Russell Crowe y las pelis peligrosas

El oscarizado intérprete de "Gladiator" experimenta la pesadilla de un actor asediado por el papel que realiza en una cinta de terror sobrenatural, dentro de la angustiosa movie "The Georgetown Project".

25
Russell Crowe
Russell Crowe (en la foto) se mete en la psique de un actor aquejado de crisis de identidad

Russell Crowe se suele mover con cierta soltura a través de roles que se acercan demasiadas veces a insondables abismos existenciales, los cuales vienen marcados por las múltiples realidades que plantean semejantes creaciones cinematográficas; tanto que al final, estos seres de tinta y papel llegan en numerosas ocasiones a caer en los infiernos de sus desquiciadas personalidades.

Tales costuras morales y éticas han servido a la estrella neozelandesa de L.A. Confidential para construir un vasto CV de caracterizaciones especialmente brillantes, a las que el isleño regala un componente de histrionismo escénico, que no desentona en medio del naufragio sentimental que estos roles detentan. No obstante, y pese a la cuidada técnica dramática que acredita la movie star, RC se ha pasado de revoluciones autodestructivas en algunos de estos ejercicios de transformación escénica; lo que le ha ocasionado provocar un efecto de artificialidad altamente desaconsejable (el oceánico lo exhibió, por ejemplo, en Noé).

The Georgetown Project (el nuevo trabajo de Crowe para la gran pantalla) sirve en bandeja al héroe de Prueba de vida uno de esos individuos retorcidos y complicados, que tanto le gusta interpretar al singular actor nacido en Wellington. En concreto, se trata de un profesional del arte dramático, que se siente atrapado por la historia que describe el guion que está rodando; mientras ve cómo todo su mundo se desmorona por momentos.

Los imaginativos M.A. Fortin (quien debuta como director con esta cinta) y Joshua John Miller (The Mao Game) son los encargados de dirigir a RC en este thriller con atrezo de escape room, que revela una cierta conexión con el metacine (cine dentro del cine); aunque el citado término se entiende en esta ocasión de una manera literalmente psicológica, en la línea a lo narrado en La escalera de Jacob.

Russell Crowe
Russell Crowe rememora de manera figurada la excelente interpretación de Ronald Colman, en “Doble vida”

A medias entre las alucinaciones difuminadas y las percepciones esculpidas por la elasticidad de una lógica acomodaticia, el personaje de Crowe se debate entre precipitarse hacia los cuatros oscuros que se abren ante sí, y la aparente seguridad que ha alcanzado en su ecosistema más inmediato y afectivo, tras unas décadas de desenfreno y abandono voluntario a adicciones de diferentes tipos.

RUSSELL CROWE EXPLORA LOS MIEDOS DE MIMETIZARSE CON UNA PELÍCULA

En 1947, George Cukor mostró en Doble vida la neurosis criminal en la que se veía involucrado un reputado actor, cuando este se enfrentaba a Otelo. En el citado film, Ronald Colman esculpió con esmero la psique enferma de un veterano intérprete del método shakespereano, el cual llegaba a identificar el adulterio de Desdémona con el de su propia esposa.

En una línea más psicodélica, David Lynch se adentró en los laberintos infernales que provocaba un desquiciado rodaje, en la confusa y aterradora Inland Empire (2006).

The Georgetown Project parece recoger partes de ambas obras, para mezclar los mensajes y las esencias de las películas de Cukor y Lynch, con la idea de confeccionar una aventura de misterio y de conocimiento personal y colectivo, en la que todo se puede diluir; incluso la fina frontera que separa la realidad de la ficción, con el objetivo de alcanzar un estado de relato fílmico introspectivo y vaporoso.

Russell Crowe
Sam Worthington (en la imagen) es uno de los actores que acompañan a Crowe, en “The Georgetown Project”

Russell Crowe presta su esforzado físico para configurar la violenta batalla interna que presenta el protagonista de tan peculiar obra en formato de celuloide: el del atormentado Anthony Miller. Una guerra en la este que se plantea si la movie de terror sobrenatural en la que participa está provocando un fatal colapso en su día a día.

Blll Block, por parte de Miramax, y Kevin Williamson, como representante de Outerbanks, son los encargados de financiar el inteligente largo de  Fortin y Miller; cinta cuyas localizaciones se han desplegado por la zona de Wilmington, en Carolina del Norte (USA).

Al lado de Crowe, el elenco interpretativo también cuenta con la presencia de Sam Worthington (Avatar), Ryan Simpkins (Un hombre soltero), Chloe Bailey (Las últimas vacaciones), David Hyde Pierce (Frasier), Adam Goldberg (Salvar al soldado Ryan) y Samantha Mathis (American Psycho), entre otros.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language