F.R. David: “Words es una canción inusual”

El cantante franco-tunecino celebra el cuarenta aniversario de "Words": la balada más famosa de su amplia trayectoria artística. Una ocasión especial, que F.R. David ha querido festejar con el lanzamiento del tema "Time Is Not Mine", cuyo ritmo y sonido recuerda vagamente al del famoso hit synth-pop popularizado en 1982.

156
F.R. David
F.R. David ha lanzado recientemente su última canción, titulada “Time Is Not Mine”/ Foto: https://www,frdavid.net

F.R. David se convirtió en una auténtica estrella de la música en 1982, cuando su canción Words copó los primeros puestos en las listas de éxitos de medio mundo, con su melodía acompasada y sensible. Armado con una potente base de sintetizadores, y una singular voz entre el timbre trovadoresco de Jon Anderson y el efecto épico de Russell Hitchcock, el músico franco-tunecino dio con la tecla caprichosa y mágica del éxito más absoluto.

Cuarenta años después de su brillante gesta, Words sigue sonando en películas (Call Me By Your Name, de Luca Guadagnino) y anuncios de televisión, mientras F.R. David continúa con su pasión inagotable de probar estilos rítmicos, inventar melodías y explorar cualquier chispazo de inspiración, con el que desplegar su desatada obsesión por idear orquestaciones empáticas y contagiosas.  “Siempre estoy pensando en nuevos proyectos”, asegura el cantante, desde su residencia valenciana; mientras comenta animadamente sus ocupaciones e ilusiones actuales y pasadas.

The Living Culture Magazine: Time Is Not Mine (El tiempo no es mío) es el título de tu última canción. ¿La letra esconde alguna especie de confesión autobiográfica?

F.R. David: Te aseguro que es pura ficción. Me he inspirado en las historias que escucho de las personas que tengo alrededor. La fama y el dinero hacen que te sientas diferente… Pregunta a los políticos, si no me crees… Pienso que es difícil quedarse en la misma situación de manera permanente, aunque parezca que es posible.

TLMC: ¿Piensas que tu música ha cambiado durante el tiempo transcurrido entre Words y Time Is Not Mine?

F.R. David: Después de Words probé diferentes esferas (con Bob Sinclair, y con singles como Your Love Shines y Paris Is Her Home). Sin embargo, elijo Time Is Not Mine entre todas mis nuevas composiciones, porque despliega el mismo sentimiento que Words, en 1982. Lo hice a propósito, para agasajar a mis fans, y porque estamos en el aniversario de Words.

F.R. David
F.R. David alcanzó la fama mundial con el tema “Words”, en 1982

TLCM: En Time Is Not Mine coincides en algunas frases con la canción Time, de Freddie Mercury. En concreto, las letras de ambos temas recalcan que “el tiempo no espera a nadie”. ¿Realmente esto es así, incluso para los músicos? ¿Cómo trasladarías estas palabras a tu experiencia vital?

F.R. David: Honestamente, no conocía la canción de Freddie Mercury. Siempre escribo musicalmente lo que siento que debo decir. Suelo escoger las palabras que mejor se ajustan a la melodía. Lo de que “el tiempo no espera a nadie” es una evidencia que puedes comprobar todos los días en tu vida. Personalmente, no me gusta mirar hacia atrás, y las lamentaciones no tienen lugar en mi manera de pensar. Te puedo confesar que el tiempo no cuenta cuando estoy en mi elemento, que es la música; incluso se me olvida mirar el reloj. Eso no quiere decir que no sea puntual…

TLCM: Tu nombre real es Elli Robert Fitoussi, pero tu nombre artístico es F.R. David. Supongo que la F y la R responden a las iniciales de Robert y Fitoussi; pero, ¿de dónde viene la parte de David? ¿Es un guiño a tu grupo David Explotion?

F.R. David: Sí, F.R. son mis iniciales, como dices. Y David viene por el sonido y el símbolo de la adversidad. Por cierto, el verdadero nombre de mi banda, que mencionas, era Cockprit; pero alguna compañía de discos belga lo cambió sin permiso, por el de David Explosion. Es algo increíble…

TLCM: Empezaste en la música tocando el bajo en una banda de rock. ¿Por qué decidiste convertirte en cantante?

F.R. David: En los sesenta, tuve un grupo en la escuela, y solíamos tocar en clubes parisinos todos los domingos, por un dólar por cada actuación. Un día, nuestro cantante se puso enfermo, y el dueño del local dijo: “uno de vosotros deberá cantar“. Recuerdo que me obligaron a hacerlo. Desde entonces, las proposiciones para que actuara como cantante fueron bastante numerosas…

TLCM: Tus primeros pasos te llevaron por la variante del rock progresivo. ¿Qué echas de menos de esos tiempos? ¿Por qué viraste posteriormente hacia el synth-pop?

F.R. David: Siempre me ha apasionado experimentar todos los estilos musicales, del sonido sinfónico al r&b y el hard rock… Mi curiosidad no tiene límites. Cuando escucho una canción, ni me pregunto a qué estilo o género pertenece, simplemente la amo o la odio.

F.R. David
F.R. David ha editado varios discos como cantante, desde “Words”

TLCM: Cuando todavía eras muy joven, creaste con Michael Haubrich el sello Aztec Records. ¿Cómo recuerdas esa aventura?

F.R. David: Éramos dos compositores en la Midem de Cannes (Marché International du Disque et de l’Edition Musicale) para conocer compañías internacionales y enseñar nuestras canciones. Un tipo nos ofreció crear un sello dentro de una gran y nueva compañía de discos. Aceptamos, porque lo consideramos un reto. Nuestra primera producción fue Superman Superman, de Doc & Prohibition. El tema se convirtió súbitamente en un éxito. Para mí eso significó una nueva experiencia. Nos divertimos y fue fácil mientras duró.

TLCM: A lo largo de tu extenso currículo, has trabajado como productor, compositor, guitarrista y cantante. ¿Qué faceta es la que prefieres ejercer?

F.R. David: Solo la de cantante, porque con ella puedo compartir una gran cantidad de emociones con el público.

TLCM: ¿Cómo recuerdas el éxito de Words? Pienso que debió ser muy gratificante; pero también se puede antojar un poco aterrador, por las dimensiones alcanzadas…

F.R. David: Claro que fue emocionante, y súbito. Pero ya estaba acostumbrado a los grandes escenarios y a las actuaciones en televisión. Lo que sí me atemorizó fue cuando toqué en el Queen Elisabeth Hall, con Vangelis, en 1972. Salimos al escenario sin programa ni ensayos previos. Todo fue improvisado, pero al final hicimos cinco bises…

TLCM: En la letra original de Words aseguras “this is just a simple song” (“es solo una simple canción“). ¿Dónde consideras que reside la magia de este hit planetario e imperecedero? ¿Por qué se alzó como el corte más admirado de un disco en el que también se encontraban composiciones tan brillantes como Music, Porcelain Eyes y Pick Up The Phone?

F.R. David: Quizá, Words se convirtió en un éxito porque es una canción bastante inusual: una especie de acumulación de todo mi background hasta ese momento. No obstante, Pick Up The Phone era mi favorita en ese álbum. Sin embargo, solo el público decide, y yo lo acepto.

F.R. David
F.R. David ha creado un estilo propio y reconocible

TLCM: Tal vez, una de las principales virtudes de Words resida en que se trata de un tema que nunca pasa de moda, incluso Luca Guadagnino lo usó para la banda sonora de su película Call Me By Your Name

F.R. David: No sabía que esa película iba a ser tan famosa, pero se lo agradezco mucho a Luca, por la promoción que dio a mi canción por todo el mundo…

F.R. DAVID: “PREFIERO SER CANTANTE, PARA COMPARTIR EMOCIONES CON EL PÚBLICO”

TLCM: Words se adelantó por meses a un año en que el pop vivió uno de sus períodos más florecientes, con hits del calado de Moonlight Shadow, de Mike Oldfield; Deborah, de Jon and Vangelis; Juliette, de Robin Gibb; Baby Jane, de Rod Stewart…. ¿No resultaba excitante formar parte de esa ola de creatividad, con una de las canciones más seguidas a nivel planetario?

F:R. David: Oh, sí… Esos meses estuvieron llenos de positividad, color y estilo. En esa ola pop a la que aludes, compartí grandes momentos con Robin Gibb, que fue siempre uno de mis cantantes favoritos.

TLCM: ¿Cómo crees que ha cambiado la música desde el lanzamiento de Words? ¿Por qué es tan difícil editar un álbum en la actualidad?

F.R. David: Las reglas de actuación en la industria de la música han cambiado completamente. Pienso que la gran diferencia a la hora de componer una canción es que antes solíamos crear la melodía, y luego los arreglos. Ahora, se hace en el sentido contrario: primero los arreglos, y luego la melodía.

TLCM: En los sesenta colaboraste con Vangelis. ¿Cómo fue trabajar con el genio visionario de las bandas sonoras de Blade Runner y Carros de fuego?

F.R. David: Después de la ruptura de Aphrodite’s Child (el grupo iniciático de Vangelis), conocí a Vangelis en una sala de ensayos, y conectamos. Fuimos inseparables por dos años, y grabamos numerosas canciones, incluyendo Earth. Nunca lo vimos como trabajo, ya que siempre nos divertimos mucho juntos. Le admiraba por su talento y amabilidad. De todas formas, ambos éramos mediterráneos; y, por lo tanto, compatibles.

F.R. David
F.R. David reconoce el elemento confesional de su disco “Words”

TLCM: En 1974, viajaste a Estados Unidos desde París, para actuar como vocalista del grupo Les Variations. ¿Esa época te ayudó a madurar como músico?

F.R. David: Estuve un año de gira por Estados Unidos, con Les Variations, donde grabamos un disco. Fue un viaje duro, pero me encantó hacerlo… cuando lo miro en retrospectiva… Nuestra manera especial de sentir el rock and roll causó sensación allí, y el tour fue un auténtico éxito. Definitivamente, me ayudó a crecer profesionalmente a todos los niveles.

TLCM: Durante tu estancia en Nueva York, trabajaste con David Krebs como manager. ¿Fue importante tu relación artística con este legendario representante?

F.R. David: Le recuerdo como un buen hombre, porque creía en mí; pero me falló en la labor de manager. Me sentía un poco frustrado, viendo a Aerosmith, Ted Nugent, y otros artistas a los que llevaba la oficina de David Krebs, con sus discos de oro y platino. Recuerdo que un día estaba sentado en un sillón, hablando con otro tipo que tenía la misma sensación de frustración que la mía. Su nombre era Michael Bolotin, conocido posteriormente como Michael Bolton.

F.R. DAVID: “AHORA, PARA CREAR UNA CANCIÓN, PRIMERO SON LOS ARREGLOS Y LUEGO LA MELODÍA”

TLCM: Tras un tiempo en Norteamérica, volviste a París, y nació Words. ¿Cómo surgió este éxito imperecedero?

F.R, David: Creé la canción en Nueva York, en 1980. David Krebs me mandó compositores y escritores para confeccionar un álbum. Después de grabar varias demos (incluyendo Words), el feelling entre mi manager y yo se había debilitado, por lo que regresé a París. Un día nevoso, fui a mi estudio de entonces (Le Clos Fleuri), en un suburbio parisino, pero se me olvidó la guitarra en casa. Y, de pronto, la magia apareció de manera instantánea.

TLCM: Al escuchar el álbum Words en su totalidad, más allá del corte que da título al mismo, el oyente tiene la sensación de estar ante una extensa carta confesional, como si fuera un disco autobiográfico…

F.R. David: Sí, el disco estaba concebido como una entidad, como si se tratara de una canción extendida. Así es como esperaba que fuera percibido por el público.

TLCM: Después de Words, seguiste en la estela del synth-pop con Sahara Nights, que es un tema realmente bueno; aunque no obtuvo el mismo apoyo por parte de los fans. 

F.R. David: Pienso que el tiempo rítmico en esa canción no era bueno, pero el tema sí lo era. Cada vez que toco Sahara Nights en los conciertos, me doy cuenta de ello.

F.R David
F.R. David expresó parte de los sentimientos hacia su profesión en el tema “Music”

TLCM: ¿Qué echas de menos de la época de Words?

F.R. David: El ambiente en el estudio, con músicos intercambiando ideas en el momento, y grabando al instante esa conjunción de energías. Hoy en día, casi siempre trabajo solo en el estudio que tengo en casa, y la relación con los otros músicos es a distancia. Lo que no echo mucho de menos son los programas de televisión, destinados a la promoción; ya que son dolorosos y aburridos.

F.R. DAVID: “SUELO CANSARME FÁCILMENTE DE ALGO QUE YA ESTÁ HECHO”

TLCM: ¿Puede ser Time Is Not Mine el primer single de un álbum en ciernes?

F.R. David: Es posible, aunque lo que me apasiona es anticipar nuevas canciones. Suelo cansarme fácilmente de algo que ya está hecho.

TLCM: ¿Tienes previsto volver a dar conciertos en futuro próximo?

F.R. David: Claro, pero soy muy quisquilloso. Suelo escoger entre las distintas proposiciones para actuar en directo. Algunas las acepto, y otras las rechazo.

TLCM: ¿Podrías contestarme a una curiosidad bastante compartida entre tus seguidores? ¿Por qué siempre llevas gafas de sol en tus actuaciones y en las fotografías de tus discos?

F.R. David: Tuve un accidente cuando era niño. Debido a ello, no puedo exponerme a luces fuertes ni a focos muy potentes.

 

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language