar paradisíaco, con personas que aportan la ingenuidad necesaria para empezar de nuevo. La manera en que esta dolorida dama rompe el caparazón de su pasado viste la historia de esta película introspectiva, en la que se pone sobre el tapete la reivindicación de supervivencia sentimental que experimenta una fémina anhelante por cerrar sus numerosas heridas.

Olivia Colman (en la imagen) es la protagonista de “The Lost Daughter”

La sensibilidad con que Elena Ferrante desarrolla el relato existencial de Leda es lo que más llamó la atención de Maggie Gyllenhaal, en el momento de hacer suyo tan singular texto. Las palabras de la autora de La amiga estupenda proporcionó a la actriz neoyorquina una historia de poso humano, inquietante y seductora. Un relato ideal con que iniciar su aventura como directora.

Junto a la brillante y oscarizada Olivia Colman, quien vive unos años increíbles a nivel interpretativo, la hermana de Jake intenta moldear un argumento sin artificios, sincero y verosímil. Una narración centrada en las pequeñas gestas del día a día; y mediatizada por una heroína que debe descubrir el inesperado rumbo de una existencia vacía, cargada de instantes pretéritos y hambrienta de una madurez imprevisible.

Cambio de rumbo existencialDakota JohnsonDebut de Maggie Gyllenhaal como directoraEd HarrisEmpoderamiento femeninoJack FarthingJessie BuckleyLa hija oscuraMaggie GyllenhaalNovela de Elena FerranteOliver JacksonOlivia ColmanPeter SarsgaardRodaje en GreciaThe Lost Daughter
Comments (0)
Add Comment