Margot Robbie, perdida en Babilonia

La eléctrica y desquiciada Harvey Quinn, en el film "Suicide Squad", viaja al Hollywood de los años veinte y treinta, en "Babylon": la esperada nueva película del premiado Damien Chazelle (La ciudad de las estrellas), en la que la intérprete australiana encarna, supuestamente, a la mítica Clara Bow.

60
Margot Robbie
Margot Robbie convenció a Chazelle, después de que este viera su caracterización de Sharon Tate, en “Érase una vez en…. Hollywood”

Margot Robbie exhibe un aura de it girl en toda regla. Esta denominación, asociada con el sex appeal femenino desplegado a través de las pantallas cinematográficas y las fotografías publicitarias, marcó la carrera de muchas actrices y starlettes en el Hollywood de los grandes estudios y los desfases hedonistas, durante el tiempo en que se produjo el salto entre las películas mudas y las habladas (1929 y El cantor de jazz se consideran como los puntos gordianos del cambio de paradigma). Un término que ayudó a expandir en la industria del celuloide la mítica Clara Bow.

El cineasta Damien Chazelle (La ciudad de las estrellas) anda metido desde hace varios meses en la citada era, en que se forjaron muchas de las leyendas del séptimo arte; y donde la bella y admirada Bow se erigió como buque insignia de los sueños aterciopelados y butaqueros de los terrícolas, en la época de entreguerras. Esta peregrinación, enclaustrada en la peculiar y figurada Tardis del show business que pilota DCh, lleva el logotipo de Babylon: un proyecto que rezuma fetichismo por el celuloide en blanco y negro, y que el director de Whiplash graba en Los Ángeles.

Pese al secretismo en que se lleva la producción, parece que el voluminoso guion mezcla realidad y ficción, con una galería de personajes que recuerdan a muchas de las movie stars del momento en que triunfaban Greta Garbo y Rodolfo Valentino. Una mezcla de imaginación y documentación profunda, que tiene en el papel de Clara Bow el epicentro dramático de un largometraje que, a primera vista, remite a los ecos trágicos y nostálgicos de Ha nacido una estrella, Cantando bajo la lluvia, The Artist y, cómo no, la misma La La Land.

Margot Robbie
Clara Bow fue una de las actrices más admiradas de su generación

La australiana Margot Robbie, quien se hizo con el papel de la protagonista tras la renuncia de Emma Stone, es quien se mete en la frágil silueta de la actriz de It (Clarence G. Badger, Josef von Stemberg, 1927) y Alas (William A. Wellman, 1927). Un trabajo esforzado y con tintes de eternidad hipnótica, para el que la oceánica está secundada por los no menos mediáticos Brad Pitt, Tobey Maguire, Olivia Wilde, Eric Roberts, Spike Jonze y Max Minghella, entre otros.

MARGOT ROBBIE REVIVE EL GLAMUR DEL PASADO

Babylon aprovecha el apelativo con el que se conocía al Hollywood de los secretos guardados a fuego y las fiestas desaforadas, para titular una movie que pretende mostrar el trauma que supuso el cambio del cine mudo al sonoro, y que se llevó por delante a muchos de los mitos de las salas, incapaces de adaptarse a un sistema de interpretación centrado en la palabra hablada, más que en las gestualidades elocuentes.

Uno de los sacrificados con semejante evolución técnica fue el galán John Gilbert, a quien Chazelle parece rememorar con el rol que encarna el efectivo y camaleónico Brad Pitt. El sex symbol de Leyendas de pasión y Aliados presta su físico para, en teoría, retratar a un profesional de la pantalla con tirón comercial, al que le viene grande aprovechar su dicción para ser convincente en los nuevos tiempos.

En la mencionada tesitura de adaptarse a las exigencias de los ejecutivos angelinos o perder el sitio, Clara Bow fue una de las que supo cómo solventar la transformación con éxito, ayudada por su fotogenia y su virtuosismo para sobrevivir en la industria de las imágenes en movimiento. No en vano, ella fue la heroína en la primera película de la historia en ganar un Oscar de la Academia, con su caracterización en Alas.

Margot Robbie
Brad Pitt es el otro protagonista de “Babylon”, junto a Margot Robbie

El romanticismo escénico parece prender la inspiración de Damien Chazelle, quien lo podría desarrollar tanto en la historia del amor condenado entre Bow y el amargado galán superado por los cambios, como en la atmósfera de olvido programado, que se extiende por los fotogramas a la hora de escenificar el Hollywood de antaño. Un ecosistema totalmente distinto de la actual y denostada Meca del Cine.

Con su trabajo en Babylon, Robbie tiene la posibilidad de esgrimir una interpretación explosiva y deslumbrante, como la desconcertante Clara Bow: uno de los primeros iconos sexuales del séptimo arte, a quien le provocaba un profundo rechazo la exposición pública, hasta el punto de despertar en ella un doloroso paradigma mental, materializado en ligeros accesos suicidas.

Nota: Babylon todavía no tiene fecha fija de estreno, aunque los responsables apuntan que podría llegar a las salas a partir del 6 de enero de 2023.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language