Geoffrey Rush sueña con Groucho

El actor que encarnó al gesticulante capitán Barbossa, en la saga de "Piratas del Caribe", es el principal candidato para caracterizar al icónico Groucho Marx, en el film "Raised Eyebrows". Una historia que relata los últimos años en la vida del famoso protagonista de "Sopa de ganso", basada en el libro escrito por Steve Stoliar.

35
Geoffrey Rush
Geoffrey Rush se ha metido en la piel de personajes tan famosos como Einstein y Giacometti

Geoffrey Rush suele entender el arte dramático como un desafío metal y físico constante, lo que le ha ayudado a afrontar caracterizaciones tan complicadas y sorprendentes como la del científico Albert Einstein y la del artista Alberto Giacometti.

El actor australiano ha cimentado la mayor parte de su carrera ante las cámaras bajo semejante fórmula, con la que ha diseñado un puñado de encarnaciones destinadas a reproducir el espíritu y la forma de multitud de personajes, ya sean reales o ficticios. Por eso no es de extrañar que el nombre del protagonista de Shine sea el principal candidato para ponerse al frente de Raised Eyebrows: un film pensado por el cineasta israelí Oren Moverman (The Messenger), y cuyo guion adapta el libro Raised Eyebrows. My Years in Groucho’s House, de Steve Stoliar.

El texto de Stoliar narra las anécdotas y conversaciones que este mantuvo con Groucho Marx, y que tuvieron lugar en los últimos años de vida del actor, cuando la estrella de Sopa de ganso contaba entre ochenta y tres y ochenta y seis años de edad (lapso desarrollado entre 1973 y 1977). En esa época, Stoliar era un joven fan de GM, que entró a colaborar como secretario y archivista con el carismático líder de Los hermanos Marx, movido por la fascinación que sentía hacia un hombre tan brillante e imaginativo. Lo que encontró tras su intensa relación amistosa fue a un icono del Hollywood dorado cargado de humanidad y brillantez intelectual. Un genio de la escena que se resistía a perder la batalla con el serio proceso de enfermedad mental que padecía, y que le impedía recordar la totalidad de lo que sucedía en su entorno más inmediato.

Geoffrey Rush
Geoffrey Rush encarnaría a Groucho Marx entre los 83 y los 86 años

Geoffrey Rush tendría la oportunidad de montar el retrato de Julius Henry “Groucho” Marx durante esos momentos de progresiva zozobra, en los que solía abrir su esquiva personalidad a las personas que tenía a su lado: en ese trienio a Steven Stoliar, y a su manager y compañera sentimental Erin Fleming.

Tal privacidad, mediada por el surrealismo discursivo del actor de Amor en conserva y Una noche en la ópera, es lo que fortalece el proyecto de Raised Eyebrows. Un calibrado tour de force a tres bandas, donde Rush estaría secundado por Sienna Miller (Erin Fleming) y Charlie Plummer (Steve Stoliar).

GEOFFREY RUSH ESTÁ ANSIOSO POR METERSE EN LA MENTE DE GROUCHO, E IMITAR SU GESTUALIDAD 

Provocativo e hiperactivo, Groucho Marx  nunca abandonó el estatus de estrella, que alcanzó al lado de Zeppo, Gummo, Chico y Harpo. De ellos, los tres mayores (Chico, Harpo y Groucho) fueron los que compusieron la espina dorsal de los aclamados Hermanos Marx, quienes lograron una fama que ha trascendido más allá de la  muerte de cada uno de sus componentes.

Cuando Groucho Marx falleció, el 19 de agosto de 1977, la noticia causó conmoción en la sociedad estadounidense; aunque el hecho quedara algo solapado, por el reciente deceso de Elvis Presley. El libreto de Raised Eyebrows dedica especial lugar a los momentos en que se acercaba el trágico desenlace, con un Groucho decidido a ocultar los signos de su galopante demencia senil, que torpedeaba cada vez más su innegable y acerada agilidad verbal. No obstante, todavía tuvo tiempo para configurar un epitafio a su altura humorística, y que concretó con la sugerente sentencia de “Perdone que no pueda levantarme“.

Semejante espíritu de ironía existencial nutre la totalidad del libro publicado por Steve Stolier, en el que se basa el film de Oren Moverman; y lo lleva a cabo con una abundante recopilación de anécdotas y momentos vividos sin cámaras de por medio, y en los que se muestra el auténtico Groucho Marx, más allá de complementos artísticos de atrezo, tales como el bigote, las cejas, el puro y el andar enloquecido y quebrado.

Georffrey Rush
Geoffrey Rush está interesado en reflejar lo que hay detrás de la máscara artística de Groucho Marx

Geoffrey Rush ya sabe en qué consiste encarnar a un icono cinematográfico de la comedia. Lo llevó a cabo en el film Llámame Peter (Stephen Hopkins, 2004), para retratar al poliédrico protagonista de La pantera rosa.

Pese a las posibles coincidencias entre aspectos sustanciales en las existencias profesionales de Marx y Sellers, los resortes dramáticos a utilizar con ambos roles se antojan notablemente diferentes. Mientras que en el caso de Sellers, Rush exprimió la neurosis agresiva que experimentaba la psique del protagonista de El guateque en sus relaciones con los demás; en lo referente a Groucho Marx parece primar el aura de un ansia esperanzadora, concitada por un genio del espectáculo que notaba el agotamiento de su salud. Un punto de vista que debería revertir en humanidad y reflexión.

Tal vez eso es lo que ha querido expresar el propio Rush, cuando se le ha preguntado al respecto de Raised Eyebrows; ya que el intérprete australiano ha querido aclarar que el guion de Moverman no es un biopic al uso, sino una historia basada en hechos reales.

Nota: Rob Zombie fue el primer director encargado de ponerse al frente del rodaje de Raised Eyebrows.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language