The Full Monty regresa en streaming

La premiada película de Peter Cattaneo se ha convertido en una miniserie de ocho episodios, que narra cómo evolucionaron los personajes originales del film de 1997. Al final, los espectadores descubrirán si el desnudo colectivo de estos parados del norte de Inglaterra cumplió con el objetivo de cambiar sus vidas.

10
The Full Monty
The Full Monty ha conseguido recuperar los miembros del reparto del film de 1997

The Full Monty aterrizó en las carteleras británicas y del resto del mundo como una espita salvadora contra la depresión de los que habían perdido su sustento vital, benéfica como un eficaz placebo destinado a aplacar con humor la crisis que asolaba el planeta desde el punto de vista laboral, a finales de los años noventa. Mientras Ken Loach (Lloviendo piedras) se erigió como la conciencia realista de las clases trabajadoras de Gran Bretaña en el ámbito cinematográfico, Peter Cattaneo quiso aportar una visión cómica a la dramática situación de los desheredados del capital en la tierra que fue cuna de la revolución industrial.

Desenfadada y sin complejos, The Full Monty supuso una corriente de aire fresco a las reivindicaciones de los golpeados por el cierre de las fábricas y la zozobra de los negocios, en los que estos prestaban sus servicios profesionales. Un cauce adecuado para rebeldía y la protesta excéntrica de unos amigos sin perspectivas aparentes de futuro, capaces de reinventarse como bailarines ansiosos por mostrar sus respectivos cuerpos ante una congregación enfervorizada de fans.

Después del éxito sin precedentes de esta ingeniosa película (The Full Monty fue nominada a cuatro premios Oscar de Hollywood en 1998, y contó con un musical en Broadway en 2001), el productor Umberto Pasolini y el guionista Simon Beaufoy (Slumdog Millionaire) recuperan, veinticinco años más tarde, la emblemática obra en formato de celuloide, para transformarla en una serie de televisión dividida en ocho entregas de una hora cada una; en la que narran la evolución humana y familiar de estos aficionados al striptease, anclados en una ciudad de Sheffield sumida en una penumbra industrial eterna y enfermiza.

The Full Monty
The Full Monty reflejó la incertidumbre de un momento crítico para las clases trabajadoras en Gran Bretaña

Tal vez, si los integrantes de The Full Monty hubieran estado por debajo de los treinta tacos, su posicionamiento frente al sistema habría sido similar al de los chicos de Trainspotting, con la metamorfosis delictiva que conllevaba el camino elegido por Renton y su pandilla. Sin embargo, el desnudo frontal público que materializaron los protagonistas de ThFM en 1997 les liberó de ataduras y tabúes, y se convirtió en un acto desesperado para clamar ante la sociedad su asfixia ciudadana. Algo que, no obstante, aún están dispuestos a repetir, si la realidad requiere que vuelvan a mostrar sus carnes actuales, bastante más envejecidas que las de entonces…

THE FULL MONTY MARCÓ UNA ÉPOCA

Hay pocas personas que al oír los acordes de Hot Stuff, el hit setentero de Donna Summer, no pueden evitar rememorar los contoneos sugerentes de Robert Carlyle y sus compañeros en la cola del paro, mientras esperan recibir las inexistentes ofertas de trabajo por parte del funcionario de turno. Escenas como la descrita han convertido a The Full Monty en una obra de imperecedero recorrido a través de generaciones enteras de espectadores, los cuales comprueban -década tras década- cómo las crisis laborales permanecen. Situación que alimenta la empatía hacia estos improvisados y fílmicos stripers sin fecha de caducidad.

Semejantes sentimientos compartidos son los que han animado a Pasolini y a Beaufoy a pensar en una continuación del guion original, con los mismos actores embutidos en los mismos personajes, aunque con el paso del tiempo visible en sus respectivas existencias. Opción que ha permitido a los responsables del humorístico e irónico serial introducir roles relacionados con los papeles principales, tales como hijos, nietos, mascotas, y demás personal de tirón mediático.

The Full Monty
The Full Monty mantiene un mensaje que nunca pasa de moda

Andrew Chaplin (Alma’s Not Normal) y Catherine Morshead (Downton Abbey) dirigen la versión en streaming de The Full Monty en pleno siglo XXI, bajo el libreto ideado por Simon Beaufoy y Alice Nutter. Una aventura que el equipo de Little Productions rueda en estos meses entre las urbes de Sheffield y Manchester; y en la que participan los recordados Robert Carlyle (Gaz), Mark Addy (Dave), Lesley Sharp (Jean), Hugo Speer (Guy), Paul Barber (Lomper), Wim Snape (Nathan) y Tom Wilkinson (Gerald).

No ha trascendido a la prensa si la vida ha sido generosa con Gaz y sus colegas, pero lo que parece casi seguro es que la idea del desnudo integral como espectáculo seguirá muy presente en sus mentes. Algo que aumentará las cotas de atracción entre las audiencias, deseosas por reverdecer sensaciones de desenfreno nudista…

Nota: The Full Monty goza del apoyo de Disney+, y está financiada por Little Productions.

Más información en

https://www.disneyplus.com

 

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language