The Contract, con Kevin McNally

En 1988, Yorkshire Television estrenó una miniserie de tres capítulos, titulada "The Contracrt" (La sombra del Muro): una producción de espionaje y Guerra Fría, ambientada en la antigua República Democrática de Alemania (R.D.A). El actor británico Kevin McNally (Piratas del Caribe) protagonizó esta historia, basada en la homónima novela del periodista y escritor Gerald Seymour.

14
The Contract
The Contract fue rodada en Inglaterra, aunque estaba ambientada en la antigua R.D.A.

The Contract llegó a la programación nocturna del canal ITV en enero de 1988, cuando los informativos aún se nutrían de los conflictos diplomáticos y sociales que enfrentaban a la República Federal de Alemania y a la República Democrática; una partición artificial y anacrónica, proveniente de los acuerdos firmados por las potencias que vencieron en la Segunda Guerra Mundial. Problemas que la miniserie elaborada por Yorkshire Television convirtió en su epicentro argumental.

Pero, además del componente de la Guerra Fría, The Contract también se aproximaba a la violenta situación de Irlanda del Norte, con las luchas intestinas entre protestantes y católicos, que transformaron la región en una zona de batalla oculta entre los callejones y las avenidas, entre los pubs y los tendederos.

El antiguo periodista de la ITV Gerald Seymour utilizó esas realidades para componer la trama de The Contract: una novela, y posteriormente una miniserie, que exploraba los citados conflictos, a través de la figura de un exmilitar aquejado por la culpa, tras haber disparado a un niño que portaba un paraguas en vez de un arma, y al que confundió con un terrorista. Un hecho sucedido durante una escaramuza nocturna en el Ulster.

Johnny Donaghue es el nombre de este personaje, el cual está sumido en la amargura por la tragedia experimentada en Irlanda del Norte; y al que recurren los servicios de inteligencia británicos para llevar a cabo una peligrosa misión, tras la alambrada que separa las dos Alemanias.

El director inglés Ian Toynton (Las viudas) fue el principal artífice de trasladar al lenguaje audiovisual la interesante obra de Seymour. Una aventura en la que ITV Yorkshire Television empleó mucha imaginación y solvencia, al convertir la campiña inglesa en un bosque plagado de minas explosivas y fronteras electrificadas. Todo un ejercicio de brillantez escénica, que contó con la inestimable ayuda del fotógrafo Alan Pyrah (Chiller).

Kevin McNally
Kevin McNally (en la foto) encarnó al atormentado Johnny Donoghue

Con Gerald Seymour al frente del guion, The Contract (que en España llevó el título de La sombra del Muro) se benefició de un elenco interpretativo convincente y altamente creíble, en cada uno de los papeles que conforman el metraje de la serie; y que aportó profundidad dramática a una obra que captó le atención de los espectadores desde la emisión del primero de sus tres capítulos.

Kevin McNally (quien había destacado en títulos para la pequeña pantalla como Poldark, Diana y La duquesa de Duke Street) fue el encargado de meterse en la confusa mente de Johnny Donoghue, con una caracterización cargada de silencios y altibajos emocionales- Junto al intérprete nacido en Bristol, los veteranos Bernard Hepton (Yo, Claudio) y Hans Canienberg (Sandokán) lideraron un nutrido y cosmopolita cuadro artístico, en el que también tenían importantes colaboraciones James Faulkner (Juego de tronos), la austriaca Brigitte Karner (En el lugar del crimen), Stephen Meyer-Kohlhoff (RAF Facción del ejército rojo), Judy Holt (Queer as Folk) y Katharine Abt (Rosamunde Pilcher), entre otros.

THE CONTRACT CONSIGUIÓ TRANSFORMAR INGLATERRA EN LA DESAPARECIDA RDA

El argumento de La sombra del Muro arranca con la extraña fuga de Willi Guttman (Stephen Meyer-Kohlhoff): un joven procedente de la RDA, que es captado por los servicios secretos de la inteligencia británica. Ya en Reino Unido, el chico es rápidamente encerrado en una fortaleza, mientras el maquiavélico Charles Mawby (James Faulkner) y el fogueado Henry Carter (Bernard Hepton) se encargan de interrogarle. Sin embargo, el supuesto desertor solo tiene pensado colaborar si los ingleses consiguen transportar a su padre al territorio occidental. El progenitor en cuestión es un anciano experto en armamento nuclear, que trabaja para los soviéticos.

Sin tiempo que perder, Mawby y Carter planean una peligrosa incursión en la RDA para rescatar al científico. Tras estudiar algunos expedientes de posibles candidatos para materializar la arriesgada aventura, surge el nombre del exmilitar Johnny Donoghue (Kevin McNally): un antiguo oficial del ejército, que abandonó el regimiento después de causar la muerte a un inocente en el Ulster. Johnny habla alemán a la perfección, además de ser joven y poseer un físico capaz de llevar a buen término el secuestro voluntario y de índole familiar.

Kevin McNally
The Contract transmite el miedo con que vivían los habitantes de la RDA

Donoghue, que trabaja como profesor de la lengua teutónica en un instituto, acepta el ofrecimiento para intentar rendir cuentas con su pasado, y con las pesadillas que le persiguen sin descanso.

Tras un breve entrenamiento, JD es enviado a la RDA, sin red de apoyo ni medidas que aseguren su protección y rescate, en caso de que ser capturado por la temida Stasi. La mente del agente británico se mueve con rapidez en el terreno enemigo, y establece un organigrama de acciones bien especificadas, destinadas a captar la atención del profesor Guttman (Hans Canienberg). Pero, a la par de convencer al anciano científico, Johnny debe llamar la atención de Erica Guttman (la hermana mayor de Willi, a la que interpreta la actriz austriaca Brigitte Karner).

The Contract mezcla con ingenio las atmósferas propias del espionaje clásico y los chispazos del romance despertado entre Donoghue y Erica; todo para mostrar una visión más creíble y menos mediática de lo que supuso el impacto de la guerra entre bloques para los ciudadanos de a pie. Un argumento conformado con personajes de carne y hueso, motivados por sentimientos sublimados, y por el miedo a tener que renunciar eternamente a la libertad. En definitiva, un mosaico de esperanzas traicionadas y secretas convertido en miniserie, cuya realidad formó parte de la cotidianeidad europea no hace muchas décadas.

Nota: The Contract se unió a otras adaptaciones televisivas de las novelas de Gerald Seymour, entre las que destacan Los hijos de la gloria, El juego de Harry, Red Fox, The Informant y The Waiting Time.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language