Julie Klassen y los acantilados

La autora estadounidense de "El profesor de baile" se acerca a los agrestes paisajes de Cornwall, en la novela "La costa de los naufragios" (Libros de Seda, S.L.): un relato de romanticismo marítimo, en el que una joven huérfana encuentra el amor en la persona de un desconocido, procedente del océano.

30
Julie Klassen
Julie Klassen halla la inspiración en una época de contrabandistas y salteadores de barcos

Julie Klassen persigue un tipo de literatura apasionada y con etiqueta de inmortalidad, un estilo que la novelista norteamericana asocia con maestras de la talla de Jane Austen, y con textos tan hipnóticos como el de Jane Eyre, de Charlotte Brontë. Tales son los surcos creativos que la responsable de La institutriz silenciosa ha decidido habitar profesionalmente, mediante historias ambientadas en la Inglaterra sombría y contradictoria del siglo XIX, y con personajes menos entusiastas que los que pueblan los libros de su compatriota Julia Quinn.

Las obras de Klassen no se quedan en los contextos anecdóticos, ni en los costumbrismos carentes de personalidades fortalecidas. Los relatos de esta admiradora del romanticismo de buqué añejo intentan ir más allá de lo pintoresco de los salones de baile, y del cromatismo de las sedas que lucían las ostentosas damas de las clases dirigentes. JK anhela exhibir las cicatrices ocultas en el rictus de caballeros atormentados, y la auténtica faz de mujeres hundidas en la tristeza y el desarraigo, silentes en un mundo centrado en las apariencias.

Después de la aparición de Donde se ocultan las mariposas, ahora llega a las librerías La costa de los naufragios (Libros de Seda): una novela situada en los tormentosos acantilados del norte de Cornualles, durante el otoño de 1813 (un tiempo marcado por el devenir de las guerras napoleónicas y el bloqueo británico a las naves provenientes de la Francia imperialista, surgida de la esperanzadora revolución de 1789).

Julie Klassen
“La costa de los naufragios” muestra la apuesta de Klassen hacia un romanticismo cercano al de Thomas Hardy

Los escenarios escogidos por la literata estadounidense para La costa de los naufragios recuerdan a los evocados por Winston Graham, en Poldark, o por Daphne du Maurier, en La posada de Jamaica. Unos entornos de aguas peligrosas y traicioneras, en los que los barcos solían encontrar la destrucción más salvaje, debido a las fuertes corrientes y a los acantilados amenazantes. Un cosmos de muerte y de espectrales manejos, donde los lugareños conformaban fortunas notables, con la apropiación de los enseres perdidos por las víctimas de los desastres marítimos.

JULIE KLASSEN AUMENTA SU NÓMINA DE GRANDES FIRMAS

El argumento de La costa de los naufragios arranca con Laura Callaway buscando la palabra “resto” en el diccionario de Samuel Johnson, perteneciente a la biblioteca de su tío. La joven, huérfana y sin grandes arraigos afectivos, tiene que vivir al lado de su único pariente conocido; el cual está casado con una mujer que no siente el más mínimo interés por la muchacha.

En un sentido parecido al de Rose Ryan, la soñadora heroína de La hija de Ryan, Laura suele dar largos paseos por la playa, mientras busca objetos de los náufragos, para mandarlos a sus familiares con las noticias del triste destino de sus parientes fallecidos. Un día, la protagonista se encuentra en la arena a un hombre inconsciente. Con ayuda de su vecina, esta salva la vida al extraño, mientras le administra los cuidados necesarios, para que el individuo vaya escapando de la muerte. Sin embargo, cuando le quita la ropa para lavar la sangre de su cuerpo, Laura descubre una herida producida por una puñalada…

Julie Klassen
Julie Klassen presentó a finales de 2021 su última obra: “Shadows of Swanford Abbey”

Este argumento, ligeramente parecido al de El hombre que vino del mar, de Joseph Conrad, permite a Klassen jugar con un díptico de intensidades variables, que van de la aparente cordialidad de Las crónicas de Cranford, de Elizabeth Gaskell, a las simas abismales y terrosas de la dolorosa prosa de Thomas Hardy. Una apuesta arriesgada y atrayente, en la que pervive el interés por el romanticismo de una autora que reactiva en La costa de los naufragios uno de los mitos clásicos de los amores trágicos, como es el de la épica leyenda de Tristán e Isolda.

Nota: La costa de los naufragios está en venta en español desde el pasado mes de febrero.

Más información en

https://www.librosdeseda.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language