Naomi Ackie y Whitney Houston

La actriz británica de "Star Wars: El ascenso de Skywalker" se convierte en la legendaria Whitney Houston, dentro del film "I Wanna Dance with Somebody": un retrato de la tristemente fallecida diva de "El guardaespaldas", que recrea la complicada existencia de la hija de la también cantante Cissy Houston.

19
Naomi Ackie
Naomi Ackie se ha esforzado al máximo, para convertirse en Whitney Houston

Naomi Ackie sintió que había llegado su gran oportunidad como intérprete, cuando la cineasta y también actriz Kasi Lemmons (Eve’s Bayou) la escogió entre varias aspirantes, para transformarse en la inolvidable Whitney Houston.

El camino para hacerse con el protagonismo de I Wanna Dance with Somebody fue arduo y complicado; pero al final, tanto sufrimiento complaciente y voluntario aupó a Ackie hasta obtener un papel de los que tienen visos de dejar una huella profunda y duradera en el séptimo arte. Un premio que, según la propia directora, le fue otorgado a la londinense por su extraordinaria capacidad para metamorfosear su físico y su espíritu, con el objetivo de mimetizarse sin estridencias gratuitas con el rol de la diva de El guardaespaldas.

I Wanna Dance with Somebody se propone escenificar en un lapso de aproximadamente un par de horas la intrincada existencia de la celebrada singer de Run To You y I Will Always Love You: un reto de enorme responsabilidad y cuidado artístico, debido a las legiones de fans que reclaman verosimilitud en el acercamiento a la vida de la superestrella de la música nacida en Newark, la cual murió prematuramente a los 48 años de edad, ahogada en la bañera de su suite en el Beverly Hilton Hotel.

Naomi Ackie ha podido fijarse en el trabajo de su compañero Austin Butler, y en las sensaciones despertadas por su caracterización como el rey del rock and roll, en Elvis, de Baz Luhrman. Unas lecciones que, aplicadas a la encarnación de Houston, pueden haber otorgado determinación en cada gesto y movimiento por parte de NA; aunque la mayor parte del trabajo que muestra la pantalla proviene del duro entrenamiento ejecutado por la joven británica, quien probablemente ha debido estudiar secuencia a secuencia cada uno de los videoclips, actuaciones y apariciones en público de la espectacular cantante de How Will I Know?

Naomi Ackie
Naomi Ackie ha mimetizado cada gesto y movimiento de Whitney Houston

El guion elaborado por el neozelandés Anthony McCarden (Bohemian Rhapsody) se adentra en las luces y sombras de la privacidad de Whitney Elizabeth Houston, antes incluso de convertirse en una de las estrellas más rutilantes de la música en Estados Unidos, y de contraer matrimonio con el polémico Bobby Brown (a quien encarna Ashton Sanders). De esta manera, I Wanna Dance with Somebody se nutre dramáticamente de muchas de las experiencias de Whitney cuando residía con su familia en Newart, y colaboraba con el coro de gospel de la iglesia a la que pertenecía su congregación baptista. Un tiempo en el que la entonces joven WH soñaba con emular a grandes damas de los escenarios de la época, como Chaka Khan, Gladys Knight, Roberta Flack o Aretha Franklin (su madrina honorífica).

NAOMI ACKIE SE HA CENTRADO EN PROYECTAR EL ELEMENTO EMOCIONAL, PARA INTERPRETAR A WHITNEY HOUSTON

Contemplar a Naomi Ackie con la camiseta blanca sin mangas y los vaqueros ajustados, elegidos para emular a Whitney Houston en la portada de su disco I Wanna Dance with Somebody, provoca un sentimiento de nostalgia e idolatría bastante potente, que tiende a atraer la atención subliminal de todos los que disfrutaron con las canciones y las puestas en escenas de la sobrina segunda de Dionne Warrick.

Tales efectos han configurado la caracterización de Ackie, quien se mostraba al principio un poco asustada ante la envergadura de semejante empresa audiovisual, debido sobre todo al enorme peso que conlleva encarnar a una estrella tan mundialmente admirada como Whitney Houston.

Sin embargo, las dificultades añadidas animaron a la londinense a seguir adelante con paso firme y decidido, pese a que fuera incapaz de reproducir con perfección diamantina el inconfundible timbre de la hija de Cissy Houston.

Naomi Ackie
Naomi Ackie ha querido emular cada movimiento y gesto de Whitney Houston

Aunque su primera oportunidad como actriz le llegó en 2015, con la serie Doctor Who, Naomi Ackie lleva en el mundo del espectáculo desde que contaba once años, una pasión temprana que la alía con Whitney Hosuton, quien comenzó a mostrar sus habilidades cantarinas cuando también era una niña.

Los escasos siete años de trayectoria profesional le han granjeado a Naomi un puñado de buenos trabajos delante de las cámaras, que han servido para convencer a Kasi Lemmons de que ella era la actriz perfecta para ser la singer de Saving All My Love to You, pese a no poseer la nacionalidad estadounidense. Entre las actuaciones más relevantes de NA -antes de su aventura con Lemmons– gozan de especial relevancia sus colaboraciones en movies tan famosas como Lady Macbeth (William Oldroyd, 2017) y Star Wars: El ascenso de Skywalker (J.J. Abrams, 2019), y en series tan seguidas como The End of the F***ing World.

Tras acabar con el rodaje de I Wanna Dance with Somebody, la singular Jannah, de Star Wars, tiene previsto exhibir sus dotes dramáticas en Pussy Island, el debut en la dirección de Zoë Kravitz, y en la cinta de ciencia ficción Mickey 7, bajo las órdenes de Boon Joon-ho.

Nota: I Wanna Dance with Somebody llegará a las salas de cine el próximo 21 de diciembre de 2022.

Entre los productores de la película están la cuñada de Whitney Houston, Pat Houston, y el descubridor de la cantante, el visionario cazatalentos de Arista Records Clive Davis.

Más información en

https://www.sonypictures.com

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language