Wong Kar-Wai recuerda Shanghái

El cineasta de "Desando amar" regresa a la actualidad audiovisual, con la elaboración de la serie televisiva titulada "Blossoms Shanghai": un ambicioso proyecto coral, en el que intenta encapsular la vida en las calles de Shanghái, desde los inicios de la Revolución Cultural China a los años noventa.

17
Wong Kar-Wai
Wong Kar-Wai quiere reflejar en los episodios de “Blossoms Shanghai” los diferentes estados de la ciudad en la que nació, en 1958

Wong Kar-Wai alcanzó con Deseando amar (2000) y 2046 (2004) el ansiado estatus de genio del séptimo arte, un reconocimiento difícil de lograr y muy complicado de asimilar. Su especial manera en acercarse a los personajes principales del mencionado díptico (interpretados por los sobresalientes y apasionados Maggie Cheung y Tony Leung) provocó un sinfín de emociones audiovisuales, enfatizadas por el estilo poético y sonoro de un cineasta experto en generar estados de ánimo, a través de las imágenes y de los movimientos coreografiados de los actores protagonistas.

Sin embargo, el resto de la filmografía de Wong Kar-Wai no ha estado a la altura de las especiales e hipnotizadoras Deseando amar y 2046. Una realidad de la que es consciente el propio creador chino, quien ha tardado ocho años en ocupar nuevamente la silla de realizador, y lo hace con un proyecto que parece haber colmado sus deseos de insertar el imaginativo bisturí en forma de cámara que acredita, para hundirlo en una sociedad perdida y asfixiada, como es la de la urbe de Shanghái.

Blossoms Shanghai es el título de la esperada obra pensada para la pequeña pantalla, en la que el responsable de My Blueberry Nights ejerce como productor ejecutivo y guionista, además de reservarse el jugoso papel de dirigir algunos de los capítulos de la misma. Una magna pieza que supuestamente cubrirá cuatro décadas históricas en la capital económica de China (de los cincuenta a los noventa), y en la que los roles principales corresponden a tres hombres nacidos al compás de la Revolución Cultural de 1949.

Wong Kar-Wai
Wong Kar-Wai regresa a los escenarios de “Deseando amar”

La novela original de Jin Yucheng, titulada simplemente Blossoms, ha servido de inspiración a Wong Kar-Wai, para montar el argumento central de esta poliédrica producción. Un libro que se alzó con el prestigioso premio Mao Dun de literatura, y que ha sido catalogado por algunos críticos como el mejor texto en recrear la existencia de los urbanitas de Shanghái, a lo largo de cuatro generaciones.

WONG KAR-WAI INTENTA RECUPERAR EL PULSO DE ANTAÑO

La acción de Blossoms Shanghai tiene un sentido bicéfalo a nivel temporal y narrativo. Primero se ocupa de las infancias de los tres personajes principales, para continuar con la etapa como adultos del citado trío de seres confusos y deslustrados.

Amor, deseo, memoria, nostalgia y análisis humano. Estos ingredientes nutren la manera sutil con que Wong Kar-Wai pretende abordar los problemas internos de sus desdibujados personajes. A través de semejante fórmula artística, el cineasta asiático se dispone a crear telarañas de emociones vertiginosas, en las que intentarán prevalecer las acertadas melodías que acompañan los momentos experimentados por el terceto protagonista.

En esta ocasión, y según la novela original, la trama se bifurca entre las respectivas existencias de Husheng, Abao y Xiaomao: unos individuos que vinieron al mundo cuando se proclamaba el alzamiento maoista: una dictadura de profundas consecuencias en la población, y que causa en ellos distintas fobias y miedos personales.

Wong Kar-Wai
Wong Kar-Wai adapta el homónimo libro de Jim Yucheng

Al igual que le sucedió al propio Wong Kar-Wai (el cineasta nació en Shanghái, en 1958) estos tipos muestran en sus intrahistorias las contradicciones y pesadillas que ocasionó en ellos verse sometidos a una sociedad que les coartó la libertad para crecer, y para madurar adecuadamente. Y lo hacen desde estamentos tan diferenciados como el del ejército, el de los negocios millonarios, y el de la opresión de los obreros de las fábricas.

Tal mosaico de existencias discordantes dan como resultado un laberinto de incapacidades emocionales, que confluyen -como sucedía en Deseando amar y 2046– en un abismo de desconexiones sentimentales, las cuales exhiben el bloqueo para sentir de Husheng, Abao y Xiaomao.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language