Paula Hawkins y las falsas apariencias

La exitosa autora de "La chica del tren" regresa al thriller psicológico, con "A Slow Fire Burning": una novela sinuosa y cambiante, compuesta por giros determinantes y adictivos.

14
Paula Hawkins
La editorial Planeta tiene previsto el lanzamiento del nuevo libro de Paula Hawkins para el próximo otoño

Paula Hawkins irrumpió como un huracán en los círculos literarios, cuando en 2015 plantó su libro de debut (La chica del tren) en el número uno de las listas de los textos más vendidos durante gran parte de ese año.

La entonces joven escritora venía procedente del periodismo económico, pero su pasión siempre había sido la de publicar una obra capaz de sacarla del bache financiero en el que se encontraba en esa época.

La británica cumplió con creces el propósito crematístico, a la vez de dar inicio a su triunfalista faceta como hacedora de best-sellers llamativos, caracterizados por tramas concebidas para sorprender a los lectores, en las que la sinopsis de la solapa se antoja como una guía que se diluye con rapidez, al compás de su prosa vertiginosa y evolutiva.

Los citados ingredientes hornearon con inteligencia el argumento de La chica del tren, y esa naturaleza de puzle humano cobró el sentido de un thriller de asesinatos espectral e impulsivo, dominado por la figura rota y desquiciada de la inclasificable Rachel.

El segundo título surgido de la pluma de Hawkins intentó repetir la triunfalista fórmula de La chica del tren, pero los engranajes eran diferentes; y la menor dosis de electricidad discursiva hizo que Escrito en el agua no alcanzara similares oropeles dinerarios, como los obtenidos por el primer trabajo de la writer nacida en Salisbury.

Tras el tenue resbalón profesional que supuso Escrito en el agua, PH ha pasado cuatro años puliendo su tercera novela, A Slow Fire Burning: una excitante historia con crímenes cruentos, que descubre cómo los pasados caóticos vuelven para impactar de lleno en la realidad de las personas que los padecieron.

Paula Hawkins
Paula Hawkins repite la fórmula utilizada con “La chica del tren”

Semejante relación entre distintos momentos en la existencia del personaje principal le sirve a Hawkins para jugar con el comportamiento humano, sometido a situaciones extremas. Algo que le permite introducir una figurada sala de espejos falsos y deformantes, los cuales proyectan los rasgos bosquejados de la galería de tipos que se mueven en la trama mediante hilos invisibles, manejados con destreza por la creadora de La chica del tren.

PAULA HAWKINS QUIERE EDIFICAR OTRO BEST-SELLER

A tenor del currículo breve pero intenso de Paula Hawkins en el mundo editorial, parece como si la británica poseyera una singular máquina para idear superventas sustentados por un brillante noir doméstico, casi de reivindicación individual frente a las potentes y poderosas barreras orquestadas por el mundo exterior.

El esquema usado por PH puede antojarse fácil de diseñar, pero son los detalles los que convierten sus libros en explosivos imanes, de cara a los lectores.

Desde La chica del tren, hasta el actual A Slow Fire Burning, la peculiar forma en que la responsable de Escrito en el agua moldea el desarrollo argumental es la que da valor de enganche a cada uno de sus cuidados y milimétricos trabajos. Un singular toque de giros constantes, que al final edifica conclusiones insospechadas, a pesar de que se conozca la identidad del verdadero criminal mucho antes de llegar a la última página.

Paula Hawkins
Paula Hawkins tiene una forma peculiar de concebir los best-sellers

En A Slow Fire Burning, ese elemento catalizador de la atención se concentra en la resquebrajada psique de Laura: una mujer que es vista salir del escenario de un bestial crimen, con la ropa ensangrentada; pero que, poco a poco, se erige como improbable perpetradora del homicidio.

A partir de este hecho, Paula Hawkins despliega su ingenio e imaginación, para ir descubriendo claves ocultas, que contribuyen a encajar el lema principal de la novela, tendente a recalcar que las apariencias engañan.

Nota: A Slow Fire Burning tiene previsto llegar a las librerías en Gran Bretaña, a partir del próximo 31 de agosto.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language