The Weeknd agita la cubitera

El cantante canadiense presenta "Dawn FM" (XO/ Republic Records): una mixtura de ritmos bailables y sintonías envueltas en misteriosas notas, nutridas por imaginativos jugueteos con el funk de diseño, la new wave de trazos ambient, y el synth-pop de panoramas melódicos que remiten al pasado.

25
The Weeknd
The Weeknd ha definido “Dawn FM” como una especie de purgatorio musical

The Weeknd ha creado su propio espacio artístico, construido a base de inspiraciones provenientes del r&b, los sonidos luminosos adoptados de la new wave de los noventa, los escarceos en pistas de baile esotéricas y elegantes, y una enriquecedora voluntad por recuperar parte de las esencias del prestigioso pasado de los pentagramas con aroma a funk electrónico y a synth-pop posmoderno.

Las mencionadas ramificaciones melódicas han convertido al cantautor canadiense en uno de los nombres más destacados dentro de la mixtura de géneros y estilos, siempre inmerso en un plano profesional bastante similar al que frecuentaron Moby y Daft Punk, hace ya algunos lustros.

Después del baño de multitudes que supuso su colaboración con Rosalía, en el tema Fama, The Weekdn presenta Dawn FM (XO/ Republic Records): una especie de Radio Ga Ga en versión extendida y con interacciones locutadas en formato de cabaret/púlpito futurista, donde el trovador de Ontario interpreta con convicción psicodélica el figurado guion de un programa de radio fórmula. Un espacio destinado a entretener a las audiencias, a base de una sucesión de temas suculentos, prologados por alocuciones afiladas sobre la piedra de la confusa existencia de los incautos habitantes del siglo XXI, y sobre las punzantes esquirlas de los oscuros procesos de una inminente destrucción planetaria.

Estos mensajes de apocalípticos aconteceres adquieren notable relevancia, en medio del universo pandémico en el que Abel Makkonen Tesfaye (verdadera identidad de The Weeknd) ideó su quinto trabajo de estudio, lo que marca las letras con un poso de deprimidos ambientes grisáceos, pese a la aparente euforia de los sintetizadores y las percusiones sincopadas.

The Weeknd
Dawn FM ha sido elaborado como secuela de “After Hours”

Los paisajes tenebrosos, que ilustran las palabras esgrimidas por el timbre poliédrico y empático del actor Jim Carrey, sirven al creador de Kiss Land para diseñar un escenario que gira con cada tema, como si la evolución musical procurara contentar a una audiencia heterogénea y transversal.

Tal marco argumental contribuye a fortalecer la atmósfera desconcertante y misteriosa que transmite Dawn FM, cuyas emisiones provienen de los estudios de la estación de radio de Toronto, localizada en el punto z103.5 del dial.

THE WEEKND MONTA UNA SORPRENDENTE ESCENIFICACIÓN SONORA

A través de las inflexiones y pausas galvanizadas por la garganta del actor Jim Carrey (recuerda a lo conseguido por Michael Jackson y Vincent Price, en el legendario Thriller), Dawn FM arranca con un monólogo intrigante, con el que The Weeknd da paso al estimulante corte titulado Gasoline. Una composición de ambientación cosmopolita, en la que el autor de Earned It libera su pasión desatada e incontrolable por la expansividad absoluta, sublimada mediante la sutil rememoración del spiritual mood de la década de los noventa.

En semejante escenario de notas aguerridas e inspiradoras, los teclados se metamorfosean en épicos protagonistas del desarrollo del álbum, mientras el resto de los instrumentos enfatizan el recurso new romantic que The Weeknd y sus colaboradores imitan a la perfección. Esqueleto creativo de efectos fantasiosos, al que el músico canadiense suma accesos y chispazos de naturaleza funk y electro-pop (parecidos a los practicados por Daft Punk y Maroon 5), tras aliñarlos con una base de impostación étnica y rocambolesca.

The Weeknd
The Weeknd ideó al curso narrativo de “Dawn FM” durante las restricciones por culpa del coronavirus

Esta emisora psicodélica que se encuentra en “ninguna parte” (como describe la intervención de Jim Carrey, en Phantom Regret by Jim), y la cual lleva por nombre Dawn FM, consigue enfocar sus dardos argumentales hacia el anhelado “purgatorio” ilustrado por The Weeknd, y que sitúa el disco en una estela de inspiración cercana a la de La divina comedia, de Dante.

Inmersas en semejante cosmos de condenaciones anunciadas, canciones tan sorprendentes como Out of Time o Take My Breath muestran la innegable capacidad de Abel Makkonen Tesfaye para desplegar atmósferas de emociones contagiosas. Virtud que contribuye a dotar de hipnóticos reflejos a las retransmisiones de esa espectral estación radiofónica, bautizada como Amanecer FM (el refugio de los comienzos esperanzados).

Más información en

https://www.republicrecords.com/

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language