Vermeer ilumina 2023

El pintor barroco de nacionalidad neerlandesa será uno de los protagonistas destacados de 2023, nueve años antes de cumplirse el cuarto centenario de su nacimiento. El fruto de este homenaje lo exhibirá a partir de febrero el Rijksmuseum de Ámsterdam en una magna muestra, que reunirá por primera vez en la historia veintiocho de las treinta y seis obras que se conocen del genial creador de "La joven de la perla".

7
Vermeer
Vermeer fue uno de los máximos exponentes del Barroco neerlandés

Vermeer fue uno de los grandes pilares de la edad dorada de la pintura en los Países Bajos; con su depurada técnica para configurar las apasionantes introspecciones de una paleta deslumbrante y lumínica, inspirada a través de la psicología costumbrista y humana de su tiempo.

Fallecido a la temprana edad de cuarenta y tres años, Johannes Vermeer se dedicó a nutrir su trabajo con las miradas profundas de sus gráciles y confiadas modelos, los rasgos esmaltados con golpes entre claridades y sombras de sus maniquíes de carne y hueso, y las actitudes aparentemente rutinarias de los seres que vistieron sus lienzos: huidizos pasajes de los blancos etéreos de la tela desnuda.

En el mundo apenas se conservan treinta y seis de las obras guiadas por el vaporoso pulso del maestro barroco, pero el Rijksmuseum de Ámsterdam ha batallado durante un periodo prolongado, para reunir veintiocho conocidos cuadros firmados por el creador nacido en Delft, el 31 de diciembre de 1632. Un objetivo fijado con el propósito de desplegar la mayor retrospectiva hasta la fecha del artista del siglo XVII, preparada para ofrecer al público una versión completa de los métodos y temas que nutrieron el universo milimétrico de Vermeer. Exposición prevista para celebrarse entre el 10 de febrero y el 4 de junio de 2023 en la citada pinacoteca.

Junto a esta interesante retrospectiva/ homenaje de la institución neerlandesa, el museo Prinsenhof de Delft montará una exhibición relativa a la época e influencias que el maestro de La lechera recibió a lo largo de su corta existencia. Un excelente complemento, capaz de establecer una visión acertada e ingeniosa del tiempo que experimentó el pintor.

Vermeer
“El geógrafo” forma parte de la exposición del Rijjksmuseum

A lo largo de las salas destinadas a albergar tan especial muestra, las cuatro obras que posee el Rijksmuseum se unirán en singular concordia a las tres que posee el museo Mauritshuis de la Haya; y a estas se sumarán otros preciados óleos conservados en centros de Estados Unidos y de Europa. Así hasta llegar a la cifra de veintiocho secuencias congeladas, ya que las restantes no han podido ser prestadas por sus tenedores, o simplemente están en paradero desconocido.

Entre las acciones llevadas a cabo para redondear la cifra final, llama la atención que la pinacoteca capitalina de Países Bajos se haya apresurado a cumplimentar la autoría de tres de los trabajos sobre los que había serias dudas de que fueran elaborados por Vermeer, y a los que los expertos han dotado del necesario certificado de autenticidad.

VERMEER NUNCA ANTES HABÍA SIDO CONTEMPLADO DE MANERA TAN EXHAUSTIVA

Según Taco Dibbits (el director del Rijksmuseum, quien estuvo recientemente de gira por distintos países europeos, para promocionar el ambicioso proyecto museístico), la exhibición de Vermeer prevista para la temporada de primavera-verano marcará un punto de inflexión en el estudio comparado de los cuadros del artista barroco, ya que permitirá calcular la evolución de su paleta y su perspectiva plástica a simple vista, y con constantes saltos por los distintos pasillos y salas. Toda una lección intuitiva y perspicaz, versada sobre el crecimiento en calidad y calidez de las pinceladas del arista de Delft.

Desde el bucólico ensalzamiento de sus paisajes emulsionados por las naturalezas lumínicas, a los jugueteos seductores con los detalles faciales de sus jóvenes impetuosas y de los importantes personajes de la vida pública que pagaban ampulosos retratos; las imágenes plasmadas por Johannes Vermeer transpiran humanidad y cercanía, sin reclamar para sí los ambiciosos entornos mitológicos de Rubens, ni los laberintos palaciegos de Van Dik (dos de los mayores representantes del arte flamenco, antecedentes por edad al arte de Vermeer).

Vermeer
“La lechera” es una de las grandes atracciones de la muestra

La joven de la perla (perteneciente al Mauritshuis), El geógrafo, Mujer sosteniendo una balanza, Niña leyendo una carta junto a la ventana abierta, La lechera, La callejuela…. Los títulos del catálogo previsto para la mediática retrospectiva no esconden su legendario carácter, y revelan el interés que existe en poder disfrutar de ellos en un espacio concreto, y a unos pocos metros de distancia entre unos y otros.

Dentro de este jardín de delicias barrocas moldeadas por la paleta de Vermeer, La joven de la flauta compartirá felizmente el protagonismo con sus ilustres veintisiete compañeras de viaje; y eso que la autentificación del Rijksmuseum se produjo en contra de la opinión de la Galería Nacional de Arte de Washington, DC, cuyos expertos se lo habían atribuido a un colega y seguidor del creador nacido en Delft.

Nota: El Rijksmuseum de Ámsterdam tiene previsto inaugurar de la exposición de Johannes Vermeer el 10 de febrero de 2023.

Más información, entradas y horarios en

https://www.rijksmuseum.nl/

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language