Michael Schmidt desnuda Berlín

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía prepara una apasionante y estremecedora muestra en Madrid, sobre el trabajo de este fotógrafo germano, quien captó como pocos el alma oculta tras los edificios y las gentes de la capital teutona.

48
Michael Schmidt
El Reina Sofía tiene previsto vestir la tercera planta de su sede madrileña con cerca de 350 trabajos de Michael Schmidt

Michael Schmidt nació en 1945, cuando los escombros de la nación de Goethe y Schiller inundaban de pétrea sangre las calles, las avenidas y los bulevares de la entonces inhóspita y desangelada urbe de Berlín. Al compás de los primerizos llantos vitales del fotógrafo germano, el mundo afrontaba una deseada y necesaria paz, tras el holocausto nazi y los miles de muertos salvajemente asesinados, bajo las armas deshumanizadas de los seguidores de un Tercer Reich genocida y apocalíptico.

Pese a no ser testigo directo del derrumbe moral y humano que supuso la Segunda Guerra Mundial (tanto para los vencidos, como para los vencedores), Michael Schmidt cayó enfermo de las imágenes en blanco y negro que compusieron el drama de una sociedad connivente en muchos casos con la psicopatía nazi, la cual recibió el hachazo de una partición dolorosa y abismal en sus entrañas, que dividió el país en la R.F.A. (República Federal de Alemania) y la R.D.A. (República Democrática de Alemania).

Los controles para transitar entre la parte occidental y oriental; la vigilancia tras la ventanas y en cada esquina, de fantasmagóricas consecuencias; el espionaje de grano fino y gabardina holgada; y el miedo a caer nuevamente en el infierno de las políticas falaces y autodestructivas consumían la rutina de una población que seguía atenazada por las pesadillas de la alienación colectiva, comandada por Adolf Hitler y los suyos.

El Museo Reina Sofía reúne cerca de 350 de los emotivos trabajos fotográficos de Michael Schmidt, para dedicarle una de esas retrospectivas que despierta la piel sensible y la retina analítica, programada para capturar un universo de tenebrosidades eternas; en el que se percibe la guadaña huidiza de los pasados terroríficos, y la ansiedad claustrofóbica de los presentes consternados.

Michael Schmidt
Michael Scmidt consiguió una enorme popularidad con su serie Berlin-Wedding (1976-1978)

La tercera planta del capitalino edificio de Sabatini se transformará, de esta forma, en los múltiples escenarios y realidades por los que transitó el artista berlinés; siempre con la intención puesta en atrapar un pedazo de intrahistoria, perteneciente a una época en blanco y negro de expresionismo rutinario. Tales eran las aventuras que protagonizó Schmidt, hasta su fallecimiento en 2014, a los sesenta y nueve años.

MICHAEL SCHMIDT, EL RETRATISTA DE LA NORMALIDAD

Desde 1965, con apenas veinte inviernos en sus carnes, Michael Schmidt salió al exterior de su vivienda para buscar secuencias fugaces, solo representables en un momento determinado del tiempo. Escenas imprevistas, a las que dio formato de inmortalidad espectral.

La cotidianeidad carente de poses y de elitismos fue el imán inspirador del entonces joven creador, quien amplió sus visiones artísticas en las aulas de la Escuela fotográfica de Düsseldorf, donde también acudieron compañeros de veleidades de nitrato de plata y flashes esmaltados, como Thomas Ruff y Andreas Gürsky.  Una etapa de anclaje y soluciones técnicas, que estuvo emulsionada por actos tan impactantes como el de la construcción del Muro de Berlín, en 1961.

Nómada por convicción, Michael Schmidt hizo de las calles y las plazas berlinesas de la parte occidental su amplio estudio de trabajo; y de allí, de sus adoquines y fachadas, extrajo la carnalidad y los huesos de una galería de personajes anónimos y verídicos, los cuales pasaban delante del objetivo de la cámara como entes ausentes de esperanzas concretas, sin horizontes edénicos hacia los que enfocar la vista.

Michael Schmidt
Michael Schmidt fue autor de numerosos libros de fotografía

Los visitantes del Museo Reina Sofía podrán, a partir del próximo 22 de septiembre, dejar volar la imaginación por los Paisajes urbanos (1974-1975), sentarse al solaz en los bancos de esparto y esquirlas de Imágenes urbanas (1976-1980), aplacar la infelicidad con las nostálgicas soledades de Berlin Wedding (1976-1978), desenterrar raíces en Irgendwo (2001-2004), adentrarse en la industria alimenticia germana con la guía de Lebensmitel (2006-2010), o interferir en la ambigüedad medioambiental de Natur (1987-1997).

Un laberinto de series fotográficas de espíritu documental, en las que Michael Schmidt exhibe cómo los creadores provenientes de Estados Unidos imprimieron ecos de amargura en sus secuencias berlinesas y teutonas; en una línea semejante a la desplegada por el cineasta Walter Ruttmann, en el film Berlín: sinfonía de una gran cuidad.

Más información, entradas y horarios en

https://www.museoreinasofia.es

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language