Charlie Hunnam salva a Mel Gibson

El protagonista de "La cumbre escarlata" se convierte en el singular y deprimido detective Charlie Waldo, dentro del film "Last Looks".
Charlie Hunnam (en la foto) se sintió especialmente motivado para participar en la película, al leer el guion escrito por el novelista Howard Michael Gould

Charlie Hunnam parece alguien distinto, cuando se pasea por las calles de Los Ángeles con el aspecto desaseado de Charlie Waldo.

El actor británico ha tenido que someter su atlético físico a los rigores de un personaje extraño y peculiar, el cual  sale de un período voluntario de aislamiento social. Una realidad que ha motivado que el que el intérprete de Hijos de la anarquía exhiba una delgadez más que notable, sumada a una faz de desaliño cercana a la indigencia.

Esta caracterización encaja como un guante con el aspecto que presenta el protagonista de Last Looks: la obra cinematográfica que Hunnam rueda en estos momentos en las arterias angelinas, a las órdenes del director Tim Kirby (Fleebag).

La trama de la movie sigue con fidelidad el texto de la homónima novela, elaborado por el también guionista Howard Michael Gould: una historia de estilo pulp, en la que un antiguo agente de policía tiene que enfrentarse a un misterio de peligrosidad apremiante, sumido en el neurótico ambiente de Hollywood.

Charlie Hunnam ha intentado convertirse en un convincente Charlie Waldo

Con Charlie Hunnam a la cabeza del nutrido reparto, dentro del cuerpo del excéntrico aclarador de misterios en este peculiar thriller; el cuadro dramático de la película se completa con la presencia de Morena Baccarin (Deadpool), Mel Gibson (Braveheart), Clancy Brown (Los inmortales) y Rupert Friend (La joven Victoria), entre otros.

Toda una apuesta que da empaque a una cinta que bien podría ser el inicio de una saga en formato de celuloide; ya que Howard Michael Gould acaba de lanzar al mercado editorial la secuela de Last Looks: Below the Line.

CHARLIE HUNNAM BUSCA A UN ASESINO EN HOLLYWOOD

El argumento de Last Looks arranca con Charlie Waldo (Charlie Hunnam) en un momento bastante bajo en su agitada existencia.

Este antiguo policía estrella del departamento de homicidios de Los Ángeles ha caído en desgracia, por culpa de una investigación que salió francamente mal. Las consecuencias de sus errores han llevado a Waldo a renunciar a su placa, y a esconderse en los bosques en plan ermitaño: sin pertenencias del pasado, y sin su novia Lorena (Morena Baccari).

Sin ganas de regresar a la gran ciudad, un mediático asunto hace que el antiguo detective se vea obligado a adentrarse nuevamente en las entrañas de Hollywood, cuando un actor de reconocida popularidad reclama sus servicios.

El cliente no es otro que el insoportable Alastair Pinch (Mel Gibson): un excomponente de la Royal Shakespeare Company, que ha alcanzado el éxito como juez sureño, en un millonario show televisivo. Borracho e irascible, la star ve cómo su mundo se derrumba, cuando su esposa es encontrada muerta en el salón de su enorme propiedad. Incapaz de saber dónde se encontraba en el momento del crimen, Pinch contrata a Waldo; para que averigüe lo que sucedió con su cónyuge, y descubra quién acabó con su vida.

Charlie Hunnam, caracterizado como Charlie Waldo

La evolución dramática de Last Looks tiene el propósito de mantener el interés por medio de los constantes giros y sorpresas, que ilustran las pesquisas investigadoras de Waldo.

Un curso narrativo que procura no rebajar la tensión en ningún instante, y en el que la figura del detective privado intenta desplegar un aura semejante a la de Philip Marlowe, Mike Hammer, o del psicodélico Larry Sportello.

Nota: Last Looks está producida por Tango Pictures y Romulus Entertainment.

Atmósfera pulpCharlie HunnamClancy BrownCrimen en HollywoodDetective Charlie WaldoLast LooksLos ÁngelesMel GibsonMorena BaccarinNovela de Howard Michael GouldRupert FriendTim Kirby
Comments (0)
Add Comment