Barry Levinson y “El padrino”

El oscarizado cineasta de "Rain Man" está en pleno proceso de desarrollo de "Francis and The Godfather": un proyecto en forma de película, que narra cómo se gestó el rodaje de "El padrino". Levinson ya cuenta con el beneplácito de actores tan reconocidos como Oscar Isaac, Elisabeth Moss, Elle Fanning y Jake Gyllenhaal, para vender su propuesta.

17
Barry Levinson
Barry Levinson considera “El Padrino” como la auténtica obra maestra del llamado “nuevo Hollywood”

Barry Levinson es un director de la vieja escuela, criado en una época posterior al glamuroso tiempo del star system y de los estudios legendarios de la Meca del Cine. Una era en la que empezaron a introducirse las ideas novedosas de lo que se denominó “nuevo Hollywood“, liderado por jóvenes talentos de la valía de Martin Scorsese, Steven Spielberg, George Lucas, Barbet Schroeder, Brian De Palma y Francis Ford Coppola.

Dentro del mencionado grupo, Coppola destacó por su sagacidad a la hora de diseñar películas diferentes e impactantes, títulos que las décadas posteriores han convertido en obras maestras del celuloide para generaciones enteras. Una filmografía donde El padrino brilla con rotundidad, en similar sintonía a la no menos portentosa Apocalypse Now.

Este año, The Godfather cumple cincuenta años, desde su estreno estadounidense. Una ocasión que Barry Levinson ha intentado aprovechar, para animar a los productores a que den luz verde al rodaje de Francis and The Godfather: el singular making of que el responsable de El joven Sherlock anhela transformar en una movie de ritmo vertiginoso, con la que exhibir las entrañas del proyecto de El padrino, antes de convertirse en la película que obtuvo siete nominaciones a los Oscar de 1973.

Con el guion original de Andrew Farotte bajo el brazo, Levinson intenta narrar cuáles fueron los obstáculos que tuvo que solventar Francis Ford Coppola, para adaptar la exitosa novela de Mario Puzzo: un rompecabezas mafioso descrito en clave shakespereana, y liderado por la figura del temible y hogareño Vito Corleone.

Barry Levinson
Oscar Isaac (en la imagen) sería el encargado de caracterizar a Francis Ford Coppola

La acción de Francis and The Godfather propone una inmersión en el subgénero del cine dentro del cine, con una galería de personajes basados en gente de carne y hueso. Entre semejante elenco, el protagonismo se lo lleva un treintañero Francis Ford Coppola, al que prestaría su físico el normalmente eficaz Oscar Isaac. Por su parte, Elisabeth Moss se ocuparía del rol de la inteligente y perspicaz Eleanor Coppola (la esposa de Francis); mientras que Jake Gyllenhaal haría lo propio con el productor Robert Evans (el hombre que casi se carga el elemento artístico de El padrino), y Elle Fanning tendría que maquillarse como la bella Ali MacGrawn (la pareja de Evans, en ese momento).

BARRY LEVINSON RECREA UN MOMENTO TRASCENDENTAL PARA EL SÉPTIMO ARTE

Francis and The Godfather sugiere -en el libreto diseñado junto a Farotte– que El padrino se sitúe en un plano similar al de clásicos como Psicosis y Ciudadano Kane, cuya gestación ha sido tratada en películas recientes (en Hitchcock y Mank, concretamente). En este sentido, el director de Good Morning, Vietnam sienta los pilares en la certeza de que la obra de Coppola es uno de los títulos más determinantes en la historia del séptimo arte de la segunda mitad del siglo XX.

Tal aura de declarado homenaje da pie Levinson para encapsular la acción de su proyecto con una atmósfera de trascendencia hipnótica, marcada por el hecho de que todos los participantes en el film ayudaron para hacer realidad la magia desatada en la adaptación cinematográfica de El padrino.

Un argumento en que las peleas constantes entre Francis Ford Coppola y el productor Robert Evans, quien quería una película de serie b con mucha violencia, gozan de especial interés cinéfilo. Sin olvidar las constantes improvisaciones de Marlon Brando como Vito Corleone, y que contribuyeron a fortalecer una actuación inmejorable, aunque pusieran de los nervios a los responsables de la filmación.

Barry Levinson
Jake Gyllenhaal (en la imagen) se encargaría de encarnar al productor Robert Evans

Si BL logra su sueño de materializar Francis and The Godfather, las secuencias relatarán las dificultades que se presentaron entre los mandatos de Paramount y la visión que compartían Francis Ford Coppola y Mario Puzzo (ambos firmaron el guion). Para empezar, la potente compañía estadounidense no se fiaba mucho de las historias sobre la mafia, después de haber sufrido algunos reveses en taquilla con semejante temática. A esto se sumaron los intentos de contratar en la dirección a profesionales más fogueados que Coppola en aquel entonces, como Sergio Leone, Otto Preminger, Peter Boddanovich o Elia Kazan (este último llegó a sonar más de una vez, en caso de que FFC fuera despedido en pleno rodaje).

Esta cadena de casualidades afortunadas hicieron posible que El padrino haya podido celebrar su cincuenta cumpleaños como la obra maestra que siempre soñaron Francis Ford Coppola y Mario Puzzo, quienes solventaron con perfeccionismo dramático y escénico la grabación de la movie que inició la mítica trilogía (en caso de que hubieran triunfado las imposiciones del estudio, Nueva York habría sido sustituida por Kansas City, por ejemplo).

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language