Blade Runner, en versión anime

HBO Max calienta motores para el estreno mundial del primer episodio de "Blade Runner: Black Lotus": una serie animada de 13 episodios coproducida entre Japón y Estados Unidos, cuya acción está ambientada en Los Ángeles en 2032, a medio camino temporal entre la película clásica de Ridley Scott y la secuela llevada a cabo por Denis Villeneuve.

23
Blade Runner
Blade Runner: Black Lotus tiene como protagonista a una joven replicante, sin pasado y con ganas de descubrimientos

Blade Runner ha erigido con el paso de las décadas toda una legión de seguidores, amantes de las espectaculares profecías distópicas que se han vertido sobre sus tesis relativas a la inteligencia artificial, y a la lucha entre las máquinas y los humanos por dominar la existencia en el planeta Tierra. Desde que Ridley Scott adaptara libremente al cine -en 1982– el relato de finales de los sesenta ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, de Philip K. Dick, bajo el título de Blade Runner; la historia del solitario detective futurista alistado para acabar con un grupo de peligrosos replicantes ha generado el nacimiento de una apasionante franquicia, alimentada por los efectos del estreno de la esperada secuela de la cinta de Scott, nominada Blade Runner 2049 (Denis Villeneuve, 2017).

Cuatro años después de los resultados un tanto cuestionables de la obra de Villeneuve, el universo de pesadilla cibernética pensado vagamente por Dick, y elevado a la categoría del culto artístico por Scott, regresa a las pantallas en formato audiovisual, a través del serial Blade Runner: Black Lotus: una variante anime del relato original, que coproducen Adult Swim y Crunchyroll, para Alcon Television Group.

Shinji Aramaki (Ultraman) y Kenji Kamiyama (Akira) son los directores encargados de diseñar el curso narrativo de un serial plagado de atmósferas tenebrosas, en el que la presencia espectral de un trágico apagón pende de las vidas de cada uno de los tipos que pueblan una urbe de Los Ángeles ajena a los placeres hedonistas y a las seguridades afectivas. Una megacity colgada de las fantasiosas cornisas de un oscuro 2032.

Blade Runner
Blade Runner: Black Lotus anticipa las consecuencias de un gran apagón planetario

En semejante paisaje de neones difusos e identidades sepultadas por siniestros circuitos ocultos bajo la piel, una joven androide busca las pistas de quién es ella realmente; todo para obtener las respuestas necesarias, con las que averiguar cuál el propósito por el que fue puesta en circulación.

Una investigación en la que se topa con un mortífero Blade Runner llamado Marlowe, al que pone voz el espigado Josh Duhamel (Un lugar donde refugiarse). Papel que parece tomar el testigo dramático del icónico Harrison Ford, y del confuso Ryan Gosling.

BLADE RUNNER COMPONE SU PROPIO MANUAL DE INSTRUCCIONES

Los estudios Sola Digital Arts han trabajado con determinación para dotar de prestancia audiovisual a una empresa que pretende no desmerecer la leyenda iniciada, hace cerca de cuarenta años, por Ridley Scott. Para ello, los creadores Shinji Aramaki y Kenji Kamiyama han decidido alejarse de las épocas concretas en que transcurren los argumentos de Blade Runner y Blade Runner 2049; y vestir su propio ambiente desde la nada, localizado en la selva angelina de 2032.

La sociedad propuesta para armar el guion de Black Lotus conforma un corpus humano dado a la agresividad y a las soluciones individualistas, mientras grandes corporaciones cibernéticas amenazan con controlar la existencia de los incautos terrícolas (en el serial aparece Niander Wallace Jr, al que interpretó Jared Leto, en Blade Runner 2049). En ese universo de tonalidades depresivas, y después de un terrible apagón, las posibilidades de distinguir entre los hombres y las máquinas se han difuminado, hasta el extremo de que ni los propios androides conocen su auténtica manufactura de laboratorio.

Elle (la protagonista del serial, a quien pone voz Jessica Henwick) se encuentra en el citado laberinto cognitivo. La joven sabe que es una replicante, pero es incapaz de dilucidar el objetivo por el que fue creada, ni el sentido de su presencia en el cosmos que está condenada a experimentar.

Blade Runner
Blade Runner: Black Lotus vuelca parte de su pegada argumental en los universos audiovisuales que sustentan la trama

Avalada por las técnicas anime de evolución vertiginosa, Blade Runner: Black Lotus supone ir un paso más allá en las variantes reflexivas expuestas por el lejano relato de Philip K. Dick; una senda que acerca su desenvoltura artística a los terrenos sanguinolentos de las producciones de duelos con aceros desnudos y coreografías orientalistas.

Una atmósfera extraña, que mezcla el clasicismo de roles como Marlowe, con las variantes futuristas de un elegante sci-fi punk. Lo que supone un auténtico reto, mediatizado por los carteles voladores marca de la casa BR, y por las naves bailando al son acuoso de Alessia Cara, y de su tema Feel You Now.

Nota: HBO Max tiene previsto el estreno del primer episodio de Blade Runner: Black Lotus para el próximo 13 de noviembre de 2021.

Más información en

https://www.hbomax.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language