American Gigolo, versión siglo XXI

Showtime y Paramount Television Studios ruedan la secuela televisiva de "American Gigolo": la película de 1980, con la que Richard Gere alcanzó la fama mundial, y que marcó una época en su momento.

19
American Gigolo
El estadounidense Jon Bernthal (en la foto) es el actor escogido para protagonizar “American Gigolo”

American Gigolo es una de esas películas que han logrado ir más allá del ámbito meramente cinematográfico, para situarse en un lugar donde los fotogramas se convierten en iconos de pretéritos audiovisuales, señeros y reconocibles. Un espacio que, con independencia de la mayor o menor calidad artística del film en cuestión, reúne títulos que han pasado a la historia por matices, sensaciones, tonalidades y atmósferas.

Cuando Paul Schrader grabó en 1980 American Gigolo (un thriller en apariencia convencional y no demasiado sorprendente), un conjunto de elementos irrepetibles se unieron en singular aquelarre, para dar forma a un largometraje con marchamo de movie de culto popular y generacional. Entre estos ingredientes estaba el protagonismo de un actor que apuntaba maneras de estrella: el entonces treintañero Richard Gere.

Sin duda alguna, si la futura estrella de Pretty Woman no hubiera dado vida al escurridizo y elegante Julian Kaye, la película del guionista de Taxi Driver habría sido una cosa muy distinta a lo que finalmente se convirtió. Gere entendió a la perfección los tics y movimientos de un hombre dedicado a complacer a mujeres adineradas; un individuo que huía de la vulgaridad, y que lucía los trajes a medida con la soltura de un Beau Brummell ochentero y angelino.

Sin embargo, junto a la fotogenia y desparpajo de RG, Schrader también embarcó al film dentro de una estética de lujo ilusorio y estilismo atrayente, con la que contribuyó a diseñar una atmósfera singular y casi hipnótica, siempre regada por la emulsiva música de Blondie, y su celebérrimo Call Me.

Con la citada nervatura creativa, American Gigolo entró con honores en una esfera que igualmente concitó a Blade Runner, la mencionada Taxi Driver, Fama, Flashdance, El fuego de St. Elmo, El club de los cinco, Los goonies… y demás largometrajes de look imperecedero y permanente.

Conscientes de la dificultad de regresar a la misma historia de 1980, con un remake poco novedoso, Showtime y Paramount Television Studios han tomado la determinación de idear una secuela seriada, en la que el personaje de Justin Kaye acredita quince años más de los que el rol de Gere tenía en el film precedente. Justo el tiempo que el tipo ha pasado en prisión, por el crimen del que le fue acusado en la movie ochentera.

American Gigolo
American Gigolo dio a conocer al entonces emergente Richard Gere

El intérprete estadounidense Jon Bernthal (el duro Shane Walsh, en The Walking Dead) es el encargado de meterse en los huesos del otrora atractivo Julian Kaye. Una apuesta que sitúa la evolución del atlético gigolo en un plano más físico que mental.

Tal aporte ayudó al guionista y director David Hollander (Ray Donovan)a interesar a los ejecutivos de Showtime, quienes valoraron positivamente las resoluciones tomadas por el escritor y realizador, destinadas a dotar de alas a un proyecto de naturaleza tan arriesgada.

AMERICAN GIGOLO Y LOS BAJOS FONDOS

A principios de los ochenta, Paul Schrader intentó adentrarse en las tripas del falso glamur que transmitía la ciudad de Los Ángeles: una soleada urbe en la que convivían las rutilantes estrellas de Hollywood, con la degradación humana de miles de aspirantes a divos y divas de la pantalla, que acababan colmando las ilusiones sexuales de personas con dinero, y ganas de dar rienda suelta a sus deseos más ocultos y bestiales.

En este ambiente, con más sombras que luces, es donde el personaje de Julian Kaye establece su feudo, ubicado en la atalaya de los trabajos de seducción más elaborados. Desde la impecable raya en el pantalón, hasta el dominio del idioma sueco, cualquier esfuerzo es poco para un hombre que se precia de entusiasmar a sus clientas. Pero todo se trastoca cuando se enamora de una de las señoras a las que debe llevar al límite de sus anhelos eróticos y sentimentales. A partir de ese instante, el demandado gigolo es acusado de un misterioso crimen, del que no consigue escapar.

American Gigolo
Jon Bernthal encarna a un Julian Kaye menos glamuroso

La trama de la continuación televisiva de American Gigolo cierra un poco el final abierto propuesto por la movie de Paul Schrader. De esta forma, el espectador vuelve al universo del largometraje de 1980 tres lustros después, cuando Julian Kaye es puesto en libertad, con la sensación de empezar un relato nuevo y distinto del anterior.

Los años en la cárcel han cambiado al antiguo y locuaz donjuán, ahora metamorfoseado en un ser mucho menos glamuroso, y que porta numerosas cicatrices emocionales. Cual Edmundo Dantes en El conde de Monte Cristo, Julian está decidido a encontrar a quien urdió el complot para que acabara en una celda, mientras se apresura a recuperar el amor de Michelle (Gretchen Mol): la adinerada dama que le había robado el corazón, cuando esta portaba la faz de Lauren Hutton.

Más información en

https://www.sho.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language