The Rolling Stones, en estado puro

La longeva banda británica, liderada por Mick Jagger, edita "El Mocambo 1977" (Polydor): esperada remasterización de uno de los dos conciertos que "Sus Satánicas Majestades" ofrecieron en el interior del bar canadiense El Mocambo. Un par de citas con audiencias restringidas, en las que sonaron algunos de los temas más conocidos del repertorio del grupo, con una sensación sincera de improvisación, y de entrega absoluta al discurrir de la música.

30
The Rolling Stones
El Mocambo 1977 supuso una necesaria reflexión artística, dentro del devenir icónico de The Rolling Stones

The Rolling Stones siempre han sido una formación de ritmos acumulativos, casi siempre avalados por los cambios generacionales y las preferencias entre los oyentes y fans. Sin embargo, cada concesión que Mick Jagger y sus compañeros de escenario han hecho a géneros tan agradecidos como la música disco, el funk o el pop aderezado con descargas de rock tormentoso y deslumbrante no ha conllevado negación alguna del ADN de la banda configurada en el Londres lejano y colorista de 1962. Todo lo contrario; ya que los pasos dados por los Stones han contribuido a engrandecer su leyenda, más que ha provocar socavones de inseguridad. Un currículo carente de fisuras en la naturaleza creativa, dentro de la larga cadena de hits elaborados por los responsables de Sympathy for the Devil y Satisfaction.

En esa carrera de fondo, en la que se ha convertido la trayectoria de The Rolling Stones, 1977 fue un año especial para el equipo nutrido en sus inicios por el talento revolucionario de Mick Jagger, Keith Richards, Brian Jones, Bill Wyman y Charlie Watts. Durante esos 365 días, los isleños -en pleno furor exitoso y multitudinario- se vieron obligados a ofrecer dos conciertos intimistas y de escaso calado mediático, en un bar de Toronto (Ontario, Canadá) llamado El Mocambo.

El motivo por el que los autores de Lady Jane aceptaron animar el interior del local norteamericano, en el que posteriormente tocaron Duran Duran y Elvis Costello, se explica por la detención de Keith Richards, debido a la posesión de sustancias estupefacientes. La espera de juicio y la imposibilidad de moverse a otro sitio hizo que los célebres antagonistas de The Beatles acudieran a El Mocambo. Un compromiso que, desde el principio, fue concebido por el grupo como una oportunidad para disfrutar con la interpretación de sus canciones de una manera diferente a la habitual: sin presiones, ni la necesidad de diseñar un repertorio cerrado a cal y canto.

The Rolling Stones
La edición del concierto de El Mocambo muestra a unos Rolling Stones ausentes de divismos

Precisamente, esa libertad para operar sin piloto automático se transformó en un par de noches cargadas con la magia de un rock and roll emulsionado con las huellas del r&b. Una vuelta a las esencias sesenteras del grupo londinense, que se nota especialmente pletórica en los duelos guitarreros que se marcan Keith Richards y Ronnie Wood, mientras Mick Jagger desgrana ecos aguardentosos y calóricos, a través de odas moldeadas con la impostura artística de un crecido Huckleberry Finn.

THE ROLLING STONES EXHIBEN SUS JUEGOS MUSICALES EN EL MOCAMBO

Para entender la importancia de lo sucedido en El Mocambo, en 1977, sería bueno retrotraerse a la época en que se efectuó la grabación convertida ahora en un doble compacto de enorme valor para los amantes de The Rolling Stones. En esa década, después de la disolución de The Beatles, el grupo liderado por Mick Jagger estaba en lo más alto entre las preferencias de los aficionados al rock and roll de fuerte armazón musical. Un posicionamiento que invitaba a los entonces treintañeros a entrar en la categoría de las leyendas vivas del olimpo de la música popular, pese a llevar en circulación escasamente tres lustros en el circuito.

Tal dato explica con mayor claridad lo anodino de la situación descrita para los británicos en Toronto, al tener que reverdecer sus comienzos en los garitos capitalinos de comienzos de los sesenta, por culpa de asuntos que nada tenían que ver con su carrera discográfica. Las 300 localidades disponibles que prometía El Mocambo poco se asemejaban a los escenarios en los que los Stones solían descargar sus atronadores hits. Sin embargo, desde que se subieron a la tarima hundida en la sudorosa atmósfera de alta gradación etílica de El Mocambo, algo encendió la llama creativa del conjunto, y los temas se sucedieron a velocidad vertiginosa, sin treguas dadas a la pérdida de la emoción sensible. Un recorrido certero, que Jagger animaba con soflamas del tipo de “vigilad vuestros traseros“, destinados al desatado público congregado en el interior del recinto.

The Rolling Stones
The Rolling Stones volvieron a sus raíces r&b en El Mocambo

Situado en Spandina Avenue, al sur de Colledge Street, en la urbe de Toronto (todavía existe), El Mocambo era más un bar que una sala de fiestas. Pese a compartir franquicia con el fenecido El Mocambo de West Hollywood, en California (USA), la taberna canadiense daba a sus clientes la posibilidad de pasar una noche agradable, con músicos deseosos simplemente de regalar sus entrañas trovadorescas y líricas, a quienes quisieran comprometerse en tan particular aquelarre.

Cuando los responsables del bar recibieron la propuesta de The Rolling Stones, las puertas de El Mocambo se abrieron rápidamente para acoger a los ingleses durante un par de actuaciones, programadas para el 3 y 4 de marzo de 1977. Unos conciertos que habían permanecido ocultos hasta la actualidad, cuando Bob Clearmountain rescató las grabaciones originales, y las convirtió en el doble CD y los cuatro discos de vinilo en los que se presenta El Mocambo 1977.

Honky Tonk Women, All Down The Line, Route 66, Mannish Boy (realmente sorprendente), Crackin’ Up, Dance Little Sister, Hot Stuff, Worried Life Blues, Brown Sugar, Jumpin’ Jack Flash, Melody… Los veintitrés cortes de El Mocambo 1977 son historia melódica y constitutiva de The Rolling Stones. Un delirio de caderas vaporosas y gritos contundentes, con guion a lo Nouvelle Vague y resultado aguerrido e imborrable.

En medio de la escalada instrumental y vocalista, incluso escapa desapercibida la confusión de Ronnie Wood, cuando le preguntaba por lo bajo a Mick Jagger cuál sería la siguiente canción que iban a interpretar…

Nota: The Rolling Stones tienen previsto actuar en el Wanda Metropolitano de Madrid, el próximo 1 de junio de 2022. 

Más información en

https://www.polydor.co.uk

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language