Niklas Natt och Dag pasea por 1794

El autor sueco de "1793" publica la secuela, titulada "1794" (Editorial Salamandra): una nueva entrega de esta saga detectivesca ambientada en el Estocolmo de finales del siglo XVIII, ahora con un nuevo protagonista y un sangriento crimen por resolver.

45
Niklas Natt och Dag
Niklas Natt och Dag recupera los tétricos escenarios de “1793”

Niklas Natt och Dag entró con fuerza en el mercado editorial en 2017, con la siniestra obra titulada 1793: una creación extraña y brillante, sobre un cruento asesinato perpetrado en las calles del Estocolmo dieciochesco. Un crimen de naturaleza salvaje, que tenía lugar en los años en que el reinado de Gustavo Adolfo IV intentaba mantener el cordón ideológico con respecto a las explosivas y reivindicativas tesis de la Revolución Francesa.

Un abogado con tifus pernicioso e insalvable, llamado Cecil Winge (una especie de Doc Holliday sin baraja, aunque dotado con un pensamiento analítico de indudable valía), era el protagonista de semejante aventura por la capital de Suecia; investigación en la que estaba acompañado por un impedido veterano de la guerra contra Rusia, nominado Mickel Cardell. Ambos aunaban razón y sentimiento, para dar con el peligroso psicópata que había descuartizado sin piedad el cuerpo de una mujer.

1794 (Editorial Salamandra) sigue las líneas fundamentales de la primera parte, con la que Nikklas Natt och Dag se alzó con el premio al mejor autor sueco novel; y las refuerza con un laberinto de conspiraciones a distintos niveles sociales, con reminiscencias a Asesinato por decreto; y en el que queda de manifiesto el pesimismo humanista que tiñe las páginas  de tan tenebroso libro.

A medias entre la moderación de Jean-Jacques Rosseau y el desfogue alucinatorio del Marqués de Sade (extremos entre los que le gusta definir su estilo el escritor nórdico), el heredero de una de las familias más antiguas del país de Ingmar Bergman despliega una prosa directa y agresiva, destinada a agitar la mente de los lectores, con su gusto por los detalles morbosos.

Niklas Natt och Dag
Niklas Natt och Dag sorprendió a la crítica internacional con “1793”

Este componente sensitivo y voluntariamente polémico le vale a Niklas Natt och Dag para construir un armazón atrayente y casi cinematográfico, nutrido por giros constantes y un ritmo acelerado y cortante. Una fórmula destinada a potenciar el aura de best-seller, que el narrador mima con cuidado milimétrico y abigarrado; sin importarle sacrificar aspectos de hondura deseable, que pudieran ralentizar el fuerte golpeo de un volumen pensado para asfixiar el aliento de los que se acercan a los párrafos de 1794.

NIKLAS NATT OCH DAG Y LA MALDAD SOCIAL

Desde la atalaya privilegiada que le da su notable dominio de la narrativa, Niklas Natt och Dag se permite esgrimir su pluma para ilustrar la podredumbre de los hombres y mujeres, con independencia de la adscripción de clase y de la mayor o menor justicia social que estos soportan.

Así lo muestra a través de los enfebrecidos contextos que sustentan el argumento de 1794, levantados en una Suecia dada a los excesos aristocráticos y plebeyos, y a los comportamientos aberrantes más variados.

La acción de esta esperada secuela arranca en enero de 1794, con la historia de Erik: un muchacho de situación acomodada, que se dispone a contar sus desdichas. Segundo vástago de los dueños de la propiedad conocida como Tres Rosas, el joven entra en desgracia al enamorarse de una chica de baja extracción social. Este hecho obliga al patriarca a alejar a Erik de su entorno habitual, y embarcarle en la guerra contra Rusia. Sin embargo, la muerte del padre y del primogénito del clan le permiten regresar, para recuperar también su pasión por Linnea Charlotta, y casarse con ella. Pero en la noche de bodas, ella aparece muerta, y él es acusado del crimen.

Con todo en contra para evitar el cadalso, el hombre recurre a la ayuda de Emil Winge (hermano pequeño del fallecido Cecil) y de Mickel Cardell, para que averigüen la verdad del impactante y doloroso asesinato.

Niklas Natt och Dag
1794 muestra el siniestro ambiente que se debía vivir en algunas calles de Estocolmo, a finales del siglo XVIII

La posibilidad de asomarse a la imaginativa ventana enfocada hacia el pasado, que diseña Niklas Natt och Dag, es una de las virtudes más llamativas de 1794; al tratar una época tan emocionante como la de la eclosión de la Revolución Francesa. La ilustración y la lucha por el reconocimiento de los derechos humanos y civiles se abrían paso a duras penas, en una Europa gobernada por vetustas y divinizadas monarquías, anquilosadas en un rancio absolutismo de índole imperialista.

A tenor de semejante escenario internacional, en Suecia, en 1792, se produjo un atentado que acabó con la vida del rey Gustavo III; con lo que se dio paso a un ambiente de miedo por parte de los miembros de las clases que detentaban el poder fáctico, hacia el posible levantamiento generalizado de la población más desfavorecida. Semejante hecho se ve reflejado en los movimientos y la investigación llevados a cabo por los personajes que protagonizan 1794.

Este viaje al pretérito propuesto por Niklas Natt och Dag, e ilustrado con pinceladas que recuerdan a la Inglaterra de Jack el Destripador y a la Francia de El perfume, se convierte en un imán de enorme atractivo, capaz de interesar a los que buscan nuevos revulsivos en la novela de misterio con ambientación histórica.

Nota: 1974 estará en las librerías a partir del próximo 4 de marzo de 2021.

Más información

https://www.megustaleer.com/editoriales/salamandra/SD/

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language