Adam Driver se acerca a Coppola

El protagonista de "El último duelo" parece ser el sustituto de Oscar Isaac, como protagonista de "Megalópolis": el ambicioso y titánico proyecto que pretende dirigir Francis Ford Coppola, y que lleva preparando desde que concibió el primer borrador de la historia, a comienzos de los años ochenta.

29
Adam Driver
Adam Driver podría encarnar al arquitecto megalómano que protagoniza “Megalópolis”

Adam Driver es un intérprete de largo recorrido al que le encanta moverse sin redes protectoras, capaz de ofrecer carnalidad a personajes que otros compañeros de profesión habrían rechazado por no ofrecer garantías claras de éxito taquillero. Al californiano parece que no le asustan los guiones a medio hacer, ni el riesgo que supone apostar por rodajes carentes de los oropeles propios de los blockbuster estadounidenses. Decisiones que suele tomar en muchas ocasiones por el peso que conlleva trabajar con directores míticos y personales, tales como Terry Gilliam y Ridley Scott.

El último creador que ha seducido al espigado Kylo Ren de Star Wars ha sido el legendario Francis Ford Coppola; quien, a sus ochenta y tres años, ha contactado con Driver para que el de San Diego encabece el elenco dramático de su película más añorada, que lleva el significativo título de Megalópolis.

Adam aterriza en esta aventura cinematográfica después de que Oscar Isaac anunciara su desvinculación definitiva, y de que FFC aireara que, si nada se tuerce, la grabación de la obra comenzaría este otoño, en la ciudad de Nueva York. Todo un alarde de valentía por parte del responsable de la saga de El padrino, dado que el icónico cineasta arriesga su propio dinero (ningún estudio ha querido financiar la película); aparte de que el proyecto ya ha sufrido dos intentos frustrados de puesta en marcha, cuando todo parecía a punto.

Adam Driver
Nathalie Emmanuel (en la foto) es una de las últimas incorporaciones al casting de “Megalópolis”

Según ha contado Coppola a varios medios de comunicación, la idea embrionaria de Megalópolis se le ocurrió nada más estrenar Apocalypse Now (1979). Sin embargo, en esa época, los intereses del prestigioso director estaban enfocados hacia otro tipo de obras.

No obstante, la trama continuó en la mente del padre de Sofia Coppola y, finalmente, se convirtió en un sesudo y vaporoso guion en 2001. Precisamente, durante ese fatídico año debería haberse puesto en marcha la grabación de Megalópolis, con un reparto que incluía a estrellas del tipo de Robert De Niro y Nicolas Cage. Pero, los atentados del 11 de septiembre hicieron imposible trabajar en Nueva York, y la movie acabó en stand by.

La segunda oportunidad para el largometraje en ciernes llegó en 2019, con Jude Law y Shia LaBeouf en los papeles principales (el alcalde corrupto y el arquitecto, respectivamente); y, nuevamente, hubo que echarse atrás.

Ahora, Coppola parece decidido a no tirar la toalla, con 120 millones de dólares reunidos con ayuda de los ingresos de su empresa vinatera (Inglenook), y con American Zoetrope (la productora de FFC) como único aval de tan esmerado y obsesivo proyecto.

ADAM DRIVER ESTÁ DISPUESTO A APRENDER DEL MAESTRO DE “EL PADRINO”

Resulta complicado describir el tema de Megalópolis, ya que no existe un comunicado oficial sobre el mismo. Acorde con lo que Francis Ford Coppola ha desvelado en numerosas intervenciones, el asunto va de un arquitecto de naturaleza soñadora y con ganas de dejar un legado digno de admiración. Entre sus propósitos más determinantes está el de levantar una urbe utópica de las cenizas de la destrucción apocalíptica. Una ciudad que bautiza como Nueva Roma; y en la que se solventan situaciones de épica clásica y milenaria, cercanas a las que pudieron experimentar los súbditos de los antiguos césares.

La amplitud de intereses, y la imposibilidad para certificar la adscripción del largometraje a un género cinematográfico determinado, hizo que la mayoría de los grandes estudios en USA no apoyaran la obra de Coppola, y eso a pesar de que contaba con los valores añadidos del nombre de un director premiado e histórico y de un casting de reconocidas estrellas de la pantalla grande. Sin embargo, la sombra de Corazonada (la cinta con la que FFC estuvo a punto de arruinarse, en 1982) y los tibios resultados en taquilla de los trabajos anteriores del responsable de Dracula (El hombre sin edad, Tetro, Twist y Distant Vision) contribuyeron a que los ejecutivos de las majors más señeras del mercado hollywoodiense no se dejaran convencer.

Adam Driver
Francis Ford Coppola ha seguido con “Megalópolis” una táctica semejante a la emprendida con “Corazonada”

Las décadas transcurridas desde la filmografía más admirada de Francis Ford Coppola han generado que las gestas de este cineasta imperecedero se hayan perdido un poco en el horizonte de los tiempos, escasamente presentes entre las preferencias audiovisuales de las nuevas generaciones de espectadores. Algo que ha decidido al autor de La conversación a vestir Megalópolis con los ropajes atrayentes de un actor como Adam Driver, con gran predicamento entre los aficionados al séptimo arte en este siglo XXI. Un enganche casi seguro, que se pone al frente de un cuadro interpretativo en el que también colaboran intensamente Nathalie Emmanuel (Juego de tronos), Forest Whitaker (El último rey de Escocia), Laurence Fishburne (Matrix) y Jon Voight (Cowboy de medianoche), entre otros.

Solo cabe esperar que Megalópolis supere al fin las barreras activas en este tercer intento, y alcance con todos los honores las salas de proyección. Francis Ford Coppola se merece ver en la pantalla grande su sueño más buscado.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language