Ben Affleck y Matt Damon

Los amigos que firmaron el guion conjunto de "El indomable Will Hunting" (Gus van Sant, 1997) vuelven a formar equipo, en "Air Jordan": una activa historia sobre la relación profesional que mantuvieron Sonny Vaccaro y Michael Jordan, cuando el legendario jugador de baloncesto firmó un sorprendente contrato en exclusiva con Nike.

10
Ben Affleck
Ben Affleck dirige la película sin ocultar admiración hacia los logros deportivos y humanos de Michael Jordan

Ben Affleck y Matt Damon se conocieron hace algunas décadas, cuando ambos eran unos simples estudiantes con ansias de demostrar su talento en el arte dramático. En esa época, el teatro unió por primera vez los intereses de los entonces desconocidos Affleck y Damon, quienes no dudaron en lustrar uno de sus numerosos escritos elaborados entre bastidores. El título del libreto en cuestión llevaba por título El indomable Will Hunting, y el cineasta Gus van Sant lo convirtió en una intensa película, que deparó a la pareja de colegas el Oscar al Mejor Guion Original, en 1998.

Desde entonces ha llovido mucho, y tanto Ben Affleck como Matt Damon se han convertido en un par de estrellas de relumbrón mediático, en el Hollywood de los presupuestos multimillonarios. Sin embargo, pese a las ambiciones que ocasiona una industria como la del celuloide made in USA, Ben y Matt necesitaban recuperar un poco las esencias de antaño, cuando ponían en común ideas en torno a producciones de corte modesto, en las que importaba más la profundidad sentimental de los personajes, que los efectos visuales y sonoros incluidos en espectaculares y atronadoras escenas.

Air Jordan es el resultado de ese viaje al pasado, que se han marcado Affleck y Damon. Una movie con el poso irreductible del fenómeno fan, en la que pululan los grumos de las admiraciones compartidas hacia la figura del inigualable Michael Jordan. Aunque el protagonismo del relato se lo lleva un individuo que, sin ser un titán del baloncesto, con su empeño y talento cambió las reglas de la mercadotecnia deportiva.

Ben Affleck
Ben Affleck ya había recurrido el baloncesto anteriormente, en el film “The Way Back”

El debutante Alex Convery se incorpora al tándem formado por Affleck y Damon para diseñar un guion con pretensiones de normalidad y verosimilitud medioambiental. Una historia en la que el soñador y constante vendedor de artículos deportivos Sonny Vaccaro (Matt Damon) logra convencer al entonces emergente jugador de baloncesto llamado Michael Jordan, para firmar el acuerdo de representación y patrocinio que marcó el camino a los futuros iconos de cualquier disciplina deportiva de élite.

BEN AFFLECK REFRESCA LA ÉPOCA DE LAS IMPACTANTES NIKE AIR JORDAN

La acción de Air Jordan se remonta a principios de los años ochenta. En esa época, Sonny Vaccaro (un comerciante con excelentes contactos en el mundillo de la canasta, y un deseo irrefrenable por descubrir nuevas estrellas del basketball) se encontraba en busca y captura de un contrato con Nike. El salesman sabía por Phil Knight (Ben Affleck) y Rob Strasser (Jason Bateman) que la compañía esperaba ganarle la partida en el mercado de las sneakers a Adidas y a Converse.

Una noche, mientras contemplaba la final en Nueva Orleans entre los equipos de Georgetown y Carolina del Norte, Vaccaro reparó en un muchacho de apenas 20 años, que portaba el dorsal 23. El chico, que respondía al nombre de Michael Jordan, anotó el tiro que dio el triunfo a Carolina del Norte, y el experto cazador de talentos no dudó en acercarse a él.

Fue en 1984, cuando Jordan formaba parte del equipo olímpico de USA, el año en que SV se lanzó a convencer al veinteañero, con una proposición de Nike imposible de despreciar. El trato consistía en diseñar unas deportivas pensadas para el jugador en exclusiva. Las negociaciones fueron realmente duras, ya que el baloncestista estaba más inclinado a aceptar las condiciones de Adidas. Ese proceso, caracterizado por constantes tensiones y movimientos al filo de la bocina, es lo que narra la película dirigida por Ben Affleck.

Ben Affleck
Matt Damon y Ben Affleck explotaron su talento conjunto con “El indomable Will Hunting”

Matt Damon se mete en la piel del habilidoso John Paul Vincent “Sonny” Vaccaro, aunque el parecido físico entre ambos es prácticamente inexistente. El protagonista de El último duelo ha trabajado con tesón y supuesto mimetismo el deje italoamericano del exitoso comercial y relaciones públicas. Un toque semejante al que lucían los personajes de Los Soprano, y que fue muy comentado por el propio Michael Jordan, cuando este recordaba sus primeros encuentros con el vendedor a gran escala, comentarios recogidos en el libro Michael Jordan, The Life, de Roland Lazenby.

A medias entre las canchas de juego y los despachos, Air Jordan intenta trasladar a los espectadores el tiempo en que los derechos de explotación de imagen en el deporte estaban todavía en pañales. Un terreno en el que Sonny Vaccaro dejó una huella profunda y determinante, ayudado por la magia atlética de Michael Jordan.

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language