Tony Bennett entra en el Guinness

El legendario crooner neoyorquino se ha convertido en el artista con más edad en editar un álbum con material inédito. Este trabajo es "Love For Sale" (Columbia/ Interscope Records): un disco donde el famoso cantante rinde tributo al compositor Cole Porter, al lado de la carismática Lady Gaga.

37
Tony Bennett
Tony Bennett y Lady Gaga confeccionaron “Love For Sale” en los Electirc Lady Studios, de Nueva York

Tony Bennett presentó Love For Sale (Columbia Records/ Interscope Records) cuando ya había cumplido noventa y cinco veranos. Una marca difícil de superar -incluso de igualar-, que le ha valido al mítico crooner nacido en Queens el honor de entrar en el libro Guinness de los récords, como el artista más longevo en meterse en un estudio de grabación, y sacar un álbum como resultado de las sesiones correspondientes.

Todo un hito profesional, al que se suma el hecho de que Bennett participó activamente en la citada empresa sin cansancio perceptible; y eso a pesar de que le habían diagnosticado la enfermedad de Alzheimer, en 2016 (dos años antes de comenzar con los preparativos para diseñar el cuerpo melódico de Love For Sale).

Pero el incombustible intérprete del hit Because Of You no iba a dejar que el terrible obstáculo descrito malograra su sueño de rendir tributo al magistral Cole Porter, a través de una obra en la que recupera algunos de los mayores éxitos del responsable de Night and DayLet’s Do It. Por eso. al lado de su compañera Lady Gaga, la nonagenaria estrella de los escenarios afrontó Love For Sale como una reivindicación contra los destinos fatalistas, cono si se tratara de un manual de supervivencia, en medio de las tragedias individuales.

El resultado de tales propósitos es un trabajo vibrante y pletórico de emoción, en el que los ritmos casi centenarios ideados por Porter adquieren las atmósferas porosas del jazz genuino y libertario, siempre ejecutado con precisión y fantasía por la voz calórica de Bennett, arropado por los trinos lisonjeros de una Lady Gaga entregada a los efectos hipnóticos de este singular viaje en el tiempo.

Tony Bennett
Tony Bennett y Lady Gaga recuperan a Cole Porter, con atmósferas cercanas al jazz de etiqueta

El día que estrenamos Cheek To Cheek, en 2014, Tony Bennett me llamó, y me pidió que si quería grabar otro disco con él, esta vez como homenaje a las canciones de Cole Porter. Me siento muy honrada de cantar con mi amigo Tony, y desde luego acepté la invitación“, afirma Lady Gaga en su cuenta de Twitter, respecto a un CD que ha tardado cerca de cuatro años en ver la luz; tras solventar numerosos problemas de última hora, como el del confinamiento por la pandemia de coronavirus.

TONY BENNETT SIEMPRE LO TUVO CLARO

Tony Bennett coincidió con Lady Gaga por primera vez en 2011, cuando ambos asistieron a una ceremonia benéfica organizada por The Robin Hood Foundation, en Nueva York. Tras este encuentro, el chispazo entre ellos fue instantáneo, hasta el punto de que Bennett acudió a Lady Gaga para grabar con ella el tema The Lady Is a Tramp, que el crooner de Queens incluyó en el disco Duets II, editado en 2011.

Las sensaciones de esa colaboración primigenia fueron tan positivas, que la pareja intergeneracional repitió con un álbum de protagonismo compartido, titulado Cheek To Cheek (2014). El estreno de esta impactante obra convirtió a los dos neoyorquinos (separados por sesenta años de diferencia) en el dúo de moda dentro de la industria discográfica estadounidense, avalado por el premio Grammy que ambos obtuvieron en 2015, por el mencionado Cheek To Cheek.

Poco después de su éxito compartido, Lady Gaga tuvo que afrontar una agenda plena de contratos (musicales, televisivos y cinematográficos). Y, mientras tanto, Tony Bennett se puso a pensar en lo que iba a ser la segunda parte de Cheek To Cheek, con la que daría por finalizado su glamuroso paseo por algunas de las canciones más determinantes en la época dorada de genios como Isaiah Berlin y Cole Porter.

Al final, y con el traspiés que supuso para TB el diagnóstico de padecer Alzheimer, Stefani Joanne Angelina Germanotta dejó un hueco en sus interminables compromisos, y se dispuso a modelar los sinuosos pliegues sinfónicos y las atmósferas atrayentes que contienen los surcos de Love For Sale, junto a su amigo Tony y el productor e ingeniero de sonido Dae Bennett (hijo del legendario crooner).

Tony Bennett
Tony Bennett no ha podido participar en la promoción de “Love For Sale”

Como deleite para los aficionados, el álbum número 61 de Bennett (séptimo en el currículo de Lady Gaga) arranca con los acordes divertidos y enloquecidos de It’s De-Lovely: una de las composiciones más clásicas y conocidas de Cole Porter, que dio título a un brillante biopic cinematográfico sobre el músico de Indiana, dirigido por Irwin Winkler en 2004.

Superado este desfogue de energía, en el que el timbre del crooner amigo de Frank Sinatra exhibe sus tentáculos seductores y melosos, el CD sigue con paso firme por las estrofas románticas e inmortales de Night and Day, ahora emulsionadas por variantes jazzísticas, que elevan su sincera declaración amorosa a niveles insospechados.

Otros cortes de protagonismo compartido suceden a la mítica balada, para recalar en uno de los instantes más emocionantes del disco, coincidente con la ejecución de So In Love, a cargo de un Tony Bennett realmente épico, con su inigualable garganta sedosa y profunda. Una interpretación que corre vaporosa entre los versos, impulsada por la pasión desbocada de la lírica de Porter.

En similar sintonía, Lady Gaga demuestra una innegable versatilidad artística, con sus solos en Do I Love You y en su versión juguetona de Let’s Do It. Descubrimientos rítmicos, que anticipan los cauces profundos de la vigorosa Just One Of Those Things, entonada una vez más por el magistral TB.

Más información en

https://www.interscope.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language