Modest Ciuxart hechiza Cuenca

El célebre pintor, escultor y grabador del grupo Dau al Set es objeto de una intensa muestra en el Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca, en la que se exponen algunos de sus mejores trabajos, fechados entre 1955 y 1966.

50
Modest Cuixart
Modest Cuixart desarrolló una plástica de vanguardia, altamente relacionada con las preocupaciones sociales y el humanismo candente de su época/ Foto: “Gran Barroco/ Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca y Modest Cuixart

Modest Cuixart fue a lo largo de su existencia un artista con carné de contumaz aventurero de los pinceles: un creador carente de posiciones acomodaticias, el cual siempre huyó con imaginación de las catalogaciones de hierro impuestas por las modas, los críticos y los movimientos coetáneos; y que nunca paró de experimentar caminos novedosos en su plástica, con los que fortalecer sus visiones orgánicas.

La amplitud de su etapa profesional en el arte pictórico está jalonada por bifurcaciones tomadas a golpe de inspiración, sin importarle más que el ansia de no repetir sus esquemas frente al lienzo. Una obsesión de aprendizajes necesarios, con los que el genial vanguardista nacido en Barcelona abonó su búsqueda incesante del pulso emocional y sensitivo de los hombres y mujeres de su tiempo, en eterno compromiso con la reproducción de las angustias y los problemas sociales de los ciudadanos de a pie.

El Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca, en colaboración con la Fundación Juan March, se acerca al inmenso legado de este médico en ciernes, que abandonó las aulas de la facultad de los galenos en favor de los atelieres surcados por líneas, luces y sombras. Un viaje apasionante y espacial, cuando se cumplen catorce años del fallecimiento de Modest Cuixart, que la pinacoteca de la Ciudad Encantada titula Los años cruciales (1955-1966).

Modest Cuixart
Modest Cuixart enriqueció sus obras con una profunda huella simbolista/ Foto: “Ratacat/ Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca, Modest Cuixart. Colección de Javier Morueco

En las salas preparadas para la ocasión por el Museo de Arte Abstracto Español, la oscuridad de fondos surgidos de los infiernos situacionales soñados por MC se conjunta en siniestro aquelarre con los ocres y naranjas -tal vez violetas y escarlatas-, que concentran la atención de invisibles puntos de fuga. Unas imágenes en las que la materia de los objetos adquiere una notoriedad sorprendente, como si expresaran los pensamientos de la humanidad latente que las evoca.

En torno a esta hoguera de barnices agresivos y espátulas figuradas, la idea de un Informalismo deformado voluntariamente se alza con el protagonismo heroico de las vanguardias mártires, pletóricas de mensajes distópicos.

MODEST CUIXART Y EL TIEMPO DE LA TRANSICIÓN

La propuesta de Los años cruciales, consistente en acotar el recorrido en torno al intervalo que va de 1955 a 1966, confirma el momento decisivo que marcó la citada década, en la carrera del que fuera uno de los fundadores del mítico grupo Dau al Set. Esta época comienza con la determinante estancia de Cuixart en la urbe de Lyon (Francia), y concluye con la legendaria exposición que el creador ofreció en la galería barcelonesa René Metras, en 1966, cuando el artista renuncia abiertamente al Informalismo que había desplegado en sus inicios.

Durante esas enérgicas jornadas de caballete e influencias variadas (de galeristas como Marcel Michaud a compañeros como Pablo Picasso), el pintor catalán paseó sus visiones en gran formato por algunas de las ferias y los muesos más importantes del mundo, al tiempo que escarbaba en sus assemblages lenguajes capaces de traducir sus laberintos emocionales y simbólicos, eternamente pegados a su interés por unir arte y ciencia (o lo que es lo mismo, humanismo y materia orgánica).

Modest Cuixart
Modest Cuixart evolucionó hacia la creación de un lenguaje propio/ Foto: “Pintura (fragmento)”/ Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca/ Modest Cuixart

La exposición del Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca selecciona algunas de las obras más importantes de esa etapa de madurez, en la que Cuixart tomó partido por un ambicioso programa de exploración plástica. Bien con técnicas como la del goteo (dripping), o la de la libertad matérica en cosmos expansivos, el autor de los impactantes relieves lyoneses acontece como maestro de ceremonias de un parque de secuencias electrizantes, que van de la angustia a la preocupación existencial.

Un grupo de cuadros y grabados en los que se percibe el poso irreductible de un artista constructor de espacios impensables. Y al que el cineasta Jean-André Fieschi le dedicó el cortometraje Cuixart, permanencia del Barroco (película de 1963 que se puede contemplar en la muestra, junto con otros documentos que testifican la intensa labor de este artista legendario y altamente humanista).

Nota: Cuixart: Los años cruciales (1956-1966) estará en el Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca desde el próximo 25 de febrero, hasta el 30 de mayo de 2021.

Más información en

https://www.march.es

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language