Beyoncé y sus ancestros culturales

La cantante de Houston presenta "Black Is King": un ambicioso álbum multimedia amparado por la plataforma Disney+, en el que la diva estadounidense reflexiona sobre la importancia de la cultura afroamericana para la conformación de USA.
Beyoncé ha elaborado una obra multidisciplinar, que hay que abordar desde distintas perspectivas 

Beyoncé es una mujer comprometida y preocupada con lo que está sucediendo en las calles de la nación de las barras y estrellas, respecto al movimiento #BlackLivesMatter.

Las manifestaciones de personas de raza negra que exigen el fin de la violencia de las fuerzas institucionales contra ellos, y en favor de un trato igualitario con el resto de la ciudadanía, han calado hondo en la pareja del también músico Jay-Z. Un sentimiento que la artista empezó a albergar mientras trabajaba en la banda sonora de El rey león.

Fruto de sus reflexiones, y de intensos encuentros con poetas y escritores, Beyoncé ha elaborado una magna pieza de orfebrería melómana, titulada Black Is King; en la que la figura de Knowles refulge con singular fuerza, a través de las palabras y ritmos que contiene este resumen de la diáspora experimentada por los antecesores de los habitantes afroamericanos.

Esta búsqueda imaginativa por las raíces de la música negra entronca directamente con la aparición en el mercado de la edición de lujo de The Lion King: The Gift. Un disco en el que se halla el germen de este montaje de ochenta y cinco minutos de duración, donde la voz de la ex componente de Destiny’s Child se une a su imponente físico, para orquestar una puesta en escena barroca, por momentos excesiva y algo disuasoria.

Es mi proyecto más pasional, que he estado rodando, investigando y editando día y noche durante el último año. Lo he dado todo, y ahora es vuestro“. Tales palabras prologan el esforzado y ambicioso Black Is King, para introducir a los visitantes en el universo de un joven rey privado de su reino; el cual debe luchar para recuperar sus derechos como gobernante, justo como le sucedía a Simba en El rey león.

Beyoncé y Disney no han escatimado presupuesto para lograr un efecto deslumbrante

El acuerdo alcanzado con Disney +, valorado en unos 100 millones de dólares repartidos en tres proyectos, ha permitido a la cantante, compositora y actriz realizar un espectacular show con lentejuelas incluidas, grabado en Sudáfrica, Ghana, Nigeria, Estados Unidos, Gran Bretaña, Bélgica… y otros decorados planetarios, destinados a mostrar “la belleza y resiliencia de nuestro pueblo, como si fuera un acto de memoria sobre la experiencia negra”, según la propia B.

BEYONCÉ SE RODEA DE AMIGOS

Sólo tres horas después de ser puesto a disposición del público, Black Is King consiguió vender 80.000 copias. Un hito que pocas estrellas de la música actual pueden lograr, y que explica el tirón comercial de la que próximamente será la responsable de la banda sonora de Black Panther 2.

Desde un punto de vista melódico, el espíritu étnico se impone a apuestas desprendidas de pureza sinfónica a lo largo del extenso curso del álbum; mientras que las referencias a la naturaleza y a la Tierra son constantes. Así resulta mucho más comprensible acercarse a la materia prima de este “disco” visual: compilar los diferentes elementos que determinaron la historia negra y las tradiciones rítmicas provenientes de África.

Dentro de semejante viaje a sus ancestros creativos, Beyoncé no escatima en detalles y referencias explícitas a la creatividad del black power. Un propósito que, por ejemplo, la lleva a confiar en diseñadoras afroamericanas la totalidad de los sesenta y tres cambios de vestuario, que la diva texana lleva a protagonizar en este montaje multidisciplinar.

Beyoncé ha involucrado a sus tres hijos, en la elaboración de los videoclips

No obstante, sería injusto y muy limitado reducir las virtudes y los defectos de Black Is King a sus meras aportaciones musicales; ya que el producto va mucho más allá de los simples pentagramas, o de la mayor o menor calidad de las letras escritas.

Junto a las líricas de Mrs. Knowles, el álbum eleva sus pretensiones inspiradoras con la poesía de Warsan Shire y Yrsa Daley-Ward, o la incorporación de fragmentos del libro Black Gods and Kings, de Robert Farris Thompson.

Acorde con este vasto planteamiento, el nuevo trabajo de Beyoncé recuerda vagamente al reclamo de lo primigenio, que defendieron en el arte de vanguardia los impresionistas y cubistas. Un regreso al principio y evolución de la cultura afroamericana, moldeado con todo lujo de efectos de sonido e imagen; y en el que participan rostros y voces tan conocidos como los de Naomi Campbell, Pharrell Williams, Lupita Nyong’o, y Kelly Rowlland, entre otros. A los que hay que sumar los cameos de Jay-Z, la madre de B (Tina Knowles) y los hijos de la estrella (Blue Ivy, y los gemelos Rumi y Sir).

Más información en

https://www.disneyplus.com

Álbum visualBeyoncéBlack Gods and KingsBlack Is KingBlack Lives MatterBlack Power GenerationClover HopeDisney plusJay-ZKelly RowlandKwasi FordjourLupita Nyong'oMayor LazerMúsica ancestralNaomi CampbellPharrell WilliamsRaíces de la música negraThe Lion King: The GiftWarsan ShireYrsa Daley-Ward
Comments (0)
Add Comment