Harry Styles apuesta por el thriller

El que fuera componente del grupo One Direction refuerza su carrera como intérprete, con "Don't Worry Darling": una película de misterio ambientada en los años cincuenta, que dirige la también actriz Olivia Wilde.

6
Harry Styles
Harry Styles encarna en “Don’t Worry Darling” al esposo del personaje de Florence Pugh

Harry Styles siempre ha tenido claro que lo suyo era ponerse delante de las cámaras, para seducir a los espectadores con sus gestos estudiados y mediáticos.

El que fuera no hace mucho ídolo de miles de adolescentes, enfervorecidas por su liderazgo en la boy band llamada One Direction, ha aprovechado su fama internacional para apuntalar su faceta como cantante en solitario, a la vez de iniciar un curioso currículo como emergente movie star en el séptimo arte.

Desde su debut en Dunkerque (Christopher Nolan, 2017), Styles ha aparecido en un puñado de títulos destinados a potenciar su imagen como actor, siempre alternados con sus trabajos discográficos. Una decisión de índole artístico, que ha situado al cantante y compositor británico en una posición inmejorable, para enseñar a sus fans sus supuestas inquietudes dramáticas. Algo que antes que él ejercitaron estrellas de la música como Mick Jagger, David Bowie y Sting, entre otros.

La última aventura en formato de celuloide de Harry S lleva por título Don’t Worry Darling: una película de misterio ambientada en Los Ángeles, dentro de una zona residencial de oscuro fondo urbanístico, y con siniestros lazos que atan a los incautos habitantes del lugar. Tales cauces argumentales recuerdan a los de Suburbicón (George Clooney, 2017) y Las mujeres de Stepford (Bryan Forbes, 1975); sin obviar las ligeras conexiones que despiertan con el suspense de La tapadera (Sydney Pollack, 1993), La semilla del diablo (Roman Polanski, 1968) y Poltergeist (Tobe Hopper, 1982).

Harry Styles
Harry Styles accedió al papel de Jack Chamberlain, tras el despido de Shia LaBeouf

La neoyorquina Olivia Wilde dirige su segundo largometraje para la pantalla grande, tras la neurótica comedia adolescente titulada Súper empollonas. En este caso, la conocida actriz de Tron se apoya en el guion original de la ingeniosa Kate Silberman (inspirado en la historia que Carey y Shane Van Dyke idearon para un episodio de la serie The Blacklist), quien ha diseñado un relato de enorme sentido analítico a nivel social, ambientado en los ilusorios años cincuenta (una década concebida propagandísticamente para exportar al resto del mundo las virtudes del sueño americano, centrado en la promisión y el triunfo en todos los ámbitos existenciales).

HARRY STYLES DA VIDA A UN JOVEN QUE ESCONDE UN TERRIBLE SECRETO

Los Estados Unidos en la década de los cincuenta se erigió como un país de cartón piedra: un inmenso plató orquestado por los poderes fácticos y capitalistas, desde el que se proyectaba la falsedad de una clase media sumida en el bienestar familiar y la abundancia económica. Como si estuvieran envueltos en un anuncio publicitario de carácter eterno en la línea de El show de Truman, los habitantes blancos y aburguesados de la nación de las barras y estrellas exportaban una luminosa rutina de neón caduco y vacuo; precintada convenientemente a nivel gubernativo, para luchar contra las tesis soviéticas del bando antagónico.

Estas reflexiones de índole político son recogidas con imaginación por Olivia Wilde, para construir un fresco cinematográfico de sorprendentes consecuencias. Un cosmos de asesinatos y traiciones, que está dominado por una desconocida y peligrosa organización, movida por planes diabólicos.

Harry Styles
Florence Pugh (en la foto) es la auténtica protagonista de “Don’t Worry Darling”

En medio de semejante pesadilla, Alice (Florence Pugh) es la única capaz de descubrir los secretos intereses que envuelven la aparente felicidad de la urbanización a la que se ha trasladado con su esposo Jack (Harry Styles). La joven comienza a ver extrañeza en el comportamiento de sus vecinos y de los jefes de Jack, quienes mantienen celosamente el concepto de burbuja urbanística y amable con los residentes, a la vez que se muestran muy celosos en su obsesión por preservar el aislamiento con respecto al exterior.

Ningún elemento procedente de fuera de los límites de la siniestra villa artificial puede atacar el falso bienestar de la zona, y eso llama la atención de la protagonista, quien se encuentra en peligro por empeñarse en su particular cruzada en favor del esclarecimiento.

Chris Pine y Olivia Wilde completan el elenco interpretativo de este peculiar thriller, al que Harry Styles accedió tras el despido de Shia LaBeouf, provocado por mal comportamiento.

Nota: Don’t Worry Darling tiene previsto su estreno en USA para el próximo 23 de septiembre de 2022.

Más información en

https://www.warnerbros.com/

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language