Tony Anholt, el activo Tony Verdeschi

Este actor británico, nacido en Singapur, fue uno de los galanes más destacados de la televisión de Reino Unido, entre los años setenta y la primera mitad de la década de los ochenta; con papeles protagonistas en producciones del calado de "Los protectores", "Espacio 1999" y "Howard's Way".

5
Tony Anholt
Tony Anholt (en la foto) encarnó al elegante detective Paul Buchet, en “Los protectores”

Tony Anholt poseía todo lo necesario para haber triunfado en las pantallas, de una manera mucho más determinante de lo que al final consiguió materializar.

Su atractivo físico, de singular prestancia, y sus dotes para hacer verosímiles y cercanos a los hombres seductores y simpáticos que jalonaron su currículo audiovisual le abrieron las puertas de la pequeña pantalla, desde casi sus inicios en el el mundillo de la interpretación; pero esa popularidad entre los espectadores nunca se refrendó en un reconocimiento estelar y solvente, a nivel personal. De hecho, cuando se produjo su trágica muerte en 2002 (fallecimiento provocado por un tumor cerebral), su agente lamentó que la vida de este querido actor acabara sin obtener la categoría mediática que se le auspiciaba  en sus comienzos: la de ser una especie de nuevo Cary Grant, agraciado con similar glamur escénico al de la movie star de Atrapar a un ladrón.

Precisamente, Anholt siempre tuvo al espigado protagonista de La fiera de mi niña como un referente al que aspirar, desde el punto de vista dramático; y a ello se debió el gusto del desenvuelto Tony hacia la comedia con tintes románticos, que tan buenos resultados le dio a Grant en películas tan inolvidables como Charada. No obstante, y a pesar de la citada elección artística de TA, fueron los personajes de acción los que otorgaron mayores alegrías al padre de Christien Anholt a lo largo de su intermitente y brillante carrera delante de las cámaras.

Parte de la inesperada dirección que tomó la carrera de Tony la tuvieron Gerry y Sylvia Anderson, creadores televisivos y productores de algunas de las series más internacionales con el sello made in Great Britain de los sesenta y setenta; ya que ellos fueron los primeros en atisbar el potencial de Tony en tareas de investigador privado, al contratarle para encarnar al elegante y donjuanesco Paul Buchet, en Los protectores. Esta entretenida obra seriada, cuyos títulos de crédito contaban con el hit In the Avenues and Alleways de Tony Christie, hizo que Anholt destacara entre los aficionados al género policiaco, al lado del norteamericano Robert Vaughn (Harry Rule) y de la bella Nyree Dawn Porter (Condesa Carolina di Contini).

Durante setenta y dos episodios, grabados entre 1972 y 1974, Tony mostró sus credenciales como galán de acción, y remarcó sus virtudes innatas para engatusar a las jóvenes isleñas. Rol que el actor de Singapur intentó engrandecer con sus trabajos posteriores.

Tony Anholt
Tony Anholt alcanzó el punto culminante de su carrera con “Espacio 1999”

Papeles secundarios en éxitos de la pequeña pantalla del país comandado por Isabel II, como Tensión y Coronation Street, ayudaron al que fuera pareja sentimental de la actriz Tracey Childs a ser un profesional del espectáculo televisivo a tener en cuenta, cuando los directores de casting buscaban a hombres jóvenes de aspecto refinado, y con un aguerrido olfato para la conquista de las damas más esquivas. Así lo demostró con su colaboración en La familia Strauss (1972), o en su aparición como capitán del ejército de los húsares, en Napoleón y el amor (1974).

TONY ANHOLT ERA DIFERENTE A LOS GALANES HABITUALES DE NACIONALIDAD BRITÁNICA

Desde su éxito en Los protectores, y tras unos años de papeles secundarios con escasas secuencias, el matrimonio Anderson volvió a contar con Tony Anholt, cuando la pareja tomó la decisión de potenciar la popularidad del serial de ciencia ficción titulado Espacio 1999, entre 1976 y 1977, en vistas de comenzar la grabación de la segunda temporada de este clásico serial a seiscientas veinticinco líneas.

ITC Entertainment había comunicado a Gerry Anderson la necesidad de aportar un revulsivo para el serial, que aligerara las tramas y acercara sus pretensiones a los parámetros galácticos y populares de Star Trek. Para ello, los guionistas de Espacio 1999 inventaron a una alienígena llamada Maya (Catherine Schell), que venía a ser una especie de Mr. Spock en clave femenina, aunque con cualidades tan atrayentes como la de ser una metamorfa. Pero ella no fue la única novedad; ya que, como pareja de tan singular personaje, también se incorporó a la tripulación un atractivo jefe de seguridad de origen italiano, que cautivó el corazón de Maya: un licenciado por la Universidad de Florencia llamado Tony Verdeschi, papel que recayó en el entonces treintañero Tony Anholt.

Los veintidós capítulos que duró esta inmortal y popera producción de ciencia ficción colmaron las expectativas profesionales de TA; pero, al final, Espacio 1999 no inició la anhelada tercera temporada, y la base lunar Alpha clausuró su travesía por desconocidos planetas, en el capítulo dedicado a los agresivos Dorcons.

Tony Antolt
Tony Anholt causó sensación, en “Espacio 1999”

La excelente caracterización del simpático e ingenioso Verdeschi regaló a Anholt una fama bastante notable a nivel mundial, aunque esto no se tradujo en la esperada línea continua encaminada a su ascenso al estrellato.

Después de Espacio 1999, con excepción de las participaciones más o menos prolongadas en Triangle (1981-1982) y en Los últimos días de Pompeya (superproducción con capital estadounidense, en la que Tony dio vida al nihilista y jugador Lepidus), pequeñas actuaciones en Only Fools and Horses (1985) o Misterio (1984) conformaron la realidad profesional del galán de Los protectores.

Sin embargo, la oportunidad de destacar volvió a llamar a las puertas del británico con aspecto latino, con Howard’s Way (1985-1990). Cuando se incorporó al elenco principal de esta producción, Tony Anholt consiguió, con su caracterización del conquistador y aventurero Charles Frere, elevar los números de share de una soap opera que levantó el vuelo tras sus modestos comienzos: Y todo ello se debió a la popularidad desplegada con su rol del romántico aristócrata, amante de los yates, los aviones, y de la vida disipada, nominado Charles Frere. Por si fuera poco, el tirón de este TV show se vio reforzado con el enamoramiento de Tony y de su compañera de reparto Tracey Childs.

A tenor del currículo del actor nacido en Singapur, Howard’s Way fue la última gran obra televisiva en la que participó el prometedor galán bautizado Anthony Anholt: un actor de indudable talento artístico; el cual nunca tiró la toalla ante las adversidades, ya que siempre confió en sus indudables cualidades interpretativas.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language