Rooney Mara se une a Sarah Polley

La actriz de "María Magdalena" es una de las protagonistas de "Women Talking": la nueva obra de la directora de "Lejos de ella", en la que adapta la impactante novela de la canadiense Miriam Toews.

54
Rooney Mara
Rooney Mara (en la imagen) encarna en la película a una joven menonita

Rooney Mara, Frances McDormand, Claire Foy, Jessie Buckley… La directora canadiense Sarah Polley (Take This Waltz) ha reunido un sorprendente elenco de actrices, para trasladar a imágenes en movimiento la novela Women Talking, escrita en clave de reflexión existencial y con cuerpo coral, por la autora canadiense Miriam Toews.

La fuerza de esta historia, sobre un grupo de mujeres acosadas por una pandilla de violadores en un lugar apartado de la civilización, llamó pronto la atención de Brad Pitt; quien -junto a Frances McDormand– no dudó en apoyar como productor ejecutivo este relato imprevisible, duro, contestatario, triste y profundamente humano.

Precisamente, el texto de Toews expande una rabia desatada a nivel interior, vista a través de la lucha entre las convicciones y la realidad; entre la utopía comunitaria y las agresiones exteriores; entre el sueño de espiritualidad voluntaria y la pesadilla violenta provocada por unos demonios satánicos y exterminadores. Un cuadro de batallas verbalizadas y decisiones trascendentales, en el que las protagonistas deciden cuál es el sendero que deben tomar, pese al miedo que les genera transgredir sus propias normas vitales, en caso de permitir o repeler las actividades criminales de sus atacantes.

Tal argumento da pie a Sarah Polley para elaborar una movie más preocupada de las encendidas conversaciones de las menonitas atemorizadas, que de las venganzas sangrientas y comprensibles contra los hombres que las fuerzan cada noche.

Rooney Mara
Rooney Mara se ha introducido en el reflexivo texto elaborado por Miriam Toews

La selva boliviana es el lugar en el que transcurren los hechos descritos en Women Talking. Un espacio aparentemente paradisiaco por el lado del aislamiento, que favorece las intenciones de la comunidad menonita de las protagonistas de llevar una rutina pacífica, hasta los extremos más relacionados con la unidad con la naturaleza circundante. Un templo al aire libre donde ellas pueden desplegar sus creencias, sin temor y sin posibilidad de entrar en conflicto con personas ajenas a su doctrina.

Un edén matriarcal, que recibe los ataques bestiales de nueve hombres, ansiosos por vulnerar sexualmente la integridad de estas mujeres convencidas de su compromiso religioso y espiritual.

RONNEY MARA ENTRA EN CONTACTO CON EL MENONISMO

La acción de Women Talking se desarrolla entre 2005 y 2009, en la colonia menonita de Moltotschna, en Bolivia. Dentro de esa comunidad, la matriarca Agata Friesen (Frances McDormand) intenta predicar las reglas establecidas por la religión derivada del anabaptismo que da nombre a sus miembros, y que lideró -en el siglo XVI– el suizo Memo Simons.

Sometidas a una utopía espiritual de criterios reformistas y cristianos, las mujeres de la colonia llevan una vida de propósitos pacíficos. Sin embargo, desde hace dos años, las noches devienen en pesadillas para estas seguidoras del Menonismo, cuando nueve hombres de una colonia colindante acuden para violarlas a base de drogas y alucinógenos. Una situación que plantea una encrucijada de sensaciones abismales y autodestructivas en el ideario de las protagonistas, las cuales exponen sus miedos y pensamientos en tertulias tintadas de desesperación y amargura.

En las citadas conversaciones, las alternativas pasan por fingir que no ha ocurrido nada; por impedir los ataques con la vulneración del pacifismo que necesitan mantener; o por recoger sus pertenencias y dejar la comunidad y sus sueños comunes de presente y futuro.

Rooney Mara
Miriam Toews incorporó al libro parte de sus experiencias en una comunidad menonita

Sarah Polley ha trabajado el guion del film al lado de la novelista Miriam Toews, para transmitir las emocionantes reuniones de las menonitas que aparecen en la historia, e ilustrarlas con la adecuada verosimilitud escenográfica. No en vano, la novelista canadiense vivió en una de esas comunidades hasta los dieciocho años, y conoce a la perfección sus costumbres y actitudes frente a los numerosos problemas que plantea un mundo bastante diferente al que estos grupos derivados del Anabaptismo albergan en su universo existencial y religioso.

A través de las palabras de Toews, el mensaje que planea sobre las páginas de Women Talking es que se trata de un argumento sustentado por ideas colectivas, las cuales son envenenadas por la naturaleza de un mal en estado puro, que no respeta la dignidad humana ni la integridad física y espiritual de los demás.

Más información en 

https://www.unitedartistsreleasing.com/

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language