Almudena Grandes emociona

La escritora madrileña, fallecida el 27 de noviembre de 2021, regresa a la actualidad literaria con "Todo va bien" (Tusquets): una novela distópica ambientada en la España de 2040. Un texto de protagonismo coral, en el que los ciudadanos luchan contra un partido ultracapitalista, que desea acabar con cualquier signo de libertad de pensamiento.

8
Almudena Grandes
Almudena Grandes trabajó en el libro hasta el momento de su muerte

Almudena Grandes siempre fue una autora comprometida en dar voz a personajes condenados al silencio, bien por la acción política o por entornos marginadores y dictatoriales. Este leitmotiv existencial y creativo vuelve a mostrarse en Todo va a mejorar (Tusquets): la novela póstuma de una narradora directa y envolvente, capaz de diseñar atmósferas asfixiantes y determinantes, en las que se mueven los tipos que pueblan las páginas expansivas de sus obras.

Resulta trágico que la presentación de Todo va a mejorar no haya podido contar con las impresiones de Grandes (falleció, por culpa de un cáncer, el 27 de noviembre de 2021), pero su pareja (el también literato Luis García Montero) ha contado cómo fue el proceso de construcción del texto, pergeñado durante el confinamiento por coronavirus. Una senda complicada, en la que la autora madrileña luchó con fuerza por no claudicar en su propósito, a pesar de conocer el estado progresivo de su terrible enfermedad. De hecho, la propia Almudena Grandes le pidió a Montero que se ocupara del último capítulo del libro (titulado La Transición), quien lo ejecutó con las directrices de su esposa.

En este trabajo póstumo, AG aprovecha para explorar el género de la ciencia ficción, aunque con un punto de apoyo en la realidad que ella percibía en los días en que la COVID hacia estragos en el mundo. Como si se tratara de un cuadro tenebrista, Grandes expuso sobre el papel el espectral universo que contemplaba desde la ventana de su casa, con las calles vacías y el imperio de las mascarillas protagonizando las relaciones humanas.

Almudena Grandes
Almudena Grandes aparcó la tercera entrega de Los Episodios de una Guerra Interminable, para elaborar “Todo va a mejorar”

La seguridad es salud. La salud es vida. La vida es seguridad“. Este es el lema del partido que domina la acción en Todo va a salir bien: una formación extremista abonada al consumo alienista, que lleva por nombre Movimiento Ciudadano ¡Soluciones Ya!

Tal organización es la garante de la pesadilla que experimentan los personajes de la novela, y que marca el nacimiento de una resistencia que recuerda a la de los republicanos durante la dictadura franquista, y a la de las guerrillas ibéricas contra la invasión napoleónica.

ALMUDENA GRANDES DESBORDÓ SU IMAGINACIÓN EN “TODO VA A MEJORAR”

Sin intención de sumergir su estilo bajo las profundidades sinuosas de maestros de las distopías como Ray Bradbury y Philip K. Dick, Almudena Grandes alimenta la trama de Todo va a mejorar con elementos que recuerdan a las esencias humanas de las obras de Benito Pérez Galdós y Max Aub. Una determinación que conecta sutilmente su universo de 2040 con el de la bilogía de Los Episodios de una Guerra Interminable, donde la dictadura franquista se asemeja en coartación de libertades al alienante programa del Movimiento Ciudadano ¡Soluciones Ya!

Dentro de la pesadilla interpuesta por el obsesivo culto a la economía que expone AG, los habitantes se convierten en héroes anónimos, en similar sintonía a la de los luchadores enmascarados de V de Vendetta. Pese a tratarse de profesores, hackers o policías, el cuerpo social es el que permite albergar la esperanza en un futuro mejor y más halagüeño. Un espacio sobre el que edificar un tejido existencial centrado en la libertad de acción y de pensamiento.

Almudena Grandes
Almudena Grandes siempre fue una escritora empeñada en dotar de voz a los héroes anónimos

Bajo este contexto, Todo va a mejorar revela la pasión de la autora capitalina por confiar en la rebeldía de los españoles contra la opresión. Esta norma primó a lo largo de su trayectoria literaria, como una antorcha con la que iluminar un sinfín de realidades monstruosas.

Vitalista, brillante, lúcido e inspirador, el último trabajo de Almudena Grandes recuerda el vacío que deja una creadora sorprendente y sumamente versátil, la cual marcó una huella imborrable en el curso accidentado y escarpado de las letras españolas (mejor no comentar el desconocimiento del que hizo gala el alcalde de Madrid, cuando puso en duda la valía de una escritora con un talento tan incuestionable).

Más información en

https://www.planetadelibros.com/

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language