Léa Seydoux, la nueva Emmanuelle

La protagonista parisina de "Sin tiempo para morir" ha sido escogida por la cineasta libanesa Audrey Diwan (El acontecimiento) para interpretar a Emmanuelle: el mito erótico que popularizó Sylvia Kristel en los años setenta, y que se convirtió en una de las películas claves para la liberalización de los contenidos sexuales en el cine.

22
Léa Seydoux
Léa Seydoux (en la foto) ha centrado gran parte de su carrera en la capacidad para seducir a la cámara

Léa Seydoux posee una belleza profunda y magnética.

La actriz parisina ha ejercido sus innegables dotes de seducción en cada uno de los trabajos que ha acometido a lo largo de su exitosa carrera. Y el resultado de tal empeño la ha llevado a ser, por ejemplo, una de las chicas Bond más impactantes de los últimos años, en la piel de la complicada y marmórea Madeleine (la única mujer capaz de llevar al agente 007 a la misma muerte).

Por sus características físicas, no se antoja extraño que la directora libanesa Audrey Diwan haya elegido a Seydoux, para liderar su nuevo proyecto cinematográfico: un remake de la legendaria historia de Emmanuelle. Un acercamiento que probablemente hundirá sus intenciones argumentales en aspectos psicológicos relacionados con la actitud de una mujer casada, a la hora de plantearse las prácticas sexuales mediadas solamente por la búsqueda del placer inmediato; aparte de aprovechar el engranaje mercadotécnico que exhibió la película de Just Jaeckin, protagonizada por Sylvia Kristel en 1974.

Si se toma como brújula artística la premiada cinta El acontecimiento (con la que Diwan ganó el León de Oro de Venecia, en 2021), el guion elaborado por Diwan y Rebecca Zlotowski podría revelar un acercamiento intelectual parejo al de novelas como El amante, de Marguerite Duras, o Belle de Jour, de Joseph Kessel; tramas en las que sus respectivas protagonistas descubrían una peculiar y asfixiante manera de disfrutar de las relaciones íntimas, tan obsesiva como fetichista.

Léa Seydoux
Léa Seydoux ha sido una de las chicas Bond más determinantes de la saga del agente 007

Con su aspecto de musa ligeramente renacentista, Léa Seydoux cumple a la perfección con las características que la escritora tailandesa Emmanuelle Arsan imaginó para el personaje de Emmanuelle, cuando publicó su libro de forma clandestina en 1959. Esa mezcla entre inocencia y perversión, que mantiene su omnipresencia en todo el relato secuencial del citado texto, casa muy bien con las armas profesionales de LS, y que ya ha mostrado con sorprendentes efectos en películas del estilo de La vida de Adèle (Abdellatif Kechiche, 2013) o La historia de mi mujer (Ildikó Enyedi, 2021).

LÉA SEYDOUX PODRÍA SER EL NUEVO MITO ERÓTICO DEL SIGLO XXI

Pese a tratarse de una película algo irregular y artificiosa, Emmanuelle superó los errores artísticos de su puesta en escena, para entrar de lleno en el ideario colectivo e iconográfico de la gente. En 1974, cuando el director francés Just Jaeckin estrenó la cinta protagonizada por la modelo neerlandesa Sylvia Kristel, los espectadores se quedaron sorprendidos, debido a las altas dosis de sensualidad erótica que transmitían las confesiones de esta curiosa heroína de los deseos satisfechos. Un respaldo del público que superó las malas opiniones de la crítica especializada, y convirtió a Emmanuelle en todo un mito del celuloide, dentro de las movies con alto contenido sexual; aunque sin caer nunca en la provocación del mal gusto, la escatología gratuita o los aspectos más desagradables de la pornografía carente de estilización visual.

El favor de los admiradores de la obra de Jaeckin hizo que el largometraje de Kristel superara incluso, en beneficios taquilleros, a El último tango en París (Bernardo Bertolucci, 1972) y a las incursiones fellinianas en clave softporno del italiano Tinto Brass. Todo un hándicap que solo consiguió acreditar el primer título de la saga, y que para nada repitieron las entregas posteriores (cada vez más perdidas, en cuanto a repetir las virtudes artísticas que se esmeró en recrear Just Jaeckin).

Léa Seydoux
La neerlandesa Sylvia Kristel (en la imagen) se convirtió en un mito erótico a nivel planetario, con Emmanuelle

Marion Delord y Reginald de Guillebonis, de la compañía Chantelouve, se han hecho recientemente con los derechos de reproducción del libro de Emmanuelle Arsan, con el fin de que Audrey Diwan construya un remake sólido e inspirado, de esta obra puntal en la evolución de la libertad sexual en el séptimo arte.

Todavía se desconocen los aspectos novedosos o cambiantes en el guion elaborado por Diwan y Rebecca Zlotowski; pero, si el libreto sigue una línea más o menos fiel con respecto a la novela original, el argumento tendría lugar en los exóticos escenarios de Bangkok (Tailandia). Allí es donde viaja la elegante Emmanuelle, para acompañar a su esposo Jean: un destacado diplomático francés. La aún ingenua E se encuentra un día en la piscina con Marie-Ange, quien le abre los ojos a un mundo de desenfreno sexual, carente de restricciones sentimentales, y pleno de formas increíbles con las que expresar la pasión.

En los setenta, la movie de Jackin fue un auténtico acelerador en las conciencias de los espectadores; sin embargo, en la época actual ya se han visto demasiadas cintas con similar acercamiento al sexo (muy explotado en las producciones videocliperas de Playboy). La pregunta entonces será si el mito erótico de Emmanuelle podrá eclipsar la fama de Cincuenta sombras de Grey y sus satélites softcore. La respuesta a esta cuestión tendrá que esperar, hasta que Dewin muestre lo que es capaz de aportar, en caso de que el proyecto se convierta finalmente en una película con entidad propia.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language